Amposta-Delta del Ebro, Reserva de la Biosfera en Tarragona

Este viaje comienza al revés, no, no queremos hacer un spoiler de una historia que se inicia unos 900 kilómetros antes. Una bella historia de un protagonista con “sangre dulce”, de bellos reflejos, de infinitos amaneceres y puestas de sol, con millones de fotografías y que habla tres idiomas.

En la provincia de Tarragona finaliza el largo camino del río que da nombre a la Península Ibérica, un final espectacular tras dar vida a los campos, pueblos y ciudades de Cantabria, Palencia, Burgos, La Rioja, Álava, Navarra y Zaragoza.

El río Ebro es el de mayor caudal de España, su nombre deriva del latín Íber, que dio lugar al nombre de la Península Íberica.

En su desembocadura configura una de las zonas húmedas más importantes del Mediterráneo declarada como Parque Natural y Reserva de la Biosfera UNESCO desde 2013. El Delta del Ebro representa una de las escapadas naturales más interesantes de Cataluña.

Delta del Ebro. Fuente: Wiquipèdia

Qué ver y hacer en Amposta-Delta del Ebro

Amposta es la ciudad más importante del río en su desembocadura. Capital de la comarca del Montsià, la última tierra catalana antes de entrar en la comunidad valenciana.

Su historia le viene de lejos. Algunos historiadores sitúan en su término municipal la ciudad de Ibera, capital de los ilercavones, primer gran asentamiento ibérico de la península, hecho que también se disputan las cercanas Tortosa y Sant Carles de la Ràpita.

Sea cual fuere la capital, lo que si es cierto es que nos encontramos en una zona de importante historia y excepcional naturaleza que se aprecia en excelentes productos que dan fama a su gastronomía.

Estas son nuestras recomendaciones si visitas Amposta-Delta del Ebro.

1. Oficina de Turismo 

El que fuera antiguo matadero es ahora un funcional e interesante centro de interpretación e información al visitante. Además de dos exposiciones permanentes, cuenta con un Espacio Gastronómico, Ebrekm0, en el que se imparten talleres sobre la cocina deltaica.

Imprescindible como punto de partida si decides visitar la zona.

Exposición permanente de la oficina de turismo de Amposta-Delta del Ebro

2. Área del Castillo de Amposta

Los lugares más interesantes de la ciudad giran en torno a los restos del que fue Castillo de Amposta, una fortificación medieval edificada sobre las bases de asentamientos íberos y musulmanes. El emplazamiento estratégico junto al Ebro atrajo la mirada de todos sus pobladores.

Camina con respeto por este recinto abierto al público y perfectamente señalizado con plafones informativos que indican cada una de las épocas históricas por las que ha pasado el emplazamiento.

Aunque ahora no se aprecian grandes yacimientos, ni destacados edificios, el lugar ha jugado un importante peso en la historia peninsular. 

Área del Castillo de Amposta

Tras sucesivas guerras y asaltos, el castillo quedó en ruinas y su fama se apeó en el estación del olvido.

En el siglo XIX se aprovecharon los restos para construir el primer molino arrocero de la zona y una fábrica de jabón que actualmente albergan equipamientos culturales y turísticos como por ejemplo la biblioteca pública o la escuela de arte y diseño.

Interior del antiguo molino arrocero reconvertido en Centro Cultural

El Canal de la derecha del Ebro aportó el agua que movía las industrias construidas a finales del siglo XIX y que revitalizaron la zona.

La Festa del Mercat a la Plaça es una reconstrucción histórica que se celebra cada mes de mayo para dar a conocer esta época de esplendor.

Canal derecho del Ebro a su paso por el área del castillo

Deja que tus pasos te lleven a través de las pintorescas calles que rodean la plaça del Castell, como la fotogénica carrer del Fossat.

Carrer del Fossat, un pintoresco rincón del casco viejo 

3. El Puente Colgante

Antes de abandonar la ciudad, acércate hasta la orilla del Ebro para contemplar el símbolo de Amposta, su magnífico Puente Colgante

Al atardecer cuando cae el sol puedes conseguir preciosas fotografías a su alrededor. (Ojo, si eres propenso a las picaduras, prepara cargamento antimosquitos, si no estás atento te pueden amargar el día).

Diseñado por el ingeniero José Eugenio Ribera, se finalizó en el año 1921 convirtiéndose en el segundo puente colgante del mundo construido en hormigón armado tras el puente de Brooklyn, del que tomó su inspiración.

Anochecer sobre los símbolos de Amposta, el Ebro y el Puente Colgante

4. Playa Eucaliptus y Languna de La Tancada

Con seis kilómetros de longitud, esta playa es una de las más admiradas de Amposta-Delta del Ebro por sus arenas suaves y su tranquilidad.

Un lugar virgen, ideal para quienes buscan el relax y escapan de las masificaciones. En sus alrededores se encuentra el camping Eucaliptus, uno de los mejores de la zona por la calidad de sus servicios y ubicación.

Camping Eucaliptus con acceso directo a la playa de mismo nombre

Tanto si caminas por la extensa playa como si vas por el Camí de Baladres en bici, llegarás hasta la segunda laguna más grande del Delta, La Tancada, un oasis para las aves migratorias y para los amantes de la ornitología.

En uno de sus laterales puedes disfrutar de un excepcional mirador desde el que observar y fotografiar a las aves sin molestarlas.

Respeta estos caminos naturales, el Delta se merece nuestro cuidado y admiración que a veces se ve perturbado por inconscientes que pasan a toda velocidad con coches o furgonetas olvidando que el espacio es una reserva natural.

La sorpresa en este paseo viene de la mano de las barracas, elemento arquitectónico tradicional de las zonas arroceras que llegó hasta el Delta de la mano de agricultores valencianos que colonizaron parte de estas tierras y enseñaron las artes del cultivo del arroz a los ampostinos.

La Laguna de la Tancada es un lugar perfecto para la observación de aves

5. Poblenou del Delta

A escasos 20 kilómetros de la ciudad se sitúa la pedanía de Poblenou del Delta, un pintoresco pueblo que emana tranquilidad, creado en 1954 por el Instituto Nacional de la Colonización con el fin de ceder tierras para cultivar arroz.

El que fue Villafranco del Delta hasta el año 2003 (fecha en la que la Generalitat de Cataluña decretó el cambio de nombre) se ha convertido hoy día en un acogedor pueblo de casas blancas dedicadas al turismo familiar y de naturaleza.

Poblenou del Deta, una pintoresca pedanía de Amposta

6. La Laguna de l’Encanyassada 

A unos tres kilómetros de Poblenou se sitúa la Laguna de l’Encanyssada, que con unas 2.000 hectáreas aproximadamente, es la laguna más grande del parque. Se puede recorrer entera a través de unos 18 kilómetros en los que encuentras caminos con y sin asfalto.

Ideal para paseos a pie o en bici. El mejor punto de partida es la Casa de Fusta, el Centro de Información del Parque Natural del Delta del Ebro, un imprescindible si visitas la zona ya que, además de la magnífica información que ofrecen sobre actividades, itinerarios y puntos de interés del parque, cuenta con un magnífico Museo Ornitológico.

Centro de Información del Parque Natural del Delta – Casa de la Fusta

L’Encanyssada sorprende por su interesante salobral y por una zona pantanosa en la que habitan reses bravas (bous ,en catalán,que se utilizan par las fiestas tradicionales de este territorio).

Bous, las reses bravas de Amposta-Delta del Ebro

Algunos de sus pequeños canales pueden recorrerse gracias a la propuesta que realizan desde la empresa Lo Mas de la Cuixota, un completo área de servicios que ofrece entre otras actividades un agradable paseo en barcas de perchar.

Os aseguro que no hay nada más relajante y a la vez más temerario que hacer un recorrido con estas barcas que parecen sencillas de manejar, pero que tienen su técnica.

Paseo por l’Encanyssada con las barcas de perchar

Las barcas de perchar eran el medio de transporte utilizado para transportar sacos de arroz, la pesca o la caza a través de las canalizaciones que pasaban por las fincas privadas.

Para navegar en estas aguas no se utilizaba ni motor, ni remos, ni timón, las pequeñas embarcaciones de madera se manejan con un largo palo de madera conocido como percha.

¡Parece fácil, pero para dar el paseo, necesitas unos minutos de instrucción previa si no quieres dar con tus huesos en las aguas de la laguna!

7 . Visitar un molino arrocero

Imprescindible para entender la historia viva de este territorio. En Amposta-Delt del Ebro casi todo giro en torno del arroz y su cultivo. La mayoría de las fiestas, la economía, la gastronomía, el turismo.

Los arrozales son un paisaje único y forman parte de la inclusión de las Terres de l’Ebre como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Campos de arroz en el mes de mayo

El molino familiar Lo nostre arròs ofrece la posibilidad de visitarlo. De la mano de Tomás, su propietario, conocerás los secretos de una de las plantas más aprovechables que nos da la naturaleza.

Productos del Molino Lo Nostre Arròs

Amposta-Delta del Ebro es una caja de sorpresas donde se abre un amplio abanico de actividades y propuestas para hacer en plena naturaleza mientras disfrutas de uno de los humedales más importantes de la Peninsula Ibérica.  

Vídeo experiencia Amposta-Delta del Ebro

 

Vídeo en 3D.

Recomendaciones generales para visitar el Delta del Ebro

– ¿Cómo llegar? Te dejamos las recomendaciones de la oficina de turismo de Amposta aquí.

– El Delta es una Reserva de la Biosfera por lo que es muy importante que cuides el entorno. Desde Amposta puedes llegar hasta los diferentes puntos de interés en bicicleta. Hay una buena red de carril-bici y carreteras transitables. La sostenibilidad y la apuesta por un turismo responsable son claves para que este paraíso natural siga existiendo.

– Al ser zona de humedales debes protegerte si eres propenso a las picaduras de los mosquitos.

– Protección solar, sombrero y agua para hidratarte.

– Utiliza los diferentes centros de acogida al visitante para informarte de los mejores itinerarios, miradores y lugares en los que practicar alguna actividad.

– El Delta y sus localidades son muy atractivas por su gastronomía basada en los productos locales, de kilómetro cero. La zona cuenta con un buen número de restaurantes donde degustar la cocina típica basada en el arroz y el pescado. En Lo Mas de la Cuixota, además del paseo en barco de perchar disfrutamos de la denominada “cocina deltaica”, una experiencia gastronómica en el interior de una barraca.

 – La oferta de alojamientos también es muy interesante, puedes encontrar desde pequeños hoteles a masías o casa rurales. Si te apetece una experiencia familiar al lado de la playa, te recomendamos el Camping Eucaliptus un clásico de la zona. 

Nota de autora: Este es un post realizado en colaboración con la Oficina de Turismo de Amposta. A pesar de ello, nuestras opiniones son sinceras y basadas 100% en nuestra experiencia. Gracias a este tipo de colaboraciones remuneradas podemos seguir adelante con nuestro proyecto.

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Un objetivo: la vuelta al mundo!

6 Respuestas

  1. Lilián

    Eva con tus post aprendo y disfruto. Gracias por eso. Este lugar, Amposta, es maravilloso y dan ganas de conocerlo. Caminar por el casco viejo debe ser una delicia. Y esos arrozales..!wow! Estoy contenta porque en este viaje pude aunque sea conocer un pedacito de este gran río que dió nombre a tu tierra.
    Saludos Viajeros
    Beso grande amiga.

    Responder
    • Eva Puente

      Un gran abrazo amiga!!! Que bueno que conocieran el Ebro, un río excepcional. Nos alegra que sigas disfrutando y aprendiendo con nuestro blog, compartir lugares desconocidos y poco masificados sigue siendo objetivo primordial de nuestro trabajo.
      Un superabrazo y saludos viajeros!

      Eva y Carmelo

      Responder
  2. Netikerty

    Que curiosa la nueva actividad del antiguo matadero reorientada en la oficina de turismo. Me apetece mucho visitar Cataluña y esta excursión al delta del Ebro sería una de las etapas.

    Responder
    • Eva Puente

      Pues si Cris, a nosotros nos encantan este tipo de reutilización de espacios y otros más que se han hecho en la localidad y que forman parte de un turismo industrial incipiente. Cuando vengáis para Cataluña, avisar y os damos una buena referencia de lugares, entre ellos, evidentemente, el Delta del Ebro.

      Saludos viajeros,
      Eva y Carmelo

      Responder
  3. jordi (milviatges)

    Ya veo que os lo pasásteis genial. Llevo ya un tiempo queriendo visitar la zona y no me acabo de decidir, pero estos posts me están poniendo los dientes largos. Me ha encantado este paseo por l’Encanyssada y el pueblecito de Poblenou. Y este licor de arroz que me puedo imaginar desde ya.
    A ver si cae en otoño o primavera que viene el Delta!

    Responder
    • Eva Puente

      Pues a animarse tocan que el delta bien lo merece! El otoño puede ser una época muy interesante cuando los campos de arroz han vuelto a cambiar de color. Además todo el Parque Natural ofrece un buen número de actividades al aire libre para realizar en familia. ¿te tienes que animar si o sí!

      Saludos viajeros,
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.