Un paseo por el Monumento Natural de Las Tuerces (Palencia)

Palencia se conoce paso a paso a través de sus páramos, de sus sendas, de sus montañas. A través de sus parajes naturales de alto valor geológico, ecológico y paisajístico combinados con pequeños pueblos encantadores en los que la gastronomía, las tradiciones y el patrimonio atrapan tus sentidos para siempre. Ese es el caso del Monumento Natural de Las Tuerces que consigue elevar a Villaescusa de las Torres al olimpo de los lugares de interés natural más impresionantes de Castilla y León.

Palencia presenta un hipnótico contraste, es una provincia de transición entre la meseta castellana y la cordillera cantábrica, un vasto territorio heterogéneo en cuanto a paisajes, costumbres y gentes.

Los últimos días de nuestro road trip palentino los dedicamos a disfrutar de la Montaña Palentina, una de las cuatro comarcas en las que se divide la provincia, caracterizada por su calidad ambiental y paisajística.

Estas características hacen que esté preservada casi en su totalidad bajo tres figuras de protección ambiental: el Espacio Natural de las Tuerces, el Espacio Natural de Covalagua y el Parque Natural de las Fuentes Carrionas y Fuente Cobre.

Tras nuestro paso por el Cerrato, Tierra de Campos y los Páramos, teníamos muchas ganas de llegar hasta el Parador de Cervera de Pisuerga, nuestro “campamento base” en la zona, para realizar una serie de rutas a través del románico palentino, de localidades como Aguilar de Campoo o del singular paisaje del Geoparque de Las Loras en el que se situa el Monumento Natural de las Tuerces.

Karts de Las Tuerces uno de los puntos de interés geológico de Las Loras

El 5 de mayo de 2017 el primer y único geoparque de Castilla y León entra a formar parte, por méritos propios, de la Red de Geoparques Europeos.

Ya hemos visitado anteriormente otros  como el que se extiende por la provincia de Cáceres, pero ¿en qué consiste un geoparque?

Los Geoparques son unos de los programas más importantes de la UNESCO junto al de Patrimonio de la Humanidad y las Reservas de la Biosfera.

En ellos se desarrollan proyectos que ponen en valor la cultura, gastronomía, recursos naturales y una larga lista de elementos de la zona donde se localiza el geoparque con el objetivo de asentar la población, atraer un turismo sostenible y mejorar la riqueza del territorio.

Senda al Monumento Natural de las Tuerces Geoparque de Las Loras (Villaescusa de las Torres)

Nuestro paseo por el Monumento Natural de Las Tuerces

El día es frío, tenemos riesgo de lluvia y de nevada, tal como nos ha pasado en los útlimos días de nuestro viaje.

Una primavera casi invernal nos da una pequeña tregua en el día que decidimos acercarnos hasta las Tuerces, cosa de agradecer ya que el viento sopla fuerte por los páramos palentinos y tras las últimas nevadas la sensación térmica es de mucho frío. Aún así, Palencia merece nuestra visita y respeto.

Esta visita forma parte del viaje de Semana Santa que se ha alargado varios días más, ya que esta desconocida provincia nos está conquistado poco a poco.

Dejamos nuestra cálida y acogedora habitación en el Parador de Cervera de Pisuerga para poner rumbo a Aguilar de Campoo, principal núcleo urbano de la zona.

A lo largo de la mañana realizamos una serie de visitas guiadas por la bella ciudad palentina que acoge durante el 2018 la Exposición de las Edades del Hombre. Tras la comida, toca visitar Las Tuerces.

Siete son los kilómetros que separan la localidad del paraje natural por lo que puedes llegar caminando o en bici hasta él. La ruta es sencilla y accesible, prácticamente en llano, siguiendo el río Pisuerga.

En nuestro caso lo hemos hecho en coche, ya que esta senda es recomendable con buen tiempo.

La señalización es excelente. Desde Aguilar de Campoo ya se aprecia a lo lejos el impresionante escenario de los contrafuertes de Las Tuerces.

Panorámica de las Tuerces desde la carretera de Aguilar de Campoo a Villaescusa de las Torres

Una vez llegamos a Villaescusa de las Torres dejamos el coche en un aparcamiento habilitado a los pies de los espectaculares contrafuertes de la elevación. 

La subida hasta la Peña Mesa es de baja dificultad. Por el camino nos entretienen una serie de fuentes de agua cristalina, el paisaje y las vistas hacia el campanario de Villaescusa.

Empieza a nevar, pequeños copos nos enfrían la cara, pero estamos convencidos de que al final, el tiempo nos dará una tregua para poder llegar hasta la cima y disfrutar de este singular paraje.

Saltos de agua en la senda hacia la cima de Las Tuerces

Lo que el camino nos ofrece es un paisaje de película. A nuestros pies queda la pequeña localidad, el Pisuerga y las estribaciones de la Montaña Palentina. Un poco más lejos, Aguilar de Campoo parece saludarnos desde la distancia.

El impresionante románico palentino queda doblegado ante la belleza natural de Las Loras que se extiende por un vasto territorio que llega hasta la cercana provincia de Burgos.

Elevados páramos y cerros, cañones fluviales, estepas, bosques y praderas se divisan a lo largo de Las Loras, una “comarca” geográfica que se extiende por dos provincias.

Nosotros recorremos una de las georutas creadas para conocer la singularidad de estas tierras. “La escalera del tiempo” una senda que transcurre por rocas sedimentarias del Mesozoico y cuentan la historia geológica de más de 200 millones de años.

Y aquí estamos nosotros, dos simples mortales absortos en la inmensidad de la naturaleza palentina, en silencio, sin palabras reconocibles que puedan explicar las sensaciones que provoca el paisaje estremecedor de esta especie de “Ciudad Encantada”.

Un lugar desconocido en el que no oímos más que el sonido del viento, de algunas aves y de un tren lejano que corre veloz por la llanura junto al Pisuerga.

Las Tuerces son un mirador excepcional hacia la llanura del Pisuerga 

“La escalera del tiempo” ruta tematizada que transcurre por el Monumento Natural de Las Tuerces

Una vez en la cima disfrutamos de la colección de formas geométricas que la erosión del viento y el agua han hecho en la piedra, pareciera que un erudito escultor se hubiera pasado horas y horas esculpiendo este paraje.

La naturaleza, con la paciencia del paso del tiempo, ha creado una obra natural que supera a cualquiera de las realizadas por el ser humano.

Carmelo y yo caminamos en silencio a través de recovecos, nos asomamos a las ventanas naturales, nos dejamos llevar por este impresionante lugar.

Hoy, el mundo parece creado solo para nosotros y esa sensación de unión con este universo invita a la felicidad, incluso, un tímido sol nos acompaña durante un rato.

Caminando entre callejones de piedra

Improvisados marcos fotográficos en la piedra caliza de Las Tuerces

Estas oníricas formaciones son resultado de la erosión de origen kárstico en las rocas calizas que proceden del cretácio superior. La mayoría me recuerdan a piedras pómez gigantes o a bloques de lava expulsadas por algún volcán extinto.

Las Tuerces son un laberinto de grandes bloques con formas caprichosas esculpidas al azar de los vientos y del agua.

Además, también puede verse en el lateral sudeste de Las Tuerces uno de los cañones más impresionantes de España, el de la Horadada.

Nosotros solo podemos ser conscientes de su magnitud, si quieres verlo debes ir hasta el Monte Cildá en la localidad de Olleros de Pisuerga justo enfrente del elevado páramo.

¡Parece que unos gigantes estuvieron jugando por aquí!

La erosión del viento y del agua en las rocas calizas da lugar a Las Tuerces

Recomendaciones para visitar Las Tuerces

– Calzado cómodo y que no resbale. Ropa cómoda y transpirable con el buen tiempo y de abrigo en los meses de más frío. Si vienes en verano, trae un sombreo o gorra para cubrirte del sol, igual que protección solar, este no es un lugar con sombras.

– La zona habilitada más próxima para hacer un picnic o comer es el área recreativa de Villaescusa de Las Torres. Si vienes a Las Tuerces recuerda que es un espacio protegido. No dejes basura, ni ningún tipo de resto.

– Prepara tu cámara o tus prísmaticos. Si te apasiona la fotografía y/o la observación de aves, este es un lugar privilegiado para ambas cosas.

– Las sendas para llegar hasta Las Tuerces son bastante fáciles, pero no están adecuadas para personas con movilidad reducida.

– Ideal para venir con los más peques de la casa, con amigos e incluso con tu mascota.

– Espacio al aire libre, no tiene horario. Puedes hacer visitas guiadas a través de las páginas oficiales del Geoparque o de las oficinas de turismo de Aguilar de Campoo y turismo de Palencia.

– Una vez arriba verás que no hay ningúna senda definida ni señalizada por lo que libremente puedes elegir tu camino en función de lo que te llame la atención.

Todo tipo de formas salen al paso en Las Tuerces

Dejamos atrás este magnífico paraje natural de Palencia, un imprescindible si visitas la zona, para poner rumbo hacia el embalse de Aguilar de Campoo, el más grande de la provincia.

La noche nos espera de nuevo en el confortable Parador de Cervera de Pisuerga en plena Montaña Palentina donde, mientras cenamos, es imposible no recordar los momentos vividos en Las Loras.

Sobre El Autor

Caminar y viajar junto a Eva. Curioso por naturaleza. Un objetivo: La vuelta al mundo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.