Diez razones para viajar a Gambia, la costa de la sonrisa

Gambia ha supuesto una de las experiencias más singlares de mi vida en el que se ha producido la toma de conciencia con una África que solo conocía por los medios, por la historia que nos cuentan, por las fotos o comentarios. Una toma de conciencia personal y humana. Tras nueve días de viaje por “La costa de la Sonrisa”, os comparto mis razones para viajar a Gambia. 

Si lo buscas en el mapa apenas se aprecia, ya que Gambia queda mitigada junto al río de mismo nombre. El país más pequeño del África continental se introduce a lo largo de casi 400 kilómetros en el corazón de Senegal.

Aunque muchos puedan pensar que su mayor encanto son las playas, Gambia cuenta con un buen número de atractivos más allá de este trillado reclamo.

Gambia, la costa de la sonrisa

Pueblos de pescadores, extensas reservas naturales, Patrimonio de la Humanidad y siempre, la eterna sonrisa de unas personas que muestran al mundo que la adversidad puede superarse con poco. 

Gambia ofrece un buen número de actividades para el viajero, desde el que lo elije como un destino de relax al que desea descubrir el exotismo de su fauna, flora y cultura.

Si eres de la primera opción, te recomendamos que elijas un ecolodge, alojamientos dedicados exclusivamente a esta filosofía de vida (yoga o Mindfulness).

Pero si además de un apreciado relax deseas explorar este singular país, te dejo mis diez razones para viajar Gambia.

Mis diez razones para viajar a Gambia

1.- Visita el mercado de frutas y pescado deTanji

La localidad de Tanji se encuentra a unos 30 kilómetros de la capital Banjul, para llegar hasta ella hay que seguir la carretera de la costa dirección sur.

Justo a pie de carretera da comienzo un mercado repleto de productos locales, frutas, especias, verduras, utensilios, ropa, pescado, todo cuanto un gambiano o gambiana pueda necesitar.

El ritmo es hipnótico y frenético para quien no está acostumbrado a este tipo de lugares al aire libre.

Puestos de verdura y frutas en el mercado de Tanji

Desde la carretera, el mercado se extiende por una calle que lleva hasta la playa de Tanji.

Sorprende el caos circulatorio, el colorido de los ropajes, las sonrisas, el aparente desorden en los puestos de venta.

Imprescindible experimentar la mezcla de olores. El humo de las mazorcas de maíz contrasta con el del tueste de los cacahuetes, las especias contrastan con el olor del pescado en salazón o recién sacado del mar.

Cae la tarde en Tanji, llegan las capturas de pescado

Mi recomendación es ir al atardecer, solo entonces se produce uno de los espectáculos más increíbles de Gambia.

Es entonces cuando decenas de embarcaciones llegan a la playa cargadas de pescado. Cientos de personas invaden la playa en un desenfrenado ir y venir de cubos y sacos de pescado. Con el agua por encima de la cintura, hombres y mujeres por igual se afanan en coger las capturas para llevarlas a los puestos de venta.

Uno solo puede quedarse parado, hechizado ante un “espectáculo” que sobrepasa tus sentidos. Olores, colores, sabores… todo se mezcla en una escena que para los visitantes resulta impactante, pero que para los locales es solo un día más de trabajo.

Si te acercas hasta aquí, respeta a la gente que trabaja, intenta molestar lo menos posible con tus fotos y grabaciones. Ellos te lo agradecerán con una sonrisa.

2.- Visita la Isla Kunta Kinteh, Memorial de la esclavitud en África

Gambia cuenta con un oscuro pasado que se remonta a la época de las primeras colonias portuguesas. Ese es el punto de partida de una página negra de la historia de occidente cuando empezamos a comerciar con seres humanos.

Mano de obra barata, sin derechos, tratada como mercancía, aunque estas prácticas ya venían de lejos, ya que la apreciada fortaleza de los Mandinga (raza autóctona de la zona) era objeto de deseo por comerciantes árabes desde el siglo X.

El río que da nombre al país, permitía adentrarse unos cientos de kilómetros en busca de tribus asentadas en las cercanías de sus riberas. Allí se capturaban a las personas para llevarlas a los puntos de almacenaje y subasta.  La ahora llamada isla Kunta Kinteh era uno de ellos.

Cientos de esclavos esperaban, en las mazmorras de la fortaleza construida en la isla, a ser subastados y embarcados con destino a plantaciones de todo el mundo.

Roots, la célebre novela de Alex Halley, convertida en la famosa serie de televisión “Raíces”, cuenta la historia de un esclavo rebelde llamado Kunta Kinteh que probablemente salió de esta isla a los campos de algodón americanos.

Hoy en día, esta historia es recordada en un memorial de la esclavitud de África, en la Isla de Kunta Kinteh a la que se llega después de un apacible paseo en barca.

Conocer esta historia, las implicaciones en el subdesarrollo de este continente y nuestra deuda con ellos es a mi parecer otro imprescindible si visitas Gambia.

Isla de Kunta Kinteh en pleno río Gambia

Para llegar a la isla Kunta Kinteh es preciso cruzar en ferry desde Banjul a Barra (toma su tiempo) y seguir unos cincuenta kilómetros la carretera que bordea el margen derecho del río hasta llegar a la localidad de Aldabar.

Allí podrás contratar los servicios de guía y pequeñas embarcaciones que te transportarán hasta la isla.

3.- Paseo en barco por el río Gambia (Manglares y reservas naturales)

Depende de las fechas en que se realice el viaje, el caudal del río permitirá diferentes opciones.

Tras la estación húmeda (junio a septiembre) el río es caudaloso, si quieres fotografiar hipopótamos te costará verlos. En esta época es más aconsejable adentrarse en los manglares para descubrir las diferentes especies de aves que viven en su ribera.

Imprescindible un buen teleobjetivo si eres amante de la ornitología. Gambia cuenta con doce áreas protegidas entre las que destaca el Parque Nacional del Río Gambia, cercano a la localidad de Sukuta (cuatro horas desde Banjul).

Para adentrarse en barca por esta reserva nacional es obligatorio hacerlo acompañado de un guarda.

En tu paseo por el río, guarda silencio para escuchar los sonidos de la selva, la sensación es inolvidable. y si tienes paciencia podrás ver y fotografiar algún chimpancé que se aproxime a las orillas. 

El río Gambia da nombre y vida a este país, recorrer alguno de sus tramos en barca es una actividad imprescindible si decides visitarlo.

Te recomiendo pasar alguna noche en los campamentos que se extienden por sus orillas, en los que encontrarás alojamiento cómodo mientras estás rodeado de naturaleza. Si además te decides por un establecimiento dirigido por gente local, la experiencia será única.

4.- Cónoce el Tanje Village Museum 

Otra de las razones para visitar Gambia es conocer su cultura, tradiciones e historia. Una actividad imprescindible en cualquier viaje que realicemos.

El Tanje Village Museum próximo a la locallidad de Tanji es una exposición étnica de instrumentos cotidianos, musicales, orfebrería, fauna, flora, historia y/o costumbres, así como un rincón de artesanos que tejen de forma ancestral, de músicos que enseñan a marcar el ritmo en sus tambores y panaderos que nos muestran su labor cotidiana.

En esta villa museo se encuentra una réplica de un poblado mandinga donde descubrirás curiosidades como que las viviendas de las mujeres están separadas de los hombres.

Artesano tejiendo tela en el Tanje Museum 

Un buen lugar para hacer algunas compras de productos elaborados artesanalmente, sin el insufrible made in China o India.

5.- Presencia un combate de lucha libre gambiana (Wrestling)

La lucha libre gambiana o Wreastling es fácil verla cuando paseas por la playa, tanto hombres como mujeres la practican habitualmente al atardecer.

En el Rainbow Beach Bar de Sanyang, al sur de la capital, organizan campeonatos. Los luchadores son elegidos por el público para enfrentarse sucesivamente en un circulo de arena donde no solo se demuestra la destreza del deportista sino también se incorpora la “maña” de brujos o santeros que con sus conjuros influyen en el contrincante.

Al final, el campeón del torneo exhibe los amuletos que lleva atados a sus extremidades, en un alarde de fortaleza con gestos teatralizados y exagerados.

6.- Pasea por las playas 

Una actividad que no cuesta dinero y merece mucho la pena. Sentir el agua templada del Atlántico en tus pies es una sensación indescriptible. ¿Cómo se puede describir las sensaciones que producen pequeñas cosas como esta?

Mientras recorres las kilométricas playas de este pequeño país, salen a tu encuentro todo tipo de aves, perros, vacas, gente local o turistas haciendo running.

Puedes ver escenas cotidianas como los pastores que aprovechan el agua del mar para lavar a sus ovejas.

Pero es al atardecer cuando los gambianos y gambianas acuden masivamente a las playas como si de sus centros de ocio se trataran.

A falta de parques e infraestructuras sociales, las playas son los punto de encuentro. En las finas arenas juegan a futbol, practican wrestling, pasean a sus mascotas e incluso puedes toparte con algún chamán con su exótica vestimenta (kankurang) en busca de una misión iniciatica. 

7.- Descubre los círculos megalíticos de Wassu

Aprovecha alguna excursión al interior del país, ya sea para visitar el Parque Nacional o un safari fotográfico, para acercarte hasta los círculos megalíticos de Wassu.

Círculos megalíticos de Wassu

Existe un centro de interpretación que explica la antigüedad y cantidad de estructuras funerarias que se extienden por el país y la vecina Senegal, no en vano forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

8.- Comprar en los mercados, cocinar y vestir como un local

Una de las experiencias gastronómicas más singulares que ofrece este país, es contactar con gente local y participar directamente en la elaboración de algunos de sus platos tradicionales.

Yo viví esta experiencia junto a Ida Cham, una chef reconocida internacionalmente por poner en valor la gastronomía popular de Gambia.

Ida te recibe en su casa con los brazos abiertos donde nos propone un nuevo look. Después, ataviados como lugareños con la original, pero imposible misión de pasar desapercibidos en el ajetreado mercado de Tanji, la acompañamos a comprar los ingredientes de la comida que realizará el grupo. Una vez allí, Ida explica sus propiedades y singularidades.

De regreso a su casa con la compra hecha, empieza la masterclas. Toca cocinar benachin, una especie de “paella” riquísima que degustamos en un coqueto rincón habilitado para sus comensales.

Los productos, platos y cocina gambianos no son conocidos, una experiencia local de este tipo ayuda a su conocimiento y divulgación.

9.- Aprender de la fauna gambiana en el centro de recuperación de reptiles

La Gambian Reptiles Farm aporta un toque pedagógico en tu viaje por el país. Próxima a la localidad de Kartong, en esta granja-refugio conocerás las variedades de serpientes y reptiles autóctonos. 

Acariciar una gigantesca serpiente pitón o fotografiarte con una boa hace un flaco favor a los animales, pero por encima de estas reclamadas experiencias, la visita al centro supone el aporte de un dinero a una causa muy noble.

No te quedes solo con la foto. Descubre que detrás de todo ello y en colaboración con el Gobierno de Gambia, se realiza una labor didáctica para concienciar a la población sobre el valor de estos animales como control natural y ecológico de ratones y plagas en los cultivos.

El centro ofrece una pequeña recompensa económica a quien los entregue para su recuperación y posterior reubicación. Gambia no sería lo mismo sin estas especies que aportan un alto valor a su ecosistema, tan apreciado por turistas y visitantes.

La Gambian Reptiles Farm y su aporte pedagógico en cualquier viaje a Gambia

10.- Vivir el ambiente nocturno 

Gambia es un destino seguro, no tengas miedo a salir de noche. Te sorprenderá encontrar  la calle Senegambia repleta de todo cuanto un occidental puede añorar en África: pizzas, hamburguesas, restaurante libaneses, asiáticos…

Toda una colección de tiendas de moda y servicios varios se encuentran concentrados a poca distancia de esta céntrica calle que por la noche se llena de luces de neón. No hay que olvidar la historia colonial británica de este país, por ello es frecuente que la mayoría de turistas procedan de Gran Bretaña

Otra cosa que no te debe sorprender es ver a mujeres maduras occidentales acompañadas o acarameladas con jóvenes y fornidos mandingas. El turismo sexual, lamentablemente, no es solo cosa de hombres.

Si quieres ver en vivo un ambiente desenfadado de baile con música en directo e incluso poder cenar a la vez junto al mar, te recomendamos visitar el Poco Loco Beach Bar. 

Vídeo diez razones para viajar a Gambia, un edén en África

El país de la sonrisa no se encontraba entre nuestros destinos imaginados. Si no hubiera sido por la invitación de Alejandro Martínez Notte, mi historia viajera no contendría el magnífico aprendizaje humano con el que he regresado de Gambia, razón por la que estoy inmensamente agradecido.

Datos de interés

Toda la información de interés para planificar tu viaje la recopilamos en el artículo sobre Consejos para viajar a Gambia, donde encontrarás tips sobre alojamiento, movilidad interna, excursiones a realizar, vacunas, documentación necesaria, etc.

Si necesitas cualquier tipo de ayuda en este sentido, no dudes en dejar tus comentarios en el apartado destinado a tal fin.

Nota de autor: Este viaje a Gambia forma parte del Presstrip en el que he participado como enviado del Canal Teleaire. Mis opiniones son totalmente independientes. Gracias a este tipo de colaboraciones podemos seguir adelante con nuestro proyecto viajero. 

Sobre El Autor

Caminar y viajar junto a Eva. Curioso por naturaleza. Un objetivo: La vuelta al mundo.

9 Respuestas

  1. Héctor Arenós Marco

    Los mercados, en especial en lugares más humildes, suelen ser de lo mejor para mezclarse con los locales, nidos de información sobre la comunidad y el mejor lugar para probar y comprar comida.

    Curiosa la lucha gambiana, parece que tiene bastante que ver con la lucha canaria, ¿no?

    De todas formas, todavía no he sentido la llamada de esta parte de África, antes de adentrarme por ahí, creo que para los niños tiene más atractivo Sudafrica, Bostwana, Namibia, Kenia o Madagascar.

    Saludos.

    Responder
    • Carmelo Caballero

      Cierto Hector. El mercado suele ser punto de encuentro donde confluyen lugareños que representan los auténticos habitantes del país. Si te abres a conversar con ellos son una fuente indispensable de información de su gastronomía y de experiencias de sabores.
      La lucha canaria no la conozco, pero la gambiana es una derivación de la lucha libre.
      Respecto al atractivo…¿porqué crees que Sudáfrica y los paises que mencionas son más atractivos para los niños? Todavía no hemos visitado esos paises, aunque kenia si que entiendo que por su fauna es muy llamativa.

      De todas formas gracias por tu aportación.

      un saludo,

      Responder
  2. Maribel

    En ningún momento pensé que Gambia pudiese ser un destino tan completo y tan atractivo. Es verdad que lo que tenía en mente eran sus playas. Destino muy apetecible. Gracias por el descubrimiento.

    Responder
    • Carmelo Caballero

      Gracias a ti Maribel. Nosotros también hemos quedado sorprendidos por ese país. Pero fijate que más que sus posibilidades de visita, son sus gentes. Si decides ir, no dudes en abrirte a ellos y compartir. Además, ¿sabías que es un destino genial para quitarte esos kilos de más? la calor y la humedad hace que el cuerpo prescinda de las reservas acumuladas, si te fijas, tod@s los gambianos son supermusculosos. XD

      Responder
  3. Mi Cádiz tu Cádiz

    Tienes razón en que la imagen de un país se debe a lo que vemos en la televisión.
    Solamente necesita estos países que te acerques unos días para conocer la calidad humana de sus habitantes y sus riquezas,no monetarias,culturales e históricas.
    Muy buen post.

    Responder
    • Carmelo Caballero

      Bueno…los bloggers de viaje también tenemos nuestra parte de responsabilidad y aunque siempre nos basemos en experiencias personales, no hay nada como ir y descubrirlo por uno mismo.
      Gracias por tu comentario.
      ¡Ay ese Cádiz que nos tiene enamorados a tantos…!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.