Geoparque Villuercas Ibores Jara. Los Apalaches extremeños

¿Qué tiene en común la zona este de Extremadura con Carolina del Norte? ¿Hay indios en España? ¿dónde quedan los Apalaches? No, no nos hemos vuelto locos ni estamos planteando un juego de adivinanzas.

En Extremadura existe un territorio que reúne todos los requisitos necesarios para cubrir las expectativas de un viajero exigente, un aventurero empedernido o el más puro amante de la naturaleza.

Ese lugar tienen nombre y apellidos, y es el Geoparque Villuercas Ibores Jara, una auténtica sorpresa geológica y natural de España.

¿Qué esperas para conocerlo? Mientras tanto, aquí te dejamos nuestro paso por este excepcional sitio.

Geoparque Villuercas Ibores Jara - Cáceres
Zona boscosa del Geoparque Villuercas Ibores Jara – Cáceres

¿Qué es un Geoparque?

Este tipo de distinción otorgada por la UNESCO se otorga a territorios de patrimonio geológico notable, en excelente estado de conservación y que funciona como fuente de motor para el desarrollo local.

Los geoparques son uno de los programas más importantes de la institución junto a los de Patrimonio de la Humanidad y Reservas de la Biosfera.

Los Geoparques combinan espacios naturales únicos con una alta implicación de los habitantes del territorio.

Así surgen diferentes proyectos que van más allá de la zona geológica para poner en valor, la cultura, la gastronomía, el paisaje y los recursos de una zona concreta.

En España hay declarados doce geoparques (Abril 2019). 

Geoparque
Naturaleza y geología en el corazón de Extremadura

Geoparque Villuercas Ibores Jara, joya natural de Extremadura

El Geoparque Villuercas Ibores Jara es un macizo montañoso del suroeste de la provincia de Cáceres, situado entre las cuencas de los ríos Tajo y Guadiana.

Con una extensión de 2.544 km2, es una de las joyas naturales protegidas de Extremadura. Este singular conjunto orográfico forma parte tanto de la red Europea como de la global de Geoparques de la UNESCO desde 2011.

En él, tienes la oportunidad de observar montes apalachenses, conocer el Monumento Natural Cueva de Castañar de Ibor, realizar actividades de aventura como el Geocaching o disfrutar de un Geomenú.

Esto es solo un poco de lo que ofrece este espectacular territorio de la provincia de Cáceres, a ello se suma la cultura, la antropología, la arqueología o la historia.

En el caso de la comarca donde se ubica el Geoparque Villuercas Ibores Jara, y que comparte mismo nombre, existen un buen número de rincones de interés cultural y patrimonial destacados.

Es el caso del Real Monasterio de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Pico Carbonero en
Mirador del Pico Carbonero en Geoparque Villuercas Ibores Jara

Aventura en el Geoparque Villuercas Ibores Jara

Un día es suficiente para conocer algunas zonas del geoparque, sobre todo si dejas en manos de expertos guías del territorio como Natrural, la planificación del mismo.

Nuestro día por el geoparque, se inicia con un juego de Geocaching junto a la Ermita del Humilladero de Guadalupe.

Nunca lo había practicado y resulta divertido, pero sobretodo es una excusa para introducirse en la zona.

Buscando tesoros, de Geocaching en el Geoparque de Villuercas, Ibores Jara
Geocaching en el Geoparque de Villuercas Ibores Jara

Desde aquí, seguimos la ruta en 4×4, atravesando pistas y carreteras que nos elevan hasta el Pico del Carbonero.

Durante el trayecto atisbamos algunos de los habitantes del geoparque como ciervos, jabalíes y aves. De vez en cuando hacemos una rápida parada para admirar el peculiar paisaje.

Salen al paso zonas boscosas, preciosas jaras en flor y alcornoques. Dejamos atrás las curiosas formaciones conocidas como rañas y alguna que otra pedrera.

Al ascender, el bosque y la vegetación desaparecen. En la parte más elevada del Geoparque, Jose Antonio de Natrural nos imparte una impresionante clase de geología que nos deja atónitos.

La historia que nos cuenta comienza hace muchos, pero muchos muchos millones de años, cuando la tierra era conocida como Pangea y no existían los continentes tal y como los conocemos hoy día.

Geoparque
Jose Antonio de Natrural explica el sistema apalachense

El paisaje de los Montes Apalaches

Estamos a unos 1.400 metros de altitud, tenemos una perfecta visión de la sierra de Villuercas, así como de diferentes geositios del parque.

Ante nosotros se extiende un peculiar sistema montañoso conocido como “relieve apalachense”. El nombre deriva de los Montes Apalaches de EEUU.

En este punto perdido de Extremadura se sitúa un hermano lejano y perdido de aquellos montes.

Todo tiene su explicación científica. Esta zona estuvo sumergida bajo el mar configurando un único territorio: Pangea.

La fuerte presión de las placas durante miles de años, hizo que la enorme roca se separara, abriendo paso a las aguas y creando los actuales continentes.

Así, zonas de EEUU, España, Portugal y Escocia, entre otras, comparten la misma configuración geológica apreciada en los sistemas apalachenses.

Actualmente se trabaja para la creación del Sendero Internacional de los Apalaches, único en el mundo por su singularidad.

Geoparque
Anticlinales y Sinclinales del Geoparque villuercas Ibores Jara

No hay nada mejor para asimilar una lección de geografía de esta envergadura que acompañarla de un picnic de productos autóctonos.

El mirador del Pico Carbonero es el mejor lugar del mundo para tomar un tentempié y disfrutar, a la vez, de una visión panorámica de 360º.

Picnic entre clases de geología - Pico Carbonero
Picnic entre clases de geología – Pico Carbonero

A esta altura se encuentran fósiles marinos con más de 600 millones de años como el Daedalus. Pisamos rocas que contienen sus huellas.

Es imposible no abrumarse ante la historia geológica de la tierra, sobretodo cuando nuestro guía nos cuenta como se produjeron estos valles y sierras, salpicados de anticlinales y sinclinales.

Nunca he recibido una lección tan práctica, rápida y condensada de geología. ¡Me ha encantado! Mi parte curiosa y ávida de historias ha disfrutado enormemente en este lugar.

SAM_7406

Las Loreras de Castañarejo

Ponemos rumbo a Castañar de Ibor. Antes, José Antonio nos introduce en un lugar único y excepcional.

De repente hemos llegado al Jurásico en el punto conocido como Loreras de Castañarejo donde crece un tipo especial de laurisilva milenaria junto a algunos arroyos de la zona.

Descubrimos la evapo-transpiración, proceso realizado por esta especie vegetal para sobrevivir.

Consiste en tomar agua por las raíces y expulsarla a través de las hojas produciendo la humedad suficiente para vivir, por ello se las conoce como el árbol de la niebla.

¡Fantástico! En ese momento no sabía si estaba en Extremadura o en alguna selva tropical.

Arroyo en la Garganta del Obispo que nutre al Loreral de
Garganta del Hospital del Obispo – Loreral de Castañarejo

Geomenú, productos km0 de las Villuercas Ibores Jara

En los geoparques, son tan importantes los aspectos geológicos del territorio como los culturales, patrimoniales y gastronómicos. 

Por ello, algunos establecimientos preparan el “Geomenú” oportunidad única para degustar los productos autóctonos y típicos de la comarca como las migas o los quesos de denominación de origen Ibores.

En nuestro periplo por esta tierra hemos probado dos tipos diferentes de geomenú en los restaurantes Solaire y Avellaneda de Castañar de Ibor.

¿Qué puedo decir de la gastronomía extremeña? Pues que me parece sublime.

Una auténtica fiesta de sabores en la boca, acompañados de productos sorprendentes como el cava de Almendralejo o vinos que se llaman “Luz”.

Geoparque
Queso del Geoparque Villuercas Ibores Jara
SAM_8026
Cava extremeño

Cueva de Castañar de Ibor

Tras la deliciosa comida seguimos camino hasta la Cueva de Castañar de Ibor, declarada Monumento Natural.

Uno de los geositios más importantes del Geoparque Villuercas Ibores Jara.

No podemos visitar in situ por lo delicado de su situación. Es muy sensible a las variaciones de temperatura y está muy restringida a los visitantes por lo que se ofrece la alternativa en el Centro de interpretación de mismo nombre.

Un increíble documental en 3D y las explicaciones de los técnicos nos ayudan a entender el valor de la cueva. El centro cuenta, además, con maquetas que reproducen en su totalidad el geoparque. 

¡La cantidad de cosas aprendidas en este viaje sobre la desconocida y variada Extremadura!

Centro de Interpretación Cueva de Castañar de Ibor
Centro de Interpretación Cueva de Castañar de Ibor

El Castañar de Calabazas

El final, a un día inolvidable, llega con la visita a una zona de árboles singulares extremeños.

El microclima de la zona permite la existencia de impresionantes bosques de castaños, robles, alisos, sauces, loreras…, vamos, un verdadero vergel en una zona que muchos consideran inhóspita.

El Castañar de Calabazas es un ejemplo de bosque del Geoparque donde viven castaños centenarios muy queridos por estas tierras.

Es el caso de Postureo con unos setecientos años de antigüedad, diecisiete metros de altura y ocho de perímetro.

Postureo, el rey de los castaños en el Geoparque
Postureo, el rey de los castaños en el Geoparque

Caminar por estos lugares es un privilegio que todo ser humano debería hacer para sentir la naturaleza en estado puro.

Aquí, uno desmiente por completo la imagen de una Extremadura seca. Es imposible asimilar tanta belleza natural junta.

Mis pies comienzan a alejarse del grupo para introducirse por los cercanos bosques de alisos y la sorpresa llega al encontrar ¡una orquídea!

¡Extremadura no es seca!
¡Extremadura no es seca!
Peonia silvestre del Geoparque
Peonia silvestre del Geoparque Villuercas Ibores Jara

En este insólito espacio acabamos nuestro día por el Geoparque Villuercas Ibores Jara.

Un lugar cargado de historias, de naturaleza, de un valor patrimonial que va más allá de la mano del hombre.

Un lugar de cuento, con zonas boscosas propias de películas de elfos y montañas donde pudieron haber vivido los indios.

Sencillamente, un rincón de Extremadura para conocer y disfrutar. Como veis, no hace falta viajar muy lejos para vivir una intensa aventura.

Pin It on Pinterest