Consejos para viajar a Gambia

Gambia es un destino exótico y próximo que gracias a las líneas aéreas regulares desde España resulta una buena opción para viajar al África Ecuatorial y disfrutar del paraíso mucho más cerca de lo que imaginas. Con el objetivo de que viajes hasta este interesante país y no te dejes nada en el tintero a la hora de la planificación, te dejamos unos consejos para viajar a Gambia.

Subimos al avión en Las Palmas con Binter

 

El vuelo incluye una completa comida a bordo

¿Cuál es la mejor época del año para viajar a Gambia?

Es recomendable evitar la época de lluvias, entre junio y mediados de octubre, momento a partir del cual, puedes hacer la maleta para viajar a Gambia.

Hay que tener en cuenta la humedad, ya que a pesar de tener una temperatura media bastante regular, entorno a los 30ºC por la mañana y 17ºC por la noche, la sensación térmica es bastante más elevada,  hasta diciembre en que se inicia la estación seca.

Gambia es un destino recomendable para una escapada de puente largo o vacaciones invernales, cuando aquí nos invade el frío, la nieve o las lluvias.

La línea regular de Madrid a Banjul con conexión en Las Palmas te lo pone fácil.

Tras la época de lluvias, los márgenes del río Gambia se llenan de vida.

¿Qué meter en la maleta?

El equipaje irá en función de los planes de alojamiento y excursiones que tengas previstos, no es lo mismo una escapada a un resort junto a la playa para practicar yoga y relax, que adentrarse río arriba y alojarse en campamentos o alojamientos locales.

Si eres amante de la fauna, unos prismáticos y una cámara con un buen teleobjetivo son imprescindibles, mientras que para visitar mercados y optar por un viaje relajado, con el móvil es suficiente.

Pero lo que sí o sí recomiendo en ambos casos es:

-Un número elevado de mudas (una o dos diarias), ropa que transpire (algodón o lino) y calzado cómodo.  

-Además añade sombrero, crema solar, bañador y chanclas, tanto para la playa o piscina como en la habitación (ningún hotel esta exento de que te visiten pequeños insectos inofensivos).

-Repelente antimosquitos. Aunque son muchos menos de los que esperaba, al caer la noche es aconsejable rociarse la piel con algún repelente, ponerse alguna pulsera o dispositivo que los ahuyente. 

-Medicamento antidiarrea. Incluye sobres o pastillas antidiarreicos. Consulta antes con tu médico o farmaceútico el que sea más adecuado para ti. Bebe siempre agua embotellada y evita comer ensaladas y comidas crudas. Las bacterias presentes en ese país difieren de las nuestras y pueden amargarnos durante unos días el viaje.

¡Ojo! Deja espacio en tu maleta para los souvenirs que seguro comprarás en los mercados locales. En mi caso regresé con un buen número de ellos (máscaras, bisutería, estatuillas, especias…). 

Puedes comprar repelente en las tiendas locales

Cambio de divisas y visado

La moneda nacional de Gambia es el Dalasi. El cambio en octubre de 2018 estaba en 1€ por 56 dalasi. Los precios de los productos no son tan diferentes de los que podemos encontrar en cualquier otro lugar, por ejemplo, una cerveza en supermercado puede costarte 70 dalasi o 150 en un bar. El cambio puedes hacerlo en el mismo aeropuerto o en las  calles principales de la capital donde es fácil encontrar oficinas de cambio al mismo precio y sin tasas.

Si al acabar tu viaje te sobran algunos dalasi, no te preocupes, al regresar al aeropuerto hay personas que te comprarán el dinero sobrante a cambio de euros. Tal vez pierdas algunos centimos por euro, pero seguro que les ayudas un montón.

Respecto al visado, no hay de qué preocuparse, se hace on arrival. LLeva tu pasaporte en vigor y un boligrafo a mano para rellenar el breve cuestionario a tu llegada al aeropuerto de Banjul.

Vacunas necesarias y precauciones sanitarias

Según la Asociacion Española de Vacunología, es únicamente obligatoria la vacuna contra la fiebre amarilla si en el país de procedencia existe fiebre amarilla como enfermedad endémica, no es el caso de España ni de la mayoría de países de habla hispana, aunque la indican como recomendable.

Así mismo recomiendan otras vacunas de carácter general, pero que son las mismas que si no viajas. También existen medicamentos preventivos contra la fiebre amarilla. No obstante, aprovecha una visita a tu médico para que te asesore más ampliamente sobre este tema.

Como explicamos anteriormente, la posibilidad de ingerir bacterias locales es elevada. Si vamos a viajar por una temporada larga (un mes o más) puede que merezca la pena introducirlas cuanto antes en nuestro organismo bebiendo un trago de agua del grifo. Aunque es probable que su invasión nos cause trastornos intestinales incluida diarrea, nuestro cuerpo al final se enrriquecerá con la nueva flora bacteriana y disfrutaremos más de probar sus frutas, verduras y ensaladas.

Si nuestra estancia va a ser inferior a un mes, es aconsejable extremar las precauciones, evitar ingerir ensaladas y alimentos crudos, así como beber agua embotellada, refrescos o cerveza. Aún así, la tasa de probabilidades de coger una descomposición es elevada, entorno al 25% en nuestro grupo de viaje de prensa. Por ello, en ambos casos hay que ser precabido y llevar medicamentos que nos alivie la situación y nos permita seguir disfrutando del viaje.

Diferentes opciones de viaje y alojamiento 

Como ves, nuestros consejos para viajar a Gambia incluyen también una mención especial al alojamiento.

Gambia es un destino que ofrece diferentes modalidades de viaje, desde el resort todo incluido a pie de playa, ideal para desconectar, practicar yoga o aquagym, broncearse y bañarse en las calidas aguas del Atlántico (29 a 30ºC), a un viaje solidario en alojamientos locales.

En ese aspecto, hay cantidad de nuevos inversores extranjeros que están creando pequeños paraísos en los que gozar de todas las comodidades posibles mientras disfrutas del exótico entorno con una flora y una fauna exuberante que se cuela hasta los pies de tu habitación.

Balafon Resort, un cinco estrella junto a las playas de Gambia

En nuestro caso, que apostamos por el turismo o viaje sostenible y el reparto de la riqueza entre los locales, lamentamos que Gambia no disponga todavía de resorts y hoteles de lujo en los que los propietarios sean cooperativas o gente local, aunque es comprensible dado su índice de pobreza (el PIB per cápita en 2017 se encontraba en el puesto 187 de los 196 países que publican estos datos).

Por poner un ejemplo práctico, un trabajador de un hotel cualquiera, en el que cobran unos 100€ por noche, no llega a percibir esa cantidad ni en todo un mes (su sueldo ronda los 70€). Tan solo los funcionarios del gobierno se acercan al salario de 100 euros mensuales.

FootStepsLodge te ofrece relajarte y practicar yoga en su ecolodge

Diferentes ONG’s e iniciativas privadas están creando cooperativas que de momento promueven el autodesarrollo agrícola, pero aun queda camino por recorrer para que gente con tan bajos recursos y formación  puedan construir los alojamientos a los que estamos acostumbrados, por lo que los actuales hoteles existentes en manos de locales suelen ser de personas privilegiadas.

No obstante, si estáis dispuestos a renunciar a ciertas comodidades, es posible encontrar alojamientos locales que, por 10€ diarios (una fortuna para ellos), nos ofrecen una habitación privada con baño occidental incluido y un monton de sonrisas.

Los niños son los primeros en darte la bienvenida. Al fondo, una casa de huéspedes local

Excursiones recomendadas

Si quieres conocer un poco el país, es indispensable remontar el río que le da nombre y vida. Hay lugares interesantes a visitar, como la isla Kunta Kinteh, los círculos de piedra conocidos como el “stonehenge africanos”.

Tambien es recomendable visitar algunos de los museos etnológicos que explican la historia, cultura y tradiciones de esta nación, como el Tanji Museum o el anexo al Kachikally Crocodile Pool en Bakau. En este último lugar, tendrás la oportunidad de tocar con tu mano a los cocodrilos. Si te gusta este tipo de exotismos, también puedes visitar el centro de recuperación de reptiles.

Pero lo que no debes pasar por alto, es adentrarte en barca en el río Gambia, ya sea para contemplar los hipopotamos y los chimpances del River Gambia National Park, como para adentrate en los manglares frente a la localidad de Tendaba y disfrutar de su riqueza ornitológica.

Otras actividades recomendables son la visita al mercado del pescado de Tanji, contemplar alguna lucha Wresling o cocinar, junto a Ida un plato típico gambiano.

Recomendación: Haz tu excursión o visita con guías y empresas locales, además de generar riqueza, ayudas a potenciar el turismo sostenible, algo que en Gambia se está trabajando con mucho mimo. 

Alojamientos en Tendaba Camp

Transporte, desplazamientos y comunicaciones

El transporte público es bastante precario en el país, no existen líneas ferroviarias. Lo mejor es alquilar un vehículo (se puede conducir con cualquier permiso de conducción de nuestro país en vigor) o recurrir a los taxis compartidos y furgonetas con los que se mueve la población local. Muy económicos por otra parte.

El precio del combustible, a fecha de octubre de 2018 era de 57 dalasi el litro de gasoil, al cambio, 1€ aproximadamente.

Suma además los importes de ferries y barcazas para cruzar en algún momento el río Gambia. El precio es muy bajo, de unos 30 dalasi por persona en el tramo de Banjul a Barra junto a la desembocadura del Gambia. Lo peor, el tiempo de espera en el caso de que opere solo uno de los dos ferries que realizan este servicio. La travesía dura unos 25 minutos.

Respecto a las telecomunicaciones, la orografía plana del país facilita una buena cobertura móvil 4G en los lugares más habitados y concurridos. Una buena opción es comprar una tarjeta de datos. El precio depende del uso que le demos, pero no varía demasiado del resto de países, por ejemplo 10Gb cuestan 1.700 dalasi (30€) con servidor wifi incluido.

Gente e idiomas

A diferencia de la mayoría de los países de alrededor que son de tradición francófona, Gambia ha recibido la herencia del colonialismo inglés, por lo que su idioma oficial es el inglés. El segundo idioma es el mandinka, aunque existen multitud de tribus con dialectos diferentes, pero que suelen usar el mandinka como lengua vehicular. 

Respecto a sus gentes, son cordiales. Respeta cuando digan que no a una foto ya que pueden enfadarse si insistes en hacerla. Esto no te sucederá en sus mercados, ya que existe una parte de la población que vive de y para los turistas.

En los mercados venden todo tipo de souvenirs que aseguran haber hecho ellos mismos (no les creas demasiado), gran parte de sus productos proceden de la India o países asiáticos, telas de mala calidad, pulseras de plástico o cestería industrial, por lo que si deseas comprar algún recuerdo, aprovecha cuando veas a un artesano tejiendo o elaborando algún producto, así te asegurarás de que tu dinero promocione la economía local.

Respecto a las viajeras que visiteis Gambia, tened en cuenta que desde hace decadas, el país, ha sido un destino para el turismo sexual femenino inglés. Es frecuente ver en los pubs y bares nocturnos mujeres maduras británicas acompañadas de esbeltos mandinkas, por lo que no os alarméis si los hombres se os acercan con cumplidos y muy bien arregladitos. Pero al igual que en Las Vegas, lo que pasa en Gambia se queda en Gambia.

Gastronomía

No se puede hablar de una gran riqueza gastronómica, ya que su alimentación de subsistencia no da para florituras y no pueden permitirse la importación de productos, por lo que el pescado, la ternera, el buey y el pollo son sus proteinas básicas, siempre acompañadas de arroz o patatas fritas. Existen no obstante platos tradicionales como el benachín o la domoda que merece la pena probar.

Hay que tener en cuenta los consejos dados anteriormente sobre evitar bebidas no embotelladas, ensaladas y comidas crudas que nos puedan transmitir bacterias locales y provocar desarreglos intestinales.

Existen multitud de restaurantes para occidentales, desde mexicanos a franceses e italianos, pero como recomendación, aprovechad el viaje y disfrutad de los platos locales y del excelente pescado. Langostas y gambas a la brasa son otros de los manjares cuyos sabores se quedarán para siempre en vuestros recuerdos.

En cualquier plato que pidamos se pueden colar algunas verduras frescas

Esperamos que estos consejos para viajar a Gambia te sean de utilidad, si necesitas ampliar información, puedes dejarnos tu pregunta, duda y opinión en el apartado de comentarios, te responderemos encantados. 

Nota de autor: Este viaje a Gambia forma parte del Presstrip organizado por la compañía aérea Binter que ha inaugurado un vuelo regular Madrid-Banjul, en el que he participado como enviado del Canal Teleaire. Mis opiniones son totalmente independientes. Gracias a este tipo de colaboraciones podemos seguir adelante con nuestro proyecto viajero.

Sobre El Autor

Caminar y viajar junto a Eva. Curioso por naturaleza. Un objetivo: La vuelta al mundo.

4 Respuestas

  1. Luz E.

    ¡Hola! Nada más enterarme de que había conexión aérea directa con Gambia me he puesto a mirar vuelos, ¡no tenemos remedio! Me han convencido varias cosas. Me apetece muchísimo disfrutar de su gastronomía, entorno natural y de un alojamiento como FootStep para poder practicar durante mi estancia yoga… no imagino un entorno mejor para ello que Gambia. Gracias por compartir estos consejos. Saludos.

    Responder
    • Carmelo Caballero

      Gracias luz por pasarte por nuestro blog y dejar tu comentario. En efecto, cada vez tenemos todo más cerca y aunque sea invierno podemos disfrutar de lugares como Gambia, tanto para el relax como para descubrir su naturaleza, gastronomia…

      Responder
  2. Rubén

    Mi asignatura pendiente es visitar la África más pura y con tu post sobre Gambia, me has despertado de nuevo ese gusanillo por visitar el continente. Me parece un lugar perfecto para comenzar y la verdad que tendré muy en cuento todos los buenos consejos que das si es que llego a viajar a Gambia. Me ha encantado el post!

    Responder
    • Carmelo Caballero

      Gracias por pasarte por nuestro blog y dejar tu comentario Rubén. Este viaje también fue mi primer contacto con el África Negra. Lo cierto es que no tiene nada que ver con Marruecos o Egipto, además de cercano, resulta barato y les puedes ayudar cantidad en su economía. Me alegra que encuentres interesantes los consejos.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.