Guía práctica de viaje por la Provenza en coche

La Provenza acentuó mi pasión por escribir. Así fue como una escapada vacacional se convertiría en el punto de partida de mi afición por relatar viajes, por inspirar a otras personas, por compartir experiencias y sensaciones viajeras. Años después esta pasión conjunta (viajar y escribir) se ha convertido en nuestra filosofía de vida. Tras recuperar el primer blog del cajón del olvido (Regreso a Ítaca) he elaborado esta guía de qué ver y hacer durante una semana por la Provenza en coche. 

La Provenza suena a arte, a elegancia, a un lugar très chic. En la Provenza huele a verano, a hierbas aromáticas, a jabón de lavanda. La Provenza resulta tan fascinante que inspiró a famosos escritores y ha sido inmortalizada por grandes genios como Van Gogh o Cezàne.

Posiblemente, junto a la región del Languedoc, esta región constituya la zona más variada, exquisita y con mayor número de monumentos y pueblos bellos de Francia. Desde el Mediterráneo a los Alpes, desde Avignon a Nice son muchas las diferentes texturas, las variedades de paisajes y paisanajes que podemos encontrar en una de las regiones más atrayentes del país vecino.

Intentar abarcar en una sola semana todo su patrimonio es un reto imposible si eres de ese tipo de viajeros tranquilo, relajado, propenso a respirar los lugares, no obstante, si planificas bien, siete días pueden resultar suficientes para que La Provenza te regale paisajes amables, ciudades Patrimonio de la Humanidad, variada gastronomía y naturaleza desbordante.

En esta guía encontrarás una mezcla de todo ello, esperamos que te sirva para planificar tu viaje por la región.

La Provenza atrapa por su variedad, desde zonas costeras a pueblos colgados como Bonnieux

Consejos para viajar por La Provenza en coche

¿Cómo lo hicimos? Un total de ochocientos kilómetros entre ida y vuelta (a parte de los más de cuatrocientos realizados en los desplazamientos a lo largo de la semana) utilizando las autopistas ya que la alternativa para llegar hasta Saintes Maries de la Mer son insufribles carreteras nacionales repletas de rotondas y semáforos. 

Actualmente desde Barcelona hasta la Jonquera están las vías alternativas sin peajes (la C-25 y C-17) y un buen tramo de A2 que coincide con la AP-7 (peaje gratuito) que ahorran bastante los costes del viaje hasta Francia.

A partir de la Jonquera hay dos opciones, pagar peaje (comodidad y rapidez) o seguir por las insufribles carreteras nacionales francesas salpicadas de rotondas y reductores de velocidad (sin prisa, pero sin pausa, se disfruta de pequeñas localidades y paisajes marítimos). 

Planificar el trayecto con tiempo y no tener prisa puede ahorrarnos un dinerito en peajes y gasolina. (Si tienes que llenar el depósito en Francia aléjate de las estaciones de servicio que se sitúan en las áreas de servicio de autopistas, las más económicas suelen estar en las carreteras nacionales o a las afueras de las grandes ciudades junto a los polígonos industriales o grandes centros comerciales).

Si viajas en temporada alta por La Provenza ten en cuenta los días de mercadillo o de actividades festivas de las ciudades y pueblos ya que te puedes quedar atrapado en un atasco o dar vueltas y vueltas para encontrar un hueco en el que aparcar, así como encontrar los pueblos saturados de gente. (Todo esto cambia en temporada no estival).

La mayoría de las localidades cuentan con zona azul de pago por lo que es interesante plantearte desplazamientos alternativos en transporte público, sobre todo si vas a visitar ciudades grandes o, en su defecto, dejar el coche aparcado lejos del centro.

Lleva contigo siempre, agua, protector solar, antimosquitos, ropa de recambio y cámara bien cargada.

Os dejamos nuestra guía de los lugares visitados por si os animáis a recorrer esta bella región de Francia.

La belleza de las localidades provenzales atrae a miles y miles de turistas en temporada estival

Guía de la ruta por La Provenza

Día 1 Barcelona a Saintes Maries de la Mer. Tras más de cuatrocientos kilómetros llegamos a la preciosa localidad costera de Saintes Maries de La Mer donde nos espera un confortable hotel en pleno Parque Natural Regional de La Camarga.

Día 2 Al encuentro de las cruzadas y de la “pequeña Camarga” en La ciudad amurallada de Aigues Mortes.  Día caluroso entre murallas y miles de turistas que nos sirvió para tomar el pulso a la zona.

Día 3 Recorremos las localidades de Orange, Châteauneuf du Pape y Avignon. Una de las etapas más largas en kilómetros, pero cargada de historia. Desde teatros romanos a grandiosos palacios papales a través de una de las rutas vitivinícolas más interesantes de la región.

Día 4 Una jornada llena de sorpresas y descubrimientos. Visitamos la “pequeña Roma de la Galia”, “la pequeña Roma de la Galia” Arles, una villa que fascinó e inspiró al genial Van Gohg, Patrimonio de la Humanidad e importante hito del Camino de Santiago en Francia.

A través de unas encantadoras carreteras acabamos el día en dos localidades singulares Saint Rémy y Les Baux de Provence joyas provenzales en Les Alpilles. 

Día 5 Nos adentramos en la Provenza menos turística y masificada al visitar Tarascon y Beaucaire dos tranquilas localidades junto al Ródano que conservan un buen número de tradiciones e interesantes leyendas. Al atardecer la joya romana de Pont du Gard nos conduce hasta la magnífica Nîmes.

Día 6 Toca recorrer La Provenza très chic: Bonnieux y Lourmarin. Los pueblos elevados del Luberon nos hipnotizan tras el intento fallido de visitar Aix en Provance. Escenarios de película y algunos de los pueblos más bellos de Francia salen a nuestro encuentro.

Día 7 El último día disfrutamos de La Camarga, naturaleza en estado puro. La visita al parque ornitológico de Pont du Gau y al Delta que produce el Ródano en su desembocadura son el mejor final a una intensa semana provenzal.

Lourmarin, uno de los pueblos más bellos de Francia

Aún nos queda mucha Provenza por conocer, por descubrir y disfrutar. Ahora, solo soñamos con regresar.

Nota de autora: recuerda que tus comentarios u opiniones nos hacen muy felices y ¡son gratis!

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Un objetivo: la vuelta al mundo!

6 Respuestas

  1. jorge (laguiaviajera)

    Hemos visitado un par de veces la provenza y el itinerario ha sido muy semejante. Sin embargo, no hemos llegado jamás a St Remy ni Les Baux de Provence. Una pena. Quizá uno de los lugares que más nos gustó fue el Teatro de Orange, que a menudo queda en segundo plano en una primera visita a esta zona y que es de los más maravillosos del mundo.

    Responder
    • Eva Puente

      Pues realmente son dos localidades que merecen mucho la pena, eso sí, si podéis alejaros de la época estival, mejor, ya que se llenan y pierden parte de su encanto 🙂

      Gracias por el comentario y por pasarte por el blog, un abrazo
      Eva y Carmelo

      Responder
    • Eva Puente

      Gracias por pasarte por el blog Belén, los tres lugares que comentas suelen ser los top ten en cualquier viaje por la zona, pero La Provenza tiene tanto por mostrar, sobre todo pueblecitos encantadores olvidados por las guías convencionales.

      Esperamos que el post te haya abierto el apetito de un nuevo viaje por La Provenza 🙂
      Saludos,
      Eva y Carmelo

      Responder
  2. Viajar y Otras Pasiones

    Hola Eva!!
    Qué bonito es el principio, tan romántico…
    La verdad es que a mi la Provenza también me evoca el olor de la lavanda, y a pintores y escritores bohemios. He estado 4 veces en Francia pero nunca allí, y ya lleva tiempo llamándome.
    Me han hablado genial de Avignon y me llama la atención que lo hicieras en el mismo día que otros dos pueblos, es porque es pequeño o porque realmente “no es para tanto”? De los sitios que no conocías, me quedo con Arles, tiene que ser súper interesante.
    Un beso!!
    Por cierto, qué suerte tenéis los catalanes de poder ir conduciendo a tantos sitios 😉

    Responder
    • Eva Puente

      ¡¡¡Muchas gracias por tu comentario Paula!! Es lo que tiene La Probvenza, que despierta el lado romántico :-). respecto al tema de Avignon, es una ciudad con muchísimo por ver y necesita al menos un día, pero a nosotros nos pilló de vuelta de la ruta y a última hora d ela tarde por lo que solo visitamos lo que describimos en el post. Tenemos pendiente una visita relajada de al menos un fin de semana.

      Arles es una pasada de bonito, condensa todo el “savoir faire” francés, no me extraña que enamorara a tantos artistas.

      Jajaja, lo de la suerte, depende, si queremos ir a Portugal o el sur de España, ufff, la de kilómetros por hacer, pero si, es una ventaja ya que estamos más cerquita de Europa, en sentido geográfico, claro!

      Un abrazo,
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.