Visita a la bodega David Moreno, pasión por el vino

Es evidente que una escapada a La Rioja no es completa si no se ha visitado alguna de sus bodegas. La Rioja lleva nombre de vino y siempre estará asociada a este producto.

Por ello en nuestro periplo con amigos por estas tierras, no pudo faltar una visita a una de las bodegas que están apostando por la combinación de turismo cultural, gastronómico y enológico en la zona.

La bodega David Moreno abre sus puertas al visitante con una filosofía basada en la palabra compartir, “una bodega no es solo un lugar donde hacer y vender vino, sino el sitio donde se comparten buenos momentos con quienes la visitan“.

Pero sobre todo, en esta bodega encontrarás PASIÓN que se nota en los vibrantes ojos y en las palabras de Sara, nuestra guía a lo largo de la visita o en el propio David Moreno, al que tuvimos el honor de conocer personalmente.

Bodega de David Moreno

Bodega David Moreno

Pinceladas de historia

La historia de esta bodega es muy reciente. En el año 1981 David Moreno regresa a su pueblo natal, Badarán, tras abandonar su puesto como Ingeniero técnico en una conocida fábrica de la provincia de Barcelona, para cumplir un sueño de juventud.

A partir de ese momento pone en práctica los conocimientos de viticultura y enología heredados de su padre y abuelo. Será en el año 1988 cuando inicia la construcción de la actual bodega y en 1989 comienza la creación de vino.

Actualmente la bodega David Moreno es una mezcla de tradición y vanguardia, pero de fuerte carácter familiar, que a pesar de no contar con cepas y cuevas centenarias, ni un edificio impactante o un atractivo paisajístico, ha conseguido una elevada posición en en el mundo del turismo enológico de La Rioja.

La cercanía a lugares como los Monasterios de Suso y Yuso, la apuesta familiar por ofrecer un paquete turístico más allá de la simple visita a la bodega, generando una completa experiencia enoturística, así como la familiaridad y cercanía en el trato, consiguieron que en el año 2011, la bodega David Moreno ganara el Best Of Wine Turism en el apartado de Experiencias Innovadoras de turismo Enológico en España.

Historia, en imágenes, de la bodega de David Moreno

Historia, en imágenes, de la bodega de David Moreno

Nuestra experiencia 

Tras la pedagógica visita a los Monsterios de Suso y Yuso, dejamos el Camino de la Lengua para introducirnos en el Camino del Vino.

A pocos kilómetros de San Millán de la Cogolla se encuentra la localidad de Badarán, sede de la Bodega David Moreno.

Sara, responsable de enoturismo de la bodega, nos recibe en la puerta, de su experta mano caminamos a través de un edificio por el que viajaremos en el tiempo.

La nave de depósitos sirve de perfecta introducción al mundo de David Moreno ya que proyectan un vídeo de unos seis minutos con el que consiguen emocionarnos.

Traspasamos otra puerta y comenzamos a bajar, el olor a vino y madera impregna el lugar. En la sala  de las barricas, Sara nos explica la elaboración del vino y algunos de sus secretos.

La temperatura va cambiando según descendemos. Arcos, columnas de hormigón y una robusta pared de roca proporcionan la humedad necesaria para una crianza natural del producto. La sala es un extenso espacio en el subsuelo, corazón de la bodega, donde se sitúan más de dos mil barricas de roble americano y francés.

Comedor en la Sala de las Barricas

Santuario Vobiscum – Bodega David Moreno

El lugar es un templo consagrado al mundo del vino, parece un museo y consigue engancharnos con la perfecta ambientación de luz y la asimétrica colocación de las barricas. Además cuenta con una zona privada donde degustar los vinos que uno mismo puede realizar.

La bodega es pequeña por fuera, pero muy espaciosa y bien estructurada por dentro. Todo está pensando para compartir emociones y sobre todo para vivir una experiencia única.

Roca desnuda y esqueletos de cepas antiguas

Roca desnuda y esqueletos de cepas antiguas

En la nave de los depósitos se expone una impresionante prensa de finales del XIX, realizada con un tronco de olmo. Esta nave contiene depósitos de acero inoxidable con capacidad para unos 30.000 litros de vino.

Sara sigue explicando cada detalle de la bodega y así conocemos el porqué de la apuesta por el enoturismo y la historia, en pos de un sueño, de David.

Todo lo que necesitas es...una copa de vino

Todo lo que necesitas es…una copa de vino

Acabada la visita tenemos la grata sorpresa de la presencia del propio David Moreno que ha venido a saludarnos y a charlar un rato con nosotros.

Verle en persona es comprender todo lo que Sara nos ha explicado. David es campechano, “un hombre de pueblo”, afable y repleto de pasión por lo que hace. Sus ojos brillan con cada explicación y contagian su amor por el vino y la tierra.

No cataremos vinos aquí ya que lo haremos en un lugar excepcional, la experiencia en los viñedos. El día acompaña para poder sentir la tierra y disfrutar de excepcionales paisajes riojanos.

Pocos son los kilómetros que hay que recorrer para llegar al Guardaviñas, un elemento del paisaje arquitectónico tradicional de La Rioja, que se ha recuperado para degustar la rica  una exquisita comida riojana.

DSCN7912

Recomendable hacer la ruta de cinco kilómetros que envuelve el viñedo para apreciar el paisaje del Monte de San Lorenzo y alrededores. Aquí, La Rioja se muestra abierta y bella para el visitante.

Vistas al monte San Lorenzo - bodega David Moreno

Vistas al monte San Lorenzo – bodega David Moreno

¡Cómo nos gustan este tipo de experiencias que combinan naturaleza, gastronomía y cultura!

La oferta que ofrece esta bodega es muy completa y consigue que te enamores de la viña, de la uva, del producto que sale de esta materia prima que además puedes pisar, tocar, sentir…

Degustación de vino sentadas en la tierra de donde nace

Degustación de vino sentadas en la tierra donde nace

¡Qué poco se necesita para sentir felicidad! en estos momentos el alma viajera reposa, se impregna del lugar para sentir todos los matices con los que la naturaleza recompensa a una tierra que ha sabido cuidarla.

La Rioja se vive con los cinco sentidos, sobre todo con experiencias enoturísticas como la vivida en la bodega David Moreno.

Sara explica los secretos de la tierra, de cómo se cuida y mima el viñedo, que tipo de uva se utiliza en cada marca, cuenta anécdotas de la vendimia…, mientras, nosotros estamos hipnotizados con esta tierra y con el precioso entorno, aunque creo que más bien, ¡estamos siendo perjudicados por los exquisitos caldos!

La iniciativa del “guardaviñas de David” se inició en el año 2008 como una apuesta clara por ofrecer una jornada enoturística completa.

El guardaviñas de seis metros de alto nos acoge con una mesa preparada para degustar productos típicos de la tierra como las patatas a la Riojana.

Estos elementos del patrimonio tradicional riojano servían como refugio para los agricultuores y sus aperos de labranza. Actualmente quedan muy pocos y el uso actual es diferente.

Interior del Guardaviñas de David

Interior del Guardaviñas de David

Tras la comida que nos ha llenado el estómago finaliza nuestra experiencia enoturística en la bodega David Moreno. Las sonrisas de nuestras caras y el brillo en los ojos lo dicen todo.

Agradecemos a Turismo de La Rioja, Top Rural y a la propia bodega la oportunidad de vivir esta experiencia única. ¡Seguro que en breve repetiremos! 

Os dejamos el vídeo de toda la escapada con amigos por La Rioja.

Vídeo versión 3D

Nota de autora: Este es un post patrocinado lo cual significa que hemos recibido el servicio de manera gratuita invitados por mencionar la marca. Nuestras opiniones son independientes y se basan en nuestra propia experiencia.

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Un objetivo: la vuelta al mundo!

2 Respuestas

  1. Luis

    Estupendo post. En breve haremos una escapada a La Rioja con unos amigos y queremos hacer una visita a una bodega que se escape de las “típicas y famosas”. Sin duda y si lo podemos combinar nos escaparemos a ver esta bodega.

    Responder
    • Eva Puente

      Gracias por visitar nuestro blog Luis, una elección muy acertada si visitáis La Rioja. La bodega está muy cerca de San Millán de la Cogolla y no muy lejos de Logroño por lo que una escapada por la zona es recomendable. Como ves, esta bodega responde a vuestras ganas de bodega familiar que escapa de las típicas y famosas. Os recomiendo una comida de amigos en el guardaviñas :-).

      Un saludo,
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.