Monasterio de Santa María de Iranzu el Císter en Navarra

“En el fondo de un valle cerrado, cerca de un río en el que el agua fluya generosamente y, como horizonte, el cielo para estar más cerca de Dios”, estas fueron las condiciones preliminares para la construcción de la Abadía de Iranzu. 

Monasterio de Irantzu en el valle de Yerri - Navarra

Monasterio de Irantzu en el valle de Yerri – Navarra

Iranzu se asienta en el precioso valle de mismo nombre entre las las montañas de Yerri, en un paraje solitario, oculto y olvidado a pesar de que el Camino de Santiago discurre a tan solo unos doce kilómetros.

Ese toque de olvido, de nostalgia, es lo que le hace más bello y atractivo. Irantzu parece un lugar de leyenda, un paraje de ensueño de verdes colores de los que deriva su nombre (Irantzu=Terreno de helechos).

Llegamos hasta aquí gracias a la recomendación realizada por la Asociación Tierras de Iranzu que nos animan a visitar una zona olvidada en las guías turísticas convecinales de Navarra. La ruta ha comenzado unas horas antes, ya que primero hemos visitado la Bodega Tandem.

Llegamos hasta el monasterio en un día gris e invernal a través de interesantes carreteras locales que muestran un paisaje cómodo y verdoso, donde de vez en cuando, pequeños pueblos de casas blancas y rojos tejados rompen la monotonía del verde.

Pinceladas históricas del Monasterio de Iranzu

Existen noticias de este lugar desde el siglo XI cuando se asentó en la zona una pequeña comunidad benedictina que construyó una iglesia. Un siglo después el Obispo de Pamplona, Pedro de Artajona, mada constuir un cenobio cisterciense con monjes llegados de Francia.

El monsterio vive siglos de esplendor entre el XII y el XIV donde se terminan las diferentes dependencias que hoy se pueden visitar, como la Sala Capitular, el magnífico Claustro y la Iglesia de Nuestra Señora de Iranzu.

Claustro del Monasterio de Iranzu

Claustro del Monasterio de Iranzu

La llegada de la peste negra y sucesivas batallas mellan la época de esplendor. Con la desamortización de Mendizábal llega la exclaustración de la comunidad en el año 1839 y su posterior aislamiento.

El monasterio pasa a manos del Estado, pero queda en total abandono. En el año 1942 se inicia la rehabilitación realizada por la institución Prinicipe de Viana. Actualmente el monsterio cuenta con una comunidad de monjes teatinos.

Dependencias visitables

La visita puede hacerse por libre o con guía y se inicia en el espléndido claustro cisterciense que te transporta al pasado en cuando traspasas la puerta de acceso al mismo.

Posiblemente el día gris, la nieve y el susurro del viento, nos ha mostrado un lugar sereno, solitario, de fuerte carácter melancólico.

Iranzu contiene las típicas formas del Císter, un mestizaje entre el románico tardío y el gótico incipiente observables, sobre todo, en los cuatro pasillos del claustro.

Interior del jardín y parte del claustro cisterciense

Interior del jardín y parte del claustro cisterciense

Destaca el delicado Lavatorio gótico desde el que se accede a las diferentes dependencias como la Sala Capitular, cocina, salas de castigo y jardín.

Lavatorio gótico

Lavatorio gótico

Sala Capitular

Sala Capitular

La restauración ha sido exquisita. El preciso y precioso detalle de las columnas, capiteles y del conjunto en general, no nos hace pensar que la mayoría del edificio es de 1942.

Para los amantes de la historia del arte, Iranzu es un buen libro al aire libre, sobre todo para el estudio de la transición de dos estilos arquitectónicos.

Detalle de capitel

Detalle de capitel

Pero la joya del conjunto está en su iglesia románica dedicada a Nuestra Señora de Iranzu cuya sencilla talla románica preside el sencillo y aústero altar. 

Nuestra Señora de Iranzu

Nuestra Señora de Iranzu

Del siglo XII, es un claro ejemplo de arte cisterciense, un aústero edificio de tres naves con dos rosetones por donde accede la luz natural.

Iglesia cisterciense de Iranzu

Iglesia cisterciense de Iranzu

El día es muy frío, y las instancias de Iranzu aún más, por lo que decidimos calentarnos un rato y esperar que la nieve afloje un poco antes de regresar a Pamplona. En el recinto del monasterio hay un bar-restaurante donde ofrecen caldo caliente, ¡toda una tentación!

Entablamos conversación con el porpietario, quien lleva más de once años al frente del negocio. Mientras nos calentamos, nos muestra las fotos del lugar antes de la remodelación. Las imágenes parecen sacadas de alguna guerra.

También nos explica las diferentes actividades que se pueden hacer en Iranzu, como rutas senderistas, excursiones familiares, etc.

Un caldo que calienta hasta el alma

Un caldo que calienta hasta el alma en el Bar Iranzu

Exterior de la Iglesia de Iranzu

Exterior de la Iglesia de Iranzu

Abandonamos Iranzu con una extraña sensación entre nostalgia, meláncolia y serenidad. Seguimos nuestra ruta por el valle de Yerri. 

Imágenes bucólicas que ofrece Iranzu

Imágenes bucólicas que ofrece Iranzu

Los alrededores y el entorno del valle son ideales para desconectar en plena naturaleza. Desde el merendero se inician interesantes rutas como la que remonta el cañón del río Iranzu.

También se puede llegar caminando hasta la vecina localidad de Abárzuza desde donde parten paseos a través de sus montañas y una ruta histórica, la batalla carlista.

Monumento a la virgen de Puy a las puertas de Abárzuza

Monumento a la virgen de Puy a las puertas de Abárzuza

El valle de Yerri y las tierras de Iranzu han sido un grato descubrimiento en nuestro periplo viajero por Navarra, zona a la que esperamos volver pronto para disfrutar de mejor climatología y recorrer de manera pausada sus rutas, senderos y disfrutar de su historia.

Ver el vídeo

Ver vídeo en 3D

4 Respuestas

  1. jordi (milviatges)

    Pues he quedado maravillado porque conozco varios monasterios del Císter en Catalunya, Asturias, Francia o Alemania, pero desconocía la existencia de este. El claustro con su lavatorio son preciosos y siguiendo el modelo “oficial”.
    Me alegro ver que Carmelo se va soltando con la pluma!

    Responder
  2. Cristina

    Me quedo con ese claustro ¡¡¡qué maravilla!!! Y no se como fue estar allí con ese día tan gris, pero en las fotos parece el marco perfecto para rodar la segunda parte de El nombre de la rosa (si a hubiera)
    Un abrazo

    Responder
  3. Netikerty

    Con lo cerquita que lo tengo y todavía no lo conozco, no tengo perdón de Dios!!! Después de leer tu post, de este año no pasa!!!! Me guardo todo lo que cuentas.

    Responder
    • Eva Puente

      jajajja, pues a veces pasa, que lo cercano es lo que dejamos siempre para el final :-). Gracias por el comentario! Te recomiendo en esta época porque en invierno hace muchoooo frio!!!!

      Saludos,
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.