Qué hacer en Barcelona en un fin de semana

¿Piensas hacer una escapada a Barcelona en un fin de semana? Estás de enhorabuena ya que la Ciudad Condal te recibe con los brazos abiertos. Siempre encontrarás un excelente ambiente propiciado por sus calles comerciales, sus avenidas, sus recoletas plazas salpicadas de preciosas terrazas y, cómo no, por su apreciada gastronomía mediterránea.

Todo ello provoca que Barcelona tenga mucho para descubrir y que merezca la pena quedarse varios días. Pero si solo dispones de un fin de semana para visitarla, no te preocupes, te proponemos los mejores planes para que te vayas con un buen sabor de boca.

La ciudad de Barcelona desde el mirador del MNAC en Montjuïc

Viernes. Llegada a Barcelona, alojamiento y toma de contacto con la ciudad

Tras el alojamiento, un buen plan para el viernes tarde-noche es recorrer el paseo de Gracia que discurre tranquilo entre la plaza de Cataluña y la avenida Diagonal. En esta arteria disfrutarás de obras modernistas, de una exclusiva oferta de shopping y de uno de los ambientes más cool de la ciudad. 

Al caminar por este paseo descubrirás joyas de la arquitectura catalana cuyo punto álgido se encuentra en la conocida “Manzana de la Discordia” o Quadrat d’Or, el conjunto de edificios modernistas más famoso de la ciudad situado entre las calles Aragó y Consell de Cent.

Los arquitectos Domènech i Muntaner, Puig i Cadafalch y Antoni Gaudí se prodigaron en sus fantasías creativas. Puedes visitar La Casa Atmeller (abierta hasta las 18:00) y la Casa Batlló (abierta hasta las 21:00). Un poco más arriba se sitúa La Pedrera, otra de las exquisitas obras civiles de Antonio Gaudí en esta artería barcelonesa (abierta hasta las 21:00).

Casa Ametller en Paseo de Gracia

Haz una parada en el Nacional, siéntate y disfruta del ambientazo de este multiespacio, “un reflejo de la vida social y cultural de Barcelona” según se definen ellos mismos.

El Palau Robert (abierto hasta las 20:00) es el colofón de esta primera toma de contacto con la ciudad. En su interior se sitúa una oficina de turismo, salas de exposiciones, un relajado jardín y justo a su lado, una notable colección de lugares para cenar o tapear.

Otra opción es asistir a alguna obra de teatro entorno al paseo de Gracia. El Tivoli, el Borràs o el Coliseum siempre cuentan con una interesante oferta.

Sábado. Prepara tus pies, vamos de paseo por la Barcelona “de los prodigios”

La ruta que te proponemos para el sábado te llevará a descubrir los escenarios más interesantes de la novela “La ciudad de los prodigios” de Eduardo Mendoza. Conocerás rincones fascinantes de l’Eixample, el singular barrio de la Ribera y el fascinante Parque de la Ciudadela, lugares donde aún resuenan los ecos lejanos de la Exposición Universal de 1888, que transformó la ciudad para convertirla en lo que es hoy día.

Iniciamos el paseo en el centro neurálgico de la ciudad, la Plaça de Catalunya¡Date tiempo para respirar este lugar! aunque no lo parezca, la plaza ocupa cinco hectáreas. Estamos ante el nexo de unión de la vieja (Ciutat Vella) y la nueva ciudad (l’Eixample).

Desvíate un momento hacia el Portal de l’Àngel, emblemática calle comercial abierta con motivo de la Exposición Universal de 1888, convirtiéndose en una pequeña avenida de preciosos palacetes ocupados hoy día por un buen número de tiendas de ropaDesde fuera no lo parece, pero si accedes a algunas de ellas, disfrutarás del encanto de los viejos palacios (imprescindible Cortefiel y H&M). ¿Sorprendido verdad?

Sube de nuevo hacia el Paseo de Gracia. Fíjate en el bonito edificio del número 24, la Casa Pere Llibre, un ejemplo de neomudéjar en el que el escritor Eduardo Mendoza sitúa la residencia de uno de los personajes de su novela.

Dejamos el Paseo de Gracia a la altura del carrer Casp. Prepárate para otra sorpresa. En el número 48 se sitúa el primer edificio de viviendas que Gaudí realiza en l’Eixample a petición de un importante empresario textil. 

Casa y restaurante Calvet otro de los grandes edificios de Gaudí en el Barrio del Eixample

La casa no se puede visitar. En los bajos se encuentra el Restaurante Calvet, que ocupa lo que fueron las oficinas de la empresa. ¡Una buena oportunidad para comer o cenar entre ecos modernistas!

La ruta literaria sigue hacia plaça Urquinaona, punto ideal para observar la rectilínea via Laietana construida entre 1907 y 1909 tras la demolición de las viejas murallas. Principal vía de unión entre el Port, La Ciutat Vella y l’Eixample.

A la derecha de la vía, se sitúa el núcleo medieval (conocido como Barri Gòtic) y a la izquierda el barrio de la Ribera al que accedemos a través del Carrer Sant Pere Més Alt. En este punto, te darás de bruces con el magnífico Palau de la Música Catalana, obra de Lluís Domènech i Montaner, otro de los grandes arquitectos del modernismo catalán. El edificio está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1997.

Déjate envolver por la atmósfera de este barrio, piérdete por sus calles, visita el magnífico Mercado de Santa Caterina, menos saturado que el de la Boquería y con buenos puestos gastronómicos en los que tomar algo. 

La Ribera era el centro neurálgico de la Barcelona de los siglos XIII al XV (e incluía al famoso Barrio del Born.) Contágiate de la Barcelona cotidiana en las plazas de Sant Cugat, Allada Vermella y Sant Agustí, en este punto haz una parada.

Entra en el antiguo convento de mismo nombre y prepárate para una de las sorpresas más dulces de la ciudad, el Museo del Chocolate. Finaliza tu recorrido por La Ribera en la fascinante plaça de Sant Pere, siéntate en alguna de sus terracitas, toma un aperitivo y ¡Guárdanos el secreto!

El Mercado del Born es un imprescindible de la zona, otro escenario de la novela de Eduardo Mendoza. Símbolo de la nueva Barcelona que surge tras la Exposición Universal del 1888.

Inaugurado en 1876, es el primer edificio de arquitectura de hierro que se realiza en la Ciudad Condal. El arquitecto Josep Fontserè i Mestre (maestro de Gaudí) se encargó de esta obra. Un año antes, diseñó la urbanización del Parque de la Ciudadela.

Actualmente el mercado es un fascinante espacio cultural e histórico de unos 8.000 metros cuadrados que cuenta la historia del Barrio de la Ribera y de cómo fue demolido en su totalidad para la construcción de la ciudadela borbónica.

Es la hora de la comida, y sin dudarlo, elegimos el restaurante Set Portes a pocos metros del mercado.

Finaliza la tarde con un relajado paseo por el más bello de los parques barceloneses, La Ciudadela, emplazamiento de la Exposición universal de la que aún se conservan un buen número de obras arquitectónicas. 

Sumérgete en su ambiente, observa sus fuentes, súbete a una barca del lago y visita el edificio del Parlamento de Cataluña. Justo enfrente, se sitúa un pequeño jardín en el que sobresale una de las obras más bellas de Barcelona, El desconsuelo, del artista Josep LLimona.

“El desconsuelo” obra de Josep Llimona en el Parque de la Ciudadela

Regresamos al punto de partida, la plaza de Cataluña, a través del magnífico paseo de Lluís Companys que luce con orgullo su espectacular Arco del Triunfo, de estilo neomudéjar que representa el paso de Barcelona a la modernidad como puerta de entrada a la Exposición Universal.

Arco del Triunfo, inicio del Paseo de Lluís Companys que lleva hasta el Parque de la Ciudadela

Si aún tienes fuerzas, la zona del Born es una excelente opción para cenar, tapear y tomar algo antes de regresar al hotel en este primer día de nuestro recorrido por Barcelona en un fin de semana.

Domingo. Transporte público, modernismo y mar

Una excelente opción para el domingo es recorrer los puntos más interesantes de la obra del maestro Gaudí, de algunos de los arquitectos coetáneos y por supuesto bajar hasta el mar.

Empezamos la mañana con visita a la Sagrada Familia, obra cumbre de Gaudí en la que descubrirás el carácter simbólico de su obra. Imprescindible hacer reserva antes, no te presentes allí sin haberla hecho ya que no podrás visitarla.

La avenida Gaudí que nace justo enfrente del templo te llevará hasta otro de los lugares que han hecho de Barcelona la capital mundial del modernismo, l’Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, obra de Lluís Domènech i Muntaner. Está catalogado Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

¡Vaya par de edificios para una sola mañana! Pero aún hay tiempo para llegar hasta el Park Güell al que puedes llegar sin problemas en metro, bus o Bus Turístic. En este enclave gaudiniano podrás apreciar el constante juego entre naturaleza y arquitectura que tanto le gustaba al maestro. 

Estás en pleno Barrio de Gracia, una excelente oportunidad para conocer uno de los barrios más “castizos” de Barcelona. En él encontrarás, además de una amplia oferta de restaurantes de todo el mundo, calles singulares, plazas con nombre de novela, un nutrido número de tiendas y de talleres de diseño. Solo tienes que seguir el excepcional carrer Verdi.

Otra opción es acercarte hasta el carrer Carolines y contemplar la primera obra civil de Gaudí, la sensual Casa Vicencs, una de las últimas joyas que la ciudad ha recuperado para ser visitada. ¡Nosotros caímos enamorados a sus pies!

Nos despedimos de Barcelona junto al mar, en otro de sus emblemáticos barrios, La Barceloneta, el antiguo barrio de pescadores que actualmente es conocido por sus restaurantes, bares y playa. 

El trazado es parecido a l’Eixample en pequeño, calles rectilíneas que te llevan a otra más grande. Observa el estilo ecléctico de muchas de sus casas, el modernismo dio paso en este barrio al nuevo estilo de moda. Visita la Casa de la Barceloneta 1761, la única casa que se mantiene intacta desde el siglo XVIII en el barrio y que cuenta la historia de los inicios de la dinastía borbónica en España, así como de la introducción del barroco en la ciudad de Barcelona.

Iglesia de Sant Miguel del Puerto en el barrio de la Barceloneta

Barcelona es lo que es gracias al Mediterráneo, a sus playas de fina arena, a sus espacios abiertos al mar, a su sempiterno ambiente estival. Por ello, la mejor manera de finalizar esta escapada a Barcelona en un fin de semana es junto al mar.

Playa de Sant Sebastián en el barrio de la Barceloneta con el Hotel W al fondo

Datos de interés para visitar Barcelona en un fin de semana

Te dejamos estos tips para ayudarte en la planificación de tu visita a Barcelona en un fin de semana, esperamos que te sean de utilidad. si necesitas ampliar información puedes dejarnos un comentario. 

– Alojamiento recomendado para disfrutar Barcelona en un fin de semana

Barcelona es una ciudad con una excelente oferta de alojamiento, como por ejemplo la que ofrece el sitio de Voyage Privée, una opción que nosotros hemos utilizado en varias ocasiones y con quienes hemos quedado muy satisfechos.

Barcelona en un fin de semana con Voyage Privée en el Hotel Miramar Montjuïc

– ¿Cómo moverte por la ciudad?

En general, el recorrido que os proponemos para conocer Barcelona en un fin de semana se realiza a pie, pero en algunos casos no queda más remedio que utilizar transporte público. A ello le tienes que sumar los desplazamientos para ir y volver al aeropuerto o a las estaciones de tren o bus.

Una de las opciones es comprar la tarjeta T-10 que permite 10 viajes en todos los transportes urbanos a lo largo de una hora y quince minutos, por lo que si tenéis que hacer intercambios os sale muy rentable.

Pero si eres de los que prefieres moverte libremente en coche, siempre puedes alquilar uno a buen precio.

La tarjeta Hola Barcelona para dos días es otra opción interesante para más de seis desplazamientos por días, en el caso que el alojamiento esté más alejado del centro.

El bus turístic y la Barcelona Card también son muy recomendables para visitas de fin de semana. Os dejamos además información sobre otras actividades.    .

– ¿Cómo llegar al centro desde el aeropuerto?

Una pregunta que siempre te haces cuando llegas a una ciudad en avión. En Barcelona tienes diferentes opciones en función de tu tiempo y bolsillo: 

Línea regular de autobús, conocida como Aerobús. Más información.

Tren de cercanías. La línea R2 es una de las opciones más rápidas e interesantes. Más información.

Taxi y VTC. el coste puede variar entre los 25 a los 35 euros.

Puede también interesarte un traslado privado con servicio de bienvenida.

– ¿Se puede aparcar gratis? 

Si vienes con coche el centro de Barcelona es zona azul o verde, la buena noticia es que durante el fin de semana muchos de estos lugares son gratuitos ¡Fíjate bien antes de aparcar! No obstante, hay zonas en las que todavía puedes encontrar aparcamiento gratuito: la zona del Poble Espanyol en Montjuïc, Zona Universitaria (al principio de la avenida Diagonal), algunas zonas de barrios como Poble Nou, la Verneda o La Sagrera. 

Todos ellos están muy bien comunicados por líneas de metro y bus.

– Recomendaciones generales si visitas Barcelona en un fin de semana

Evita la zona de las Ramblas, la Sagrada familia o el Park Güel para comer, tapear o tomar algo, en general son un timo y te dejarás el bolsillo. Cuida de tus pertenencias en las zonas turísticas.

Atrévete a visitar otros barrios como el Poble Sec, el Poble Nou, el Barrio del Clot, son lugares con un encanto especial, menos masificados turísticamente, con buenos precios para comer o cenar.

No tengas prisa por verlo todo, planifica bien tu estancia y podrás llevarte un buen recuerdo de tu paso por la Ciudad Condal. Si tienes alguna duda o pregunta, déjanos un comentario, te ayudaremos en lo posible para que tu visita a Barcelona en un fin de semana sea de 10.

Nota de autora: Algunos de los enlaces de este artículo incluyen enlaces de afiliados. Gracias a este sistema podemos seguir adelante con el mantenimiento del blog y con nuestro proyecto viajero. .

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Desde octubre de 2018 me encontrarás también al frente de Penedes Lovers Enoturismo, una agencia receptiva especializada en la cultura del vino.

3 Respuestas

  1. Netikerty

    Barcelona es una ciudad que me encanta pero solo la he visitado un poco de paso. Necesito hacerle una visita en condiciones así que tu post sobre que hacer en Barcelona un fin de semana me vendrá fenomenal, además he visto que incluyes en tu ruta muchos edificios de Gaudí, así que, me encanta!!

    Responder
    • Eva Puente

      Muchas gracias por tu comentario Cris! Ya sabes que si venís por Barcelona, solo tenéis que decírnoslo para daros los mejores consejos y tips sobre la ciudad.
      El tema de Gaudí, es una pasión que me viene de lejos, de cuando estudiaba historia del arte en el instituto en Madrid, ¡anda que no ha llovido!

      Un abrazo,
      Eva

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.