Un paseo por la Sevilla andalusí en la ruta de Washington Irving

La bella capital andaluza ofrece muchas posibilidades al visitante, desde barrios típicos a palacios ocultos, desde paseos por el río Guadalquivir hasta jardines que “quitan el sentío“, desde pequeñas tabernas de barrio hasta restaurantes de innovadora cocina, nosotros realizamos un paseo por la Sevilla andalusí que tanto cautivó al escritor norteamericano Washington Irving mientras residió en la capital inspirándole varias de sus conocidas obras, ente ellas “La historia de vida y viajes de Cristobal Colón”

Hay una infinidad de lugares interesantes que visitar en Sevilla, pero nosotros recorreremos los que se relacionan con la Ishibiliya musulmana como primera etapa del Itinerario Cultural Europeo que nos llevará a descubrir la herencia andalusí a través de 250 kilómetros emulando al viajero romántico y su obra “Cuentos de la Alhambra”.

Mapa de la Ruta de Washington Irving fuente: Andalucia.org

Pinceladas de historia del período andalusí

Sevilla se incorpora al dominio musulmán de la penindula en el año 712 y se  convierte en la capital del recién creado estado de al-Andalus durante un corto periodo siendo sustituida por Córdoba con la que iniciaría una continua rivalidad por la hegemonía del río grande, el Guadalquivir.

Tras la desmembración del califato de Córdoba en el siglo XI resurge el esplendor de Ishibiliya con la dinastía de los abbadés que la nombran corte mayor del más poderoso de los reinos de taifas de al-Andalus lo que impulsará su florecimiento cultural y artístico bajo el reinado del rey poeta al-Mutamid.

Los sucesivos imperios magrebíes de almorávides y almohades configuran el trazado urbano amurallado definitivo que hoy en día  forma parte del casco histórico. Los almohades confirman a Ishibiliya como capital de su imperio en el siglo XII que la lleva a ser una de las ciudades más importantes y cosmopolitas de Europa.

La brillante etapa musulmana acaba en 1248 con la rendición de la ciudad ante el rey cristiano Fernando III.

Real Alcázar ejemplo de construcción palatina andalusí

Imprescindibles de nuestro paseo por la Sevilla andalusí

1. Río Guadalquivir

El Guadalquivir es el mejor punto de partida del paseo por la Sevilla andalusí. Sus aguas muestran el reflejo de la torre del Oro, joya almohade.

Por su cauce llegaron las mercancías de todo el mundo y los árabes le bautizaron como Al-wādi al-kabīr, el Gran Río de al-Andalus. 

Torre del Oro y río Gualdaquivir

2. Torre del Oro

Uno de los iconos de la ciudad, situada en el margen izquierdo del Gran Río, concretamente en el Paseo de Colón.

Soberbio baluarte levantado por los almohades en el siglo XIII con un claro objetivo defensivo. El nombre se debe al brillo dorado que provocan los elementos utilizados para su construcción (paja y mortero de cal).

La torre se eleva hasta los 36 metros de alzada. En su momento de esplendor cerraba el paso marítimo a la zona comercial del Arenal. Actualmente alberga el Museo Naval y es Monumento histórico artístico desde 1931.

La torre se unía a otras dos, conocidas como Torre de Plata y de Bronce, a través de los lienzos de la muralla (la “coracha”) que seguía el trazado hasta el Real Alcázar. 

3. Torres de Plata y del Bronce

En nuestro paseo por la Sevilla andalusí nos empeñamos en encontrar las huellas de la antigua muralla árabe de la ciudad. Dejamos la archifamosa torre dorada junto al Guadalquivir para adentrarnos por la calle Santander en pos de sus desconocidas hermanas, la Torre de Plata o de la Victoria y la Torre del Bronce.

Con la destrucción de la muralla almohade en el siglo XIX se forjó el destino de las tres. La primera se convirtió en icono de la ciudad, la segunda quedó oculta bajo la vegetación y el olvido siendo incluso refugio de indigentes y la tercera pasó a ser una “leyenda urbana”.

Torre de Plata y restos del lienzo almohade

No obstante ambas torres son visibles hoy día en la calle Santander. La Torre de Plata sobrevive orgullosa junto a restos de la muralla en el lateral de un aparcamiento.  En el número 1 de la misma calle se encuentra La Casa del Tesorero un precioso restaurante famoso por la joya arqueológica que contiene dentro.

Lo que hemos disfrutado con el responsable del establecimiento mientras nos contaba la historia de la Casa de la Moneda y del lugar que ocupa el restaurante, un antiguo palacio del siglo XVI en el que residía el Tesorero de la ilustre institución También nos ha relatado como fue el descubrimiento del lienzo de la muralla y de la Torre de Bronce.

Casa del Tesorero cuyo interior contiene restos de la muralla y el lienzo de la Torre del Bronce

4. El Real Alcázar

Extenso conjunto palaciego, uno de los más antiguos de Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Se caracteriza por la delicada combinación de espacios, estilos y materiales tan al uso en las construcciones andalusíes.

Muy retocado por la posteriores reformas cristianas, en su interior aún se respira el acentuado aroma árabe que recuerda a importantes construcciones del mismo periodo como La Alhambra de Granada, de esa época se conservan varias estancias entre las que destacan el Patio del Yeso, las murallas o la Sala de la Justicia.

Lugar de inspiración romántica, se convirtió en uno de los estandartes de la admiración del escritor norteamericano Washington Irving hacia el legado hispano-musulmán.

La casa del escritor se sitúa en el número 2 del callejón del Agua que toca las murallas de este impresionante conjunto palaciego en el punto que se adentro en el bello Jardín de Murillo. 

Casa donde se alojó Washington Irving en Sevilla (no está abierta al público)

5. La Catedral y La Giralda

El mayor templo gótico del mundo se asienta sobre la mezquita aljama construida por los almohades en el siglo XII. De aquella época sobreviven el Patio de abluciones, el de los naranjos y la esbelta torre alminar, símbolo de la herencia hispanomulsumana, conocida como La Giralda.

Terminada en 1198 forma una excepcional trilogía con las torres de Hassan en Rabat y la Koutoubia de Marrakech.

Imprescindible subir las treinta y cinco espaciosas rampas diseñadas para acceder con caballo. Sus 104 metros de altura la convierten en el mejor mirador de la capital hispalense.

La Giralda ej de construcción almohade, actualmente campanario de la Catedral gótica más grande del mundo

En su interior destaca  la tumba de Cristobal Colón personaje por el que Washinton Irving llegó hasta Sevilla iniciando la fascinante ruta que lleva su nombre entre las dos capitales andalusíes.

Colón personaje por el que Washington Irving llegó hasta Sevilla

Junto al Archivo de Indias y el Real Alcázar forma la trilogía de Patrimonio Mundial de la UNESCO en la ciudad.  

Abandonamos la Catedral a través de la espectacular Puerta del Perdón (entrada original al recinto árabe) para caminar por la calle Álvarez Quintero en pos de la que fue primera mezquita de Ishibiliya, pero antes hacemos una visita al impresionante Archivo de Indias.

Archivo General de Indias lugar de documentación de Washington Irving – Patrimonio de la Humanidad

6. La iglesia de San Salvador

En el Barrio de La Alfalfa, concretamente en la plaza de San Salvador visitamos la iglesia de mismo nombre que oculta en su subsuelo los restos de la primitiva mezquita mayor de Ishibiliya uno de los edificios más sobresalientes de la ciudad hasta el siglo XI.

En sus alrededores se instalaron los zocos que concuerdan con las actuales zonas comerciales de las calles de Alcaicería, Plaza del Pan o Córdoba.

Merece la pena hacer un alto en esta ambientada plaza para disfrutar del tapeo en alguno de sus bares.

Iglesia de San Salvador, antigua mezquita de Ibn Adabbás

7. Museo del Baile Flamenco

¿Qué hay de andalusí en el flamenco? Este arte bebe de muchas influencias, entre ellas de la música andalusí.

En el museo del baile flamenco aprendimos a respetarlo, a entender su historia, sus raíces y a disfrutar de un espectáculo pasional, emotivo y con “duende”.

Museo del baile flamenco Cristina Hoyos en el barrio de Santa Cruz, estilo y arte que bebe del legado andalusí

8. Baños árabes Aire

La mejor manera de finalizar el paseo por la Sevilla andalusí no puede ser otra que disfrutar de la tradición árabe del hammam. En la calle Aire se alza un precioso ejemplo de arquitectura mudéjar del siglo XV, un antiguo palacio acondicionado como espacio para el relax, para el mimo corporal, para una experiencia sensorial.

El barrio de Santa Cruz sale a nuestro paso con su enjambre de calles, callejones, plazas y plazuelas. Acabamos nuestra visión particular de Sevilla en la magnífica terraza de esta casa. Desde aquí entendemos el porqué un buen número de artistas, pintores, viajeros y turistas cayeron, caen y caerán rendidos por el embrujo de esta ciudad.

Terraza Baños árabes Aire, el mejor final para nuestro paseo por la Sevilla andalusí

Vídeo del paseo por la Sevilla andalusí

Ver el vídeo en versión 3D

Datos prácticos de la ruta de Washington Irving. Inicio: Sevilla 

Fecha de realización: 29 al 31 de marzo 2017

Alojamiento: No podíamos haber elegido un mejor lugar que el Hotel Casual Sevilla de Las Letras tanto por su ubicación ( a pocos minutos de los hitos de nuestro recorrido) como por su confort y atención, pero sobre todo por su temática que coincide 100% con el carácter de nuestro viaje: la literatura y el mundo de los libros.

Nuestros lugares para comer aptos para todos los bolsillos y gustos:

Casa Robles, uno de los mejores restaurantes de Sevilla, situado en el corazón del centro histórico. Ideal situación para nuestro paseo, en la calle Álvarez Quintero entre la catedral y la iglesia de San Salvador. Exquisita atención, elegancia en los platos, un rincón tranquilo y de calidad. ¡Un clásico de la ciudad!

Tapa de rabo de toro una de las especialidades en Casa Robles

Mercado del Arenal. Espacio gastronómico renovado, hasta la capital andaluza también han llegado este tipo de actuaciones en las que es necesario “renovarse o morir”. Gran oferta de tapas, precios y recomendable 100% para veganos y vegetarianos que encontrarán aquí su lugar. Precios anticrisis en algunos de sus puestos.

– Gusto Ristobar. Muy buena su paella vegetariana y la carta de vinos, pero un servicio a mejorar. No obstante está en plena ruta, sirven interesantes desayunos y hay especialidades para veganos..

 – El Rinconcillo. Presume de ser el bar más antiguo de Sevilla, ideal para tomar vinos y tapear, aunque nos han dicho que en su restaurante se come muy bien. En pie desde 1670, las cuentas se anotan en la misma barra con tiza, ¡no marcharse sin probar las espinacas con garbanzos!

El patio de San Eloy Santa Catalina. Cerquita del hotel con tapas aptas para vegetarianos. Servicio rápido, amable y exquisitas cervezas bien tiradas. La encargada nos ha explicado sus tapas, haciendo buenas recomendaciones. ¡Muy buena su ensalada vegetal.

Para comprar artesanía 100% local: Mercado del Postigo, cerquita de la catedral. Edificio de tres plantas entorno a un patio central donde se asientan un buen número de artesanos locales. encontrarás cerámica tradicional, azulejos, forja, joyería, textil y vidrio entre otros.

Mercado de artesanía El Postigo, apostando por el producto 100%

¿Cómo nos hemos movido? Hemos llegado hasta Sevilla en coche de alquiler. Por suerte, en una calle cercana al hotel pudimos dejarlo aparcado los tres días (no era zona de pago) y nos hemos movido por la ciudad a pie. Sevilla es una ciudad creada para caminar, no obstante el transporte público te lleva a todos los puntos de interés.

Nota de autora: Queremos agradecer al equipo de Sevilla Congress and Convention Bureau con Manuel al frente, el apoyo que nos han dado en esta primera etapa de la ruta de Washington Irving. Este es un post patrocinado, lo cual significa que hemos recibido alguno de los servicios de manera gratuita por mencionar la marca. Nuestras opiniones son independientes y se basan en la percepción real sobre el servicio. Este tipo de acciones nos permiten seguir adelante con nuestro proyecto viajero. 

¿Próxima parada de la ruta? Alcalá de Guadaíra.

2 Respuestas

  1. MundoXDescubrir

    Que gran día descubriendo la historia de Sevilla a través de Washington Irving. Nosotros también hemos estado en la ciudad de sevilla y junto a vosotros hemos conocido algún rincón que añadimos a nuestra lista para cuando volvamos.

    Responder
    • Eva Puente

      Muchas gracias por pasaros por nuestro paseo por Sevilla! Esta ruta se ha convertido en una herramienta para descubrir bellísimos rincones de los lugares por los que hemos pasado y que muchas veces pasan desapercibidos. La ciudad siempre es un acierto para volver.

      Un abrazo viajeros!
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.