Tres propuestas ecoturísticas en Girona

Con motivo de la celebración del primer Fòrum ENS (Ecoturis­mo, Naturaleza y Sostenibilidad) en Cataluña, que coincide con el año Internacional del turismo sostenible para el desarrollo, hemos sido invitados junto a Ana Escriche de Planeta Dunia a participar en el blogtrip diseñado por la agencia Trescalia y Patronat de Turisme Costa Brava Girona para disfrutar y analizar tres propuestas ecoturísticas en Girona, concretamente en las comarcas del Ripollés, La Garrotxa y Baix Empordà.

Tres propuestas que muestran que el otoño es una época perfecta si decides hacer una escapada rural por el interior de la provincia.

1. Escapada al Parc Natural de les Capçeleres del Ter i del Freser. Es el más nuevo de los parques naturales catalanes situado en la comarca de el Ripollès, con un total de 14.000 hectáreas repartidas por la alta montaña pirenaica. 

Incluye los  municipios de Setcases, Queralbs, Planoles, Ribes de Freser, Pardines, Vilallonga de Ter y Molló, famosos por ser la “cuna del excursionismo catalán” que incluyen las estaciones de esquí de Núria y Vallter.

De la mano de la asociación CEA Alt Ter puedes realizar un buen número de rutas y actividades. En nuestro caso comenzamos la visita al parque en el Centro de Interpretación situado en Queralbs, localidad de alto valor natural de la que parten las rutas que llevan hasta el valle de Núria.

El pueblo es encantador, un bonito conjunto homogéneo de casas de piedra y pizarra. El agua es su principal valor, los ríos Ter y Freser nacen a pocos kilómetros y dan nombre al recurso natural que visitamos junto a Xavier, uno de los integrantes de la asociación.

Prepárate para la desconexión total y para disfrutar con tranquilidad todo lo que esta zona te ofrece.

Queralbs cuna del excursionismo catalán

Tras entender las características singulares del parque gracias a las magníficas explicaciones de Xavier y del técnico del Centro de Interpretación damos un paseo por el pueblo que nos atrapa con su preciosa arquitectura y su peculiar iglesia, joya del románico gerundense.

El parque debe su nombre a los dos ríos que nacen en el territorio, el Ter y el Freser, cuyas cuencas discurren a veces juntas a veces separadas por los magníficos valles que llevan sus nombres, uniéndose en la ciudad de Ripoll. 

Xavier es todo un experto y sus explicaciones sobre la flora, fauna y características de la zona nos tienen hipnotizadas, cualquier detalle, cualquier pregunta es relatada con una sabiduría que sale del corazón y eso se transmite.  

Un corto recorrido en coche nos acerca hasta Planoles, concretamente al Collet de les Barraques desde el que parte la Ruta de l’Isard i les Marmotes (ruta de la Gamuza y de las marmotas). 

Ruta de las gamuzas y las marmotas en el Parc Natural de les Capçeleres del Ter i del Freser

El mejor premio a esta jornada de senderismo es un retiro en el hotel Resguard dels Vents, alojamiento familiar perfectamente integrado en su entorno que comparte los valores ecoturísticos que se empiezan a detectar en la zona.

Productos locales en su mesa, aprovechamiento de los recursos desde un punto de vista sostenible y amor por el detalle.

Merece la pena llegar hasta Ribes de Freser por diferentes motivos, entre ellos, disfrutar de este bello alojamiento.

Hotel Resguard dels Vents en Ribes de Freser

2. Propuesta gastronómica singular: La cocina volcánica de La Garrotxa. Olot es un buen punto de partida para una experiencia gastronómica de calidad. La comarca de La Garrotxa ha sabido confeccionar unos platos peculiares y autóctonos que se reúnen bajo el sobrenombre de Cuina Volcánica (cocina volcánica) en honor a los volcanes que la han dado fama y a sus productos de proximidad.

En el restaurante La Quinta Justa degustamos platos que saben al Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa.

Un festín de productos kilómetro cero soberbiamente explicados por el camarero. Mi condición de vegetariana no fue impedimento para poder degustar una interesante variedad de comida.

Cocina volcánica en La Garrotxa

La Vía Verde del Carrilet se inicia en Olot y recorre más de 50 kilómetros hasta su final en la ciudad de Girona a través del trazado de la antigua vía de tren de vía estrecha.

Tras la satisfacción de una buena mesa puedes alquilar una bici y llegar pedaleando hasta la finca de agroturismo La Xiquella, parada obligatoria en el desconocido Vall d’en Bas, una de las joyas naturales por las que pasa la Vía Verde.

Además de una preciosa casa de turismo rural, en la Xiquella encontramos una quesería que regentan Irma y Oriol, una pareja de Barcelona que decidió cambiar su estilo de vida. De su quesería salen excelentes productos que degustamos en un relajado maridaje con vinos del Empordà. 

El lugar es ideal para familias, grupos de amigos, parejas e incluso para viajeros en solitario que buscan las excelencias de los productos 100% locales. Nosotras hemos disfrutado de algunos de sus quesos premiados en ferias internacionales. 

Quesos y turismo rural La Xiquella en la Vall d’en Bas

En el Hotel La Perla de Olot finalizamos la jornada por La Garrotxa, un establecimiento familiar que ofrece además de habitaciones un buen número de apartamentos.

No obstante si te decides por un alojamiento ecoturístico este hotel no es la mejor opción y por la zona puedes encontrar alternativas más interesantes incluso quedarte en la propia Xisquella.

3. Actividades al aire libre en el Parque Natural del Montgrí, las islas Medas y el Bajo Ter. Si te apasionan los deportes de aventura y al aire libre, de escaso impacto con el entorno natural puedes encontrar una interesante propuesta con el equipo de Kayak del Ter en la localidad de Colomers.

Un relajado paseo que nos muestra la naturaleza desde la perspectiva de los habitantes del Ter (entre los que destacada el galápago europeo, especia en peligro de extinción). El equipo que acompaña las actividades son grandes conocedores del entorno y entre otras actividades también participan en campañas de limpieza del río. 

Personalmente he disfrutado como una enana con esta actividad ecoturística de cero impacto al medio ambiente, personal amable y conocedor del entorno. Un descenso en kayak silencioso como las aguas del río, tranquilo y relajado que me ha servido para despejar la mente y conocer una naturaleza que todavía permanece virgen.

Descenso en Kayak por el río Ter – Colomers

La empresa de aventura Occitània ofrece un sinfín de actividades segmanetadas según el público objetivo (familias, grupos de amigos, despedidas de soltero/a, etc) y vinculadas al territorio del Baix Empordà.

Desde paseos en burricleta a segway, opción elegida para nuestra “excursión” de hora y media por la localidad de Gualta y su entorno repleto de huertos frutales en los que la manzana de Girona y los maizales son absolutos protagonistas.

Si eres un novato en estas artes, no te preocupes, antes de iniciar la ruta te ofrecen una clase rápida para que te familiarices con el segwaySu manejo es mucho más sencillo de lo que me esperaba. Te subes a la plataforma eléctrica, te ponen un casco, guardan tus pertenencias en la práctica bolsa mochila que se sustenta en el manillar y ¡a disfrutar del paisaje!

La empresa Ocitània se ubica en un bonito paraje de la localidad de Gualta

El broche final a este propuesta ecoturística del Baix Empordà es la visita a la localidad de Torroella de Montgrí y un paseo por el Parque Natural del Montgrí, las islas Medas y el Bajo Ter.

Como ves, el interior de la provincia de Girona es un destino muy atractivo si tu apuesta es el ecoturismo. En nuestro caso hemos disfrutado de tres días intensos plagados de paisajes, contrastes, texturas y buena gastronomía, sin olvidar, como siempre, el componente humano que hay detrás de cada una de estas apuestas.

Y tú, ¿te animas a una escapada otoñal por Girona?

Nota de autora: Este es un post remunerado realizado para el Patronat de Turisme Costa Brava Girona y Escapada Rural. Nuestras opiniones son independientes y se basan en nuestra propia experiencia. Este tipo de colaboraciones nos ayudan a continuar con nuestro proyecto viajero. 

6 Respuestas

    • Eva Puente

      Muchas gracias por tu comentario Jorge. Espero que os animéis a recorrer las desconocidas zonas del interior de Girona, son una pasada. Nosotros las hemos disfrutado muchísimo! Y un consejo, también son muy bonitas para el otoño 🙂

      saludos,
      Eva y Carmelo

      Responder
  1. Maruxaina

    Qué bonitas rutas de una zona que no conozco nadita…Además cada vez me atraen más los lugares así, donde poder disfrutar del relax y de un buen queso!
    Abrazos pareja!!

    Responder
    • Eva Puente

      Pues invitada quedas a venir! a ti que te gustan tanto los lugares mágicos y secretos, esta zona te encantará. Girona interior tiene una infinita combinación de posibilidades para quien busque un destino eco, patrimonial y gastronómico.

      Ya sabes, si vienes, aquí estamos!
      Eva y Carmelo

      Responder
  2. Viajando ODV y RCL

    Hola!!! Pero que buenas propuestas nos has mostrado!!! Nosotros no conocemos nada de esta zona y me ha encantado conocerla a través de ti, esta oportunidad de convivir con la naturaleza y los productos locales en una escapada de envidia. No estoy segura cual de las tres propuestas ha sido mi favorita pues todas lucen fenomenales. Saludos 🙂

    Responder
    • Eva Puente

      Muchas gracias por el comentario y encantados de que estas propuestas os hayan gustado!! A veces las rutas de interior ofrecen una perspectiva diferente e interesante para el viajero 🙂

      si venís por la zona no dudéis en contar con nosotros para daros algunas recomendaciones más. Nosostros hemos disfrutado como enanos de esta preciosa zona catalana.

      Saludos,
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.