Guía completa para viajar a Valonia

Valonia es un región mal explicada o poco entendida, quizás su modestia frente a la archifamosa y medíatica Flandes la ha mantenido en una especie de letargo, en un cajón del olvido, esperando a ser descubierta, y es precisamente ese “olvido” lo que ha hecho que se mantenga natural, poco saturada de hordas turísticas, conservando cierto halo de misterio y encantoPor todo ello hemos preparado este guía sobre qué ver y hacer en Valonia, pensada para todas aquellas almas viajeras que tengan curiosidad por adentrarse en la región belga. Tómate tu tiempo, para viajar a Valonia, a pesar de ser un territorio pequeño, hay mucho por ver y hacer.

Seguro que eres uno de esos viajeros despistados que ha visitado Bruselas y Flandes, pero desconoce que a pocos kilómetros se extiende otra fascinante región de Bélgica, un mundo por explorar que concentra una buena parte de la historia de Europa. Desde las cruzadas hasta la Segunda Guerra Mundial pasando por épocas de conquistas romanas y de míticas leyendas. 

Uno de nuestros destinos favoritos, al que hemos tenido la oportunidad de viajar en tres ocasiones.

Distintivo de los pueblos más bellos de Valonia

Distintivo de los pueblos más bellos de Valonia, una de las rutas más interesantes para viajar a Valonia

Aunque la región está bien concectada por tren con las ciudades más importantes del país, Valonia está repleta de pequeñas poblaciones, de rutas históricas, de la cerveza y patrimoniales que solo se pueden disfrutar con coche. Viajar a Valonia es una interesante opción si te apasionan los road trip. 

Las carreteras son cómodas, de fácil conducción. Existen pocas zonas de curvas que se concentran en la provincia de Luxemburgo, cercana a Francia y al Gran Ducado de Luxemburgo.

Valonia se comunica por excelentes autovías que cruzan la región y que atraviesan sus principales ciudades: Namur, Dinant, Charleroi, Lieja, y que llegan directamente hasta la capital, Bruselas.

Pero si quieres descubrir la autenticidad valonesa debes perderte por sus carreteras secundarías que se convierten en interesantes rutas a la caza de patrimonio desconocido.

¿Qué no debes perderte para viajar a Valonia?

La región se divide en cinco provincias que destacan por diferentes motivos:

1. En la provincia de Namur se encuentra la capital valona, Namur, una ciudad bañada por los ríos Mosa y Sambre. Destaca por la impresionante ciudadela y por su homogéneo casco histórico.

La pequeña joya de esta provincia se llama Dinant, una postal convertida en ciudad. Cuna de Adolf Sax, creador del saxofón y sede de una de las abadías trapenses más famosas de la ruta de la cerveza belga, Leffe.

En Rochefort, además de degustar buena cerveza, hay que visitar la Abadía de Notre Dame de Sante Rémy. Imprescindible subir hasta el castillo de los condes de Rochefort. Los alrededores cuentan con un buen número de grutas para visitar como las de Han sur Lesse.

Dinant

Dinant la perla de Valonia

– 2. La provincia de Bravante Valón es la más plana de la región. El lugar más elevado es la Colina del León, una montaña artificial construída como conmemoración de la batalla de Waterloo, en la localidad de mismo nombre que cuenta con museo, campo de batalla y recreación histórica, un lugar único para los amantes de la historia Europea.

Los lagos (como el de Genval), jardines, bosques y pequeñas ciudades del Bravante Valón son una alternativa de ocio a la saturada capital, Bruselas, que se encuentra a pocos kilómetros

El castillo de La Hulpe y la Abadía cisterciense de Villers-la-ville son dos joyas a visitar de la provincia.

Colina del León - Waterloo

Colina del León – Waterloo la historia es un importante factor para viajar a Valonia

– 3. Lieja nos solo es el nombre de la capital económica de Valonia sino que da nombre a otra de las provincias valonas.

Visitar Lieja, capital administrativa de la provincia, es dejarse sorprender por una ciudad dinámica, cargada de tipismo y a la vez cosmopolita, nexo de comunicaciones de la vieja Europa y antiguo motor económico e industrial de la zona. La ciudad ardiente, reflejada en el río Mosa destaca por su rico patrimonio y su ambiente estudiantil.

La localidad de Spa es conocida internacionalmente por su circuito de Fórmula 1 y por dar nombre genérico a todos los centros termales del mundo. Uno de los centros de veraneo más interesantes de Europa. Disfruta de sus antiguas Termas, de sus museos, pero sobre todo del Casino más antiguo de Europa.

frontal rio lieja liège bélgica

El Mosa baña un buen número de importantes localidades valonas como el caso de Lieja

– 4. En la provincia de Henao se sitúa el principal aeropuerto de la región, Charleroi, que es a la vez una de las ciudades más importantes conocida como Cuna del Cómic.

La capital, Mons, conserva un bello casco antiguo donde sobresale la Plaza Mayor con el edificio del ayuntamiento, así como la Torre Campanario (Patrimonio UNESCO), el Museo Doudou o la Colegiata de Sainte Wadru.

Tournai, la ciudad bimilenaria, una de las más antiguas de Bélgica cierra la trilogía de las villas imprescindibles que visitar en la provincia de Henao.

La Mona de Mons, símbolo de la ciudad

La Mona de Mons, símbolo de la ciudad

– 5. La provincia de Luxemburgo es un paraíso para los amantes de la naturaleza, del turismo activo y de los pueblos pintorescos. No confundir con el Gran Ducado de Luxemburgo, país con el que hace frontera.

Durbuy, es una de sus joyas, considerada como la ciudad más pequeña del mundo destaca por su casco antiguo, la delicadeza de su arquitectura y el Parque de Topiarias junto al río Ourthe.

Bouillon y su castillo consiguen transportar al viajero hasta la baja Edad Media, a una época de cruzadas y de señores feudales. en esta localidad nació Godofreo de Bouillon, artífice de la Primera Cruzada. Imprescindible disfrutar de esta bella localidad ribereña bañada por el río Semois.

Las localidades de Arlon (capital de la provincia), Bastogne y La Roche en Ardenne forman parte de una interesante ruta, la de la batalla de las Ardenas. Las tres localidades son un libro de historia en abierto. 

Pasear por parques naturales como el de Les Deux Ourthes, descubrir una buena colección de los pueblos más bellos de Valonia o conocer el origen de la cerveza en abadías como la de Orval son una pequeña pincelada de todo el universo que nos ofrece las Ardenas, una región natural dentro de esta provincia.

terraza panorámica en el jardín de Topiarias - Durbuy

Jardín de Topiarias – Durbuy

¿Te interesa viajar a Valonia? No te pierdas estos tips

Valonia tiene una amplia oferta de actividades para ofrecer al visitante, te dejamos nuestra selección TOP de las cosas más interesantes que puedes hacer al viajar por Valonia:

1. Ruta de la Batalla de las Ardenas. Si eres un apasionado de la historia de las Guerras Mundiales, en Valonia encontrarás una interesante ruta que pasa por los principales escenarios de la batalla de las Ardenas.

Las localidades de Bastogne, con el Museo de la Guerra y el Memorial Madarsson o La Roche en Ardenne y su colección de tanques son puntos imprescindibles en la ruta.

Batalla Ardenas

Vía de la libertad, una ruta de memoria histórica en Valonia

2. Uno de los atractivos con los que cuenta Valonia es su Patrimonio Industrial herencia de un pasado vinculado a la extracción de carbón. Imprescindible visitar el conjunto de antiguas minas recuperadas declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, entre las que destacan Le Bois du Luc o Le Grand Hornu.

Espectaculares resultan lugares como el ascensor de Strépy-Thieu ( a unos catorce kilómetros de Mons), una obra de ingeniería moderna que te deja sin palabras. El de Strépy es el ascensor de barcos más altos del mundo y salva un desnivel entre dos canales navegables de 73,15 metros.

Entrada al canal

Entrada al Canal du Centre donde se sitúa el ascensor de barcos

3. Ruta de los Pueblos más bellos de Valonia. Un total de veinticuatro pueblos repartidos a lo largo de la región incluídos en la lista oficial cuando cumplen una serie de requisitos que se relacionan con el paisaje, entorno natural, historia y patrimonio.

La ruta nos introduce en la Bélgica rural y desconocida, una opción slow travel donde quedarás sorprendido también por la interesante oferta gastronómica.

Sohier - Uno de los pueblos más bellos de Valonia

Sohier – Uno de los pueblos más bellos de Valonia

4. Visita los Jardines del Mundo, Pairi Daiza. Posiblemente uno de los lugares más bellos del país situado en la localidad de Brugelette, entre Mons y Ath donde tendrás la oportunidad de disfrutar de un día en contacto con la naturaleza y los animales.

Un planazo si viajas en familia ya que Pairi Daiza está considerado el parque botánico y zoológico más bello de los Paises Bajos. Las manos de artesanos llegados de los cinco continentes han otorgado al lugar de una singular belleza.

¡Pasar un día aquí es hacerlo en el Paraíso!

5. Aprende el antiguo oficio de maestro papelero en Redu, el pueblo del libro. De la mano de Monsieur René Lefer conocerás los secretos de la fabricación artesanal de papel en una localidad famosa internacionalmente por tener más librerías que restaurantes.

¡Regresa a casa con el papel hecho por ti mismo y presume de tus dotes artesanales!

Pero Redu también guarda un interesante secreto, si eres amante de la ciencia y el espacio, visita la sede de la Agencia Espacial Europea (ESA) que se encuentra en la localidad.

Monsieur Rene Lefer nos introduce en el mundo de la fabricación artesanal de papel

Monsieur Rene Lefer nos introduce en el mundo de la fabricación artesanal de papel

6. Haz turismo activo y natural por alguna de las reservas naturales. ¡Cálzate unas botas y prepárate para caminar entre bosques y espacios naturales que se conservan vírgenes!

La zona de las Ardenas está considerada como el pulmón verde de Bélgica y ofrece una amplia oferta de actividades.

Lánzate a una aventura fluvial y disfruta de los paseos en Kayak por ríos como el Semois o el Ourthe, disfruta de rutas a caballo o en bici por la Red de Vías Lentas

7. Degusta el producto nacional más famoso en la Ruta de la Cerveza. Valonia es el lugar ideal para realizar un recorrido en pos de los “templos cerveceros” de Europa. Abadías trapenses, fábricas míticas o pequeñas brasserias artesanales colman las expectativas del viajero enamorado de esta rica bebida que en Bélgica se eleva a producto del Olimpo.

En Valonia encontrarás una multitud de cervezas elaboradas con las aguas de manatiales de una pureza excepcional.

La ruta está señalizada y pasa por hitos tan importantes como las abadías de Orval, Leffe, Rochefort o Floreffe entre otras.

Degustando cervezas de Floreffe.

Degustando cervezas en la Abadía de Floreffe

8. Sal al encuentro de delicados y elegantes castillos. No hay una ruta específica que lleve a conocer la interesante colección de palacios y “castilo-granja” que salpican la región de Valonia, pero merece la pena buscarlos.

Los hay de diferentes proporciones y utilidades, así como de estilos arquitectónicos y épocas. Desde el castillo medieval de Bouillon al elegante Château du Lac (Genval) pasando por delicados ejemplos de casas palaciegas que conformaban los “Castillo-Granja” como el de Thom-Samson o Mozet.

Interior del Castillo-granja de Thon

Interior del Castillo-granja de Thon

9. Valonia en bici. El cicloturismo ha despuntado fuerte en esta región donde podrás disfrutar en solitario, en familia, con amigos o en pareja de una buena Red de Vías Verdes, conocidas en Valonia como RAVel, más de 1.300 kilómetros de recorridos en bicicleta de montaña o de paseo que también están reservados a peatones, jinetes, rollers y personas con movilidad reducida.

Seas el tipo de viajero que seas, en Valonia encontrarás tu lugar.

Passerelle botanique junto al río Mosa un largo carril bici para disfrutar de la ciudad desde otro punto de vista

Passerelle botanique junto al río Mosa un largo carril bici para disfrutar de Lieja desde otro punto de vista

10. Si eres amante del shopping, Valonia también tiene cabida en tus planes. Las principales ciudades son centros comerciales abiertos donde disfrutar de una escapada con amigas perfecta.

Bruselas, la capital del país ofrece una amplia oferta en este apartado, otras ciudades como Lieja son famosas por sus centros comerciales.

Si te gusta las pequeñas tiendas delicatessen o gourmande, encontrarás localidades como Durbuy o Redu donde adquirir buenos productos artesanales.

Exquisitas tiendas de chocolate belga

Exquisitas tiendas de chocolate belga

En Valonia puedes encontrar un sinfín de cosas para ver y hacer, ¡no te las mostraremos todas, juega a descubrir alguna y después nos lo cuentas! 

En nuestro canal de vídeo podrás visualizar los reportajes que hemos realizado sobre esta región. ahora solo te queda disfrutar de Valonia.

Recomendaciones de alojamiento

En la localidad de Rochehaut disfrutamos de naturaleza en estado puro, de paisajes agrestes y de atrayentes leyendas alojados en en el encantador hotel Auberge au Naturel des Ardennes, donde su responsable nos regalaba cada día excelentes recomendaciones para visitar la zona.

En la pequeña localidad de Chéoux nos alojamos en Le Clos de la Fontaine, una antigua granja regentada por Dominique y Benoît. La casa rural conserva todos los elementos típicos de la arquitectura tradicional de la zona: la piedra y la madera. Por su posición estratégica es un buen punto de partida para hacer una ruta por los pueblos más bellos de la región, o acercarse a La Roche-en-Ardenne, Bastogne o Durbuy.

Si prefieres el ambiente de un moderno hotel, te recomendamos el Hôtel Dream en Mons. Un sueño hecho realidad en una de las transformaciones más interesantes acometidas en la ciudad de moda de Valonia tras su capitalidad europea en el año 2015.

La excelente ubicación de Mons, a pocos kilómetros del aeropuerto de Charleroi, de la Ruta del Patrimonio Industrial o de lugares tan sorprendentes como Le Canal du Centre o Pairi Daiza, le convierten en un buen punto de partida para tu viaje por Valonia.

Recomendaciones gastronómicas

Igual de desconocida que la región, la gastronomía valona ofrece al visitante un buen número de especialidades locales como el jamón de las Ardenas, las truchas de sus ríos. el foie gras, salchichón o sirope de Lieja y una extensa variedad de quesos, sin olvidarse de sus excelentes cervezas.

También encontrarás los típicos productos belgas como las patatas fritas, mejillones, los gofres o las ricas endivias.

La región está salpicada de buenos restaurantes y deliciosas brasseries (cervecerías). Si no tienes mucho tiempo o tu presupuesto es ajustado tienes una buena opción en las típicas Friterie, situadas en los lugares más transitados de las ciudades y pueblos o en las principales carreteras secundarias. 

Te dejamos una serie de recomendaciones:

El Restaurante Le Point de Vue, en Rochehault, cocina ardenense, su terraza es uno de los mejores miradores al meandro del río Semois. Su especialidad: Les moules.

La pequeña localidad de Rendeux está repleta de excelentes restaurantes, nosotros probamos dos de ellos, Le Moulin de Hamoul y Au Comte d’Harscamp. Exquisita comida de  acentuado toque francés con reminiscencias ardenenses en ambos casos.

En Durbuy, os recomendamos el restaurante Sainte Amour, cocina de autor con platos tradicionales belgas. 

Espárragos malineses o a La flamande

Espárragos malineses o a La flamande

Entra en las tiendas de embutidos y en las pastelerías donde encontrarás un apetecible mundo de productos artesanales que también pueden colmar tu apetito.

Tienda de embutidos, una de las especialidades de las Ardenas

Tienda de embutidos, una de las especialidades de las Ardenas

La pequeña localidad de Crupet, además de estar catalogada como uno de los pueblos más bellos de Valonia, es famosa por sus brasseries. 

 

En Lieja, tienes que comer las Boulettes à la liégeoise (albondigas liejenses). En la Place du Marché se concentra un buen número de restaurantes que siempre tienen en su carta la especialidad más famosa de la ciudad.

Plato típico de Lieja

Plato típico de Lieja

La Place Marché Aux Herbes de Mons y sus alrededores cuenta con restaurantes muy interesantes donde puedes encontrar todo tipo de cocina, en la bonita ciudad universitaria nos decantamos por un establecimiento singular, Le Salon des Lumières, de acentuado corte barroco. Imprescindible hacer reserva, siempre está de bote en bote.

Interesantes restaurantes salpican el centro de Mons

Le Salon des Lumières en Mons, una sorpresa para los sentidos

En la capital, Bruselas, la oferta gastronómica es muy variada. Como buenos amantes de la cerveza que somos y como fans absolutos de  À la Morte Subite, comimos en su tradicional brasserie donde lo más interesante es el ambiente y la cerveza.

Si pasas por Dinant, es imprescindible que pruebes sus Couques (galletas). Entra en la pastelería Jacobs y déjate envolver por un mundo de pasteles, galletes y especialidades únicas.

Selección de Coques en la pastelería Jacobs

Selección de Coques en la pastelería Jacobs

Te hemos abierto el apetitio y la curiosidad por Valonia, ¿verdad? pues a toda esta rica oferta de productos debes sumarle los chocolates.

Como ves, la oferta es variada, de productos de calidad y en la mayoría de los casos, Km0. Valonia es también una apuesta para el viajero gastronómico.

Esperamos que esta guía sobre qué ver y hacer en Valonia te sea de utilidad. Si tienes alguna sugerencia, aportación o comentario no dudes en escribirnos. ¡Es gratis! 

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Un objetivo: la vuelta al mundo!

10 Respuestas

    • Eva Puente

      Gracias a vosotros y a vuestro apoyo constante! Esperamos que realmente sea una guía útil para el viajero que decide llegar a Valonia! Un abrazo equipo!
      Eva y Carmelo

      Responder
    • Eva Puente

      Hola Jose, muchas gracias a ti por leernos y por tu comentario. Nos alegra ayudar a otros viajeros a planificar sus rutas, escapadas y viajes.

      Un saludo,
      Eva y Carmelo

      Responder
  1. jordi (milviatges)

    Una guía muy completa. Me gustaría poder regresar algún día, porque no tuvimos tiempo de visitar varios de los lugares que comentas, como el Canal o los pequeños pueblecitos o las Ardenas (solo Lieja). Se trata de una zona injustamente desconocida.

    Responder
    • Eva Puente

      Hola Jordi, lo que dices es cierto, Valonia es una zona desconocida, pero quizás ahí radique también su encanto. Es una región de Europa que todavía sorprende al viajero por su sencillez, historia y gastronomía. Ya sabes que nosotros somos unos enamorados de ella y siempre tenemos ganas de volver!!

      Por supuesto que tenéis que volver!!! te dejaste zonas muy interesantes! Un abrazo viajero!

      Responder
  2. Lilián

    Eva y Carmelo esta guía es perfecta. Dan ganas de salir corriendo a visitar esta zona, para mi desconocida. Tiene de todo y eso lo hace un destino interesante. Me intriga saber porque La Mona es el símbolo de Mons?
    Gracias por regalarnos este recorrido.
    Saludos Viajeros

    Responder
    • Eva Puente

      Hola Lilián, muchas gracias por tú comentario!! Nos alegra que te haya gustado tanto y que te hayamos inspirado con un destino que a nosotros nos tiene enamorados!!

      Respecto a la Mona, te dejo alguna de sus curiosidades: «Lo que la mujer desea, el Mono lo puede». En efecto, se dice que si una muchacha quiere casarse, tiene que acariciarle la cabeza y su deseo se cumplirá aquel mismo año.

      También se dice que si una pareja de recién casados le acaricia la cabeza, tendrá un hijo a lo largo del año. En 1843 el mono ya existía, y seguramente con anterioridad.

      Un abrazo viajero
      Eva y Carmelo

      Responder
  3. Carmen (Viajes y Rutas)

    Tengo muchas ganas de visitar Valonia y últimamente he visto algunos post muy interesantes sobre ella. Tomo buena nota porque tarde o temprano voy a ir a conocerla.
    (La cara de satisfación de Carmelo frente a esa cerveza, no tiene precio)
    Un abrazo chicos!
    Carmen

    Responder
    • Eva Puente

      Jajajaj Carmen!! si, es cierto, una buena cervez belga revitaliza el alma del viajero 🙂 Nos alegra haber puesto en el mapa esta interesante y rica región belga.

      Un abrazo
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.