Hotel Can Bonastre Wine Resort un pequeño paraíso entre viñedos

A tan solo treinta y cinco kilómetros de Barcelona se sitúa la región vitivinícola del Penedès, una de las principales Rutas del Vino de España y cuna del cava.

Nosotros vivimos en esta región por lo que disfrutamos a diario de sus paisajes, naturaleza, tradiciones y patrimonio.

A la amplia oferta de actividades por hacer en la comarca, se suma la posibilidad de alojarse en antiguas masías, hoteles o casas rurales de peculiar encanto.

Este es el caso del Hotel Can Bonastre Wine Resort, donde hemos pasado un inolvidable fin de semana.

Pasarela jardín Can Bonastre Barcelona resort wine

El hotel Can Bonastre es una interesante alternativa a la cercana y turística Barcelona. Ideal para la desconexión ya que combina actividades vinculadas al mundo del vino, de la gastronomía con un exclusivo spa

Pinceladas de historia

Los primeros documentos históricos que hacen referencia a la propiedad son del  año 1548 y hablan de la masía de Joana de Bonaste de Santa Magdalena.

La familia Bonastre es propietaria de las tierras durante más de tres siglos hasta que en el año 1986, Martí Vallès (abuelo del actual propietario) compra la propiedad. Obsesionado con los vinos franceses importó variedades foráneas creando su propia bodega en 1993.

El año 1996 se comercializan los primeros vinos a partir de las variedades francesas. El año 2000 se inicia la renovación de la masía y adecuación de la bodega para construir el hotel que finalmente se inaugura en el 2007, siendo el primer Resort Wine de la zona.

Masía Can Bonastre

El Hotel Can Bonastre

El hotel ofrece doce habitaciones con nombre y estilo propio que hacen referencia a la montaña de Montserrat que se divisa desde la masía.

Las dos suites, sin embargo, llevan el nombre de las fincas de las que forma parte el resort: Can Bonastre y Can Bartomeu.

Suite Can Bartomeu

Cuando llegas al Hotel te imaginas unas habitaciones de fuerte estilo rural, muy dado en este tipo de hoteles y en la zona.

Sin embargo, Can Bonastre nos ha sorprendido con unas habitaciones modernas, confortables, con todo lujo de detalles que sintonizan perfectamente con el entorno, donde los grandes ventanales recuerdan la importancia del paisaje y del entorno natural en el que se sitúa.

Suite Can Bonastre Barcelona resort wine

En su restaurante hemos disfrutado de una rica y variada gastronomía que apuesta por los productos de kilómetro cero. Can Bonastre está a punto de recibir la certificación ecológica de sus vinos y aceites.

Este amor por los productos sostenibles y ecológicos se nota en la delicada carta y en los menús que ofrecen en su restaurante Tribia, donde de nuevo se hace un guiño a la historia del lugar, ya que Tribia era una variedad de uva blanca cultivada en la Cataluña medieval.

Decoración mesa Can Bonastre Barcelona resort wine Cordero con guarnición Can Bonastre Barcelona resort wine

La experiencia gastronómica es una delicia. Degustamos productos creados por la familia Vallès, como el aceite de oliva arbequina Na Joana y vinos DO Cataluña que solo puede degustarse en el restaurante del hotel.

¡Menudo fin de semana! aquí piensan en todos los detalles para que tú, no tengas que pensar y disfrutes de un retiro casi espiritual.

Jardin Can Bonastre Barcelona resort wine

Complementa la experiencia sensorial, los paseos por los viñedos y la visita guiada a la bodega con cata de vinos incluída, donde conoces de primera mano los secretos de esta singular propiedad.

Chill out Can Bonastre Barcelona resort wine

Vídeo de Can Bonastre Wine Resort – Barcelona

Vídeo versión 3D

La combinación de hotel, paseos entre viñedos y bodega es todo un acierto porque no es necesario que cogas el coche para nada.

El tiempo se te pasa volando entre degustaciones, masajes, buena gastronomía y vida contemplativa. 

Cripta bodega Can Bonastre Barcelona resort wine botellas cata Can Bonastre Barcelona resort wine

La guinda del pastel que pone broche de oro a nuestra experiencia, es el Spa.

El ACBUA Wine Spa de Can Bonastre nos deja sin palabras, un lugar pensado para el bienestar y el relax donde la vid sigue estando presente ya que es el producto utilizado en los productos cosméticos.

Definitivamente, un templo para mimar nuestro cuerpo y nuestra mente. Las instalaciones ofrecen unas inmejorables panorámicas a la montaña de Montserrat. ¡Menuda desconexión! ¡Y todo esto al lado de casa! 

fuentes de agua del Spa y mirador a Montserrat

Fuentes de agua del Spa y mirador a Montserrat

El Hotel Can Bonastre se ha convertido en nuestro paraíso al lado de casa, un lugar al que pensamos volver ya que no es necesario estar alojado para disfrutar del restaurante, del spa o de su entorno.

Con la llegada del buen tiempo, se convierte en un must del vermuteo, de las catas de vino y de noches especiales. 

Letrero Can Bonastre Barcelona resort wine

Datos de interés

El Hotel abre de viernes a domingo.

El restaurante lo hace de jueves a domingo.

Para la visita a las bodegas y catas es necesario reservar ya que solo se programan los fines de semana.

Si solo quieres disfrutar del spa también lo puedes hacer con cita previa.

Can Bonastre está situado en la localidad de Masquefa, en la carretera B-224 km 13,2. Tiene muy buena señalización por lo que es sencillo llegar hasta el hotel.

El hotel es ideal para venir en pareja, con la familia e incluso con un grupo de amigos ya que todas las actividades están pensadas para disfrutarlas en compañia.

Los más pequeños disfrutarán en los jardines de la masía donde viven ocas, patos y animales de granja, así como realizar actividades en los viñedos como rutas en “burricletas”.

Nota de la autora: Agradecemos a Roger Vallès su amable acogida, igual que a todo el equipo del hotel por facilitar nuestro trabajo en las grabaciones y las fotos.

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Un objetivo: la vuelta al mundo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.