Cinco motivos para visitar la Ruta del Vino Campo de Cariñena (Zaragoza)

Nuestra pasión e interés por las Rutas del Vino nos lleva en esta ocasión a recorrer una de las zonas vitivinícolas más interesantes del país que cuenta con una de las Denominaciones de Origen más antigua de España. Os mostramos nuestros cinco motivos para vivir una inolvidable experiencia en la Ruta del Vino Campo de Cariñena – Ruta del vino de las Piedras.

Desde Barcelona hemos tardado unas tres horas en llegar hasta nuestro destino, la ciudad de Cariñena donde nos alojaremos en el Hotel del Vino. 

A principios de enero, desde Rutas del Vino de España nos comunicaban que nuestro vídeo sobre la fiesta del Albariño era el ganador del concurso realizado en su web. Teníamos que decidirnos por una escapa enoturística a alguna de las rutas que forman parte de la asociación. Por cercanía y desconocimiento de la zona, elegimos la comarca de Campo de Cariñena – Ruta del Vino de las Piedras. ¡Todo un acierto!

La comarca de Campo Cariñena la forman catorce municipios del sur de la provincia de Zaragoza, ubicados en plena depresión del río Ebro y en las estribaciones del Sistema Ibérico: Muel, Mezalocha, Villanueva de Huerva, Aguilón, Vistabella, Aladrén, Tosos, Paniza, Encinacorba, Aguarón, Cosuenda, Alfamén y Longares, la capital es Cariñena ya que en esta ciudad se concentran el mayor número de bodegas de la denominación.

Ubicación Campo de Cariñena – Fuente: www.hernandezrabal.com

Cinco motivos para visitar la Ruta del Vino Campo de Cariñena

Podrían ser infinitos… tan solo por disfrutar de la grata charla junto a un viticultor, o por el placer de descubrir las cambiantes carreteras locales, o por sentarte en lo alto de una pequeña colina para contemplar un atardecer…, sí, tenemos infinitos motivos para recomendaros una visita pausada por la Ruta del Vino Campo de Cariñena, pero nosotros los hemos condensado en cinco. 

¿Te parece Goya suficiente motivo para realizar una ruta? Fresco original del artista en Muel

1. En Campo de Cariñena, “no solo de vino vive el hombre”

Si llegas a esta comarca pensando solo en el vino, te llevarás una agradable sorpresa al descubrir que esta tierra no solo presume de excelentes “caldos”. Joyas arquitectónicas medievales, renacentistas, huellas de dinosaurios e incluso la impronta romana que va ligada a la Vía Augusta asaltaran tu camino.

Pero el tesoro más sobresaliente en estos pueblos es el mudéjar, estilo único que en Aragón parece haber encontrado una patria a la que embellecer. Una rica y variada expresión artística que funde sus raíces en la época musulmana para despuntar con toques góticos y renacentistas, un exquisita fusión reconocida Patrimonio de la Humanidad.

Como guinda de pastel, en la Ruta del Vino Campo de Cariñena, descubrirás las huellas tempranas de uno de nuestros maestros universales, Francisco de Goya, cuya casa museo natal en la localidad de Fuendetodos es un imprescindible en la ruta, un gran reserva con solera de los que te enamoras sin condiciones.

Fuendetodos, cuna de Goya

El mudéjar embellece cada rincón de Aragón

2. Riqueza y diversidad de paisajes

La ruta del vino de las Piedras, acertado sobrenombre con el que se ha renovado este destino enoturístico, atrapa al visitante por la riqueza y diversidad de sus paisajes.

Si te apasiona conducir, las carreteras locales son ríos de asfalto que te llevan de sorpresa en sorpresa en forma de pequeños pueblos, de infinitos mares de viñas de los que sale un excelente vino, de heterogéneas bodegas de fuerte carácter familiar y local, así como de un plácido patrimonio.

Mezalocha y su precioso paisaje mudéjar en la carretera local A1101 

Campo de Cariñena es una vasta extensión en la que sobresalen los contrastes de su paisaje formado por el Llano, la ribera del río Huerva y la Sierra de Algairén, atravesados por dieciséis senderos bien señalizados que invitan a conocer el territorio de una manera sostenible mientras el viajero disfruta de las características esenciales del patrimonio, cultura, entorno natural e historia de esta tierra.

El más fascinante de todos es el GR99 Camino Natural del Ebro que pasa por algunos municipios.

Paisajes en la carretera A1101, preciosa vía que atraviesa la Ruta del Vino Campos de Cariñena 

3. Singular oferta museística vinculada al territorio y su actividad

El vino es el hilo conductor de esta ruta quien compite para captar la atención con otros recursos de obligada visita si te animas a visitarla.

La Casa de la Viña y el Vino de Cariñena, además de ser sede de la denominación de origen y mostrar una de las manifestaciones más interesantes de modernismo industrial de la comarca, contiene el singular Museo del Vino, del que destacamos su soberbia enoteca subterránea.

Museo del vino en la localidad de Cariñena

Nada despreciable resulta el Centro de Interpretación del Ferrocarril, muestra única de lo importante que ha sido el vino de Cariñena para el desarrollo de las comunicaciones en la provincia. 

A ellos hay que sumar el conjunto que representa el Museo del Grabado de la Fundación Goya en Fuendetodos, pequeña localidad imprescindible en cualquier ruta que realices por la provincia de Zaragoza.

El maestro universal se lo merece, y de paso, podrás contemplar parte de su obra que no está en el Museo del Prado.

Museo del Vino en Cariñena

Este conjunto de atractivos museos, que se complementan con otros de índole privado y que puedes encontrar en casas particulares y bodegas, convierten a la Ruta del Vino Campos de Cariñena en un destino enoturístico diferenciado y peculiar en el que tienen cabida todo tipo de personas, edades y bolsillos.

Goya, hijo ilustre de Fuendetodos, visita imprescindible en la ruta

4. Fuerte componente humano

La Ruta del Vino Campo de Cariñena se disfruta junto a las personas, junto a cada uno de los protagonistas absolutos de este territorio colmado de contrastes, de texturas y de posibilidades de ocio y cultura, como las que nos ofrecen en la localidad de Muel.

Cerámica la Huerva es un claro ejemplo de la pasión que motiva a muchos de los habitantes de la zona a continuar con las tradiciones locales, en este caso, apostando por la cerámica como hilo conductor de una historia que lleva hasta épocas pasadas, pero que han sido recuperadas con gran acierto en el presente.

Montse y Javier se convierten en unos excepcionales anfitriones de Muel, su saber no ocupa lugar. Ambos no tienen inconveniente en acompañarte, casi de la mano, para descubrirte las joyas patrimoniales de su localidad.

Una de las presas romanas mejor conservadas de Europa, frescos desconocidos de Goya y su maestría con las manos salen a tu encuentro. El viajero no puede más que agradecer tal atención por su parte, así como emocionarse ante la pasión de estos dos artistas locales.

Montse, ceramista y excepcional anfitriona de la localidad de Muel

María, joven propietaria de la bodega Heredad Ansón, nos regala una mágica tarde en su pequeña bodega familiar. Junto a ella aprendemos que el vino sabe mejor si se marida con productos locales mientras dejas pasar el tiempo en animada charla.

La pasión por el territorio y el placer por su producto se personaliza en Antonio, propietario del Hotel del Vino y de la Bodega Prinus, quien ofrece a amigos y clientes una cata comentada con maridaje cada sábado. Os podemos asegurar que ha sido una de las más interesantes y divertidas que hemos hecho nunca ¡y llevamos unas cuantas!

Miriam agasaja a sus clientes con acertada conversación y mejores manjares en su restaurante, La Rebotica. Y así un largo etcétera de personas a las que no les importa perder el tiempo junto a todos aquellos que sienten curiosidad por su tierra.

Presa romana y Ermita de la virgen de la fuente que contiene frescos de Goya – Muel

5. Y por supuesto, magníficas bodegas, buen vino y exquisita gastronomía

Ya lo decíamos al principio, la comarca Campo de Cariñena es una de las zonas vitivinícolas con más solera de España, lo que se traduce en buenos y reconocidos vinos así como en un buen número de interesantes bodegas.

Los romanos ya disfrutaron en su época de los caldos de la zona quienes presumen de protagonismo literario ya que aparecen en algunas de las obras más famosas de nuestra literatura como La venganza de Don Mendo, El Quijote o el Don Juan Tenorio de Zorrilla.

La Ruta del Vino Campo de Cariñena aglutina un buen número de interesantes y carismáticas bodegas que elaboran un producto de buena calidad, injustamente desconocido en el resto del país, pero que poco a poco va posicionándose en el lugar que se merece.

Buen vino de Cariñena y grata conversación en la Bodega Heredad Ansón – Muel

Si eres de los que disfrutan con la comida, ¡esta ruta no te defraudará! Nosotros hemos disfrutado de una rica y variada colección de platos.

La localidad de Cariñena sorprende por su oferta de tabernas, bares de tapas y restaurantes de gran calidad convirtiéndose en el epicentro de la gastronomía de la comarca.

Plato de borrajas, especialidad del restaurante La Rebotica de Cariñena

En resumen, la Ruta del Vino Campo de Cariñena, comprende un interesante conjunto de bodegas con personalidad propia y vinos de excelente calidad que permiten al visitante saborear en cada trago la cultura, historia, paisajes y tradiciones de una tierra vitivinícola de infinitos atractivos.

Vídeo resumen de la ruta por la DO Cariñena

vídeo en versión 3D

Nota de autora: Agradecemos a Conchita, gerente de la Ruta del Vino Campo de Cariñena su ayuda para la realización de este viaje y su acertada elección de los lugares a visitar, así como a Rutas del Vino de España su magnífico premio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.