Reserva Natural Flamenca de las Dunas y Polders de Zwin (Bélgica)

Llevábamos varios días visitando y disfrutando de las ciudades flamencas cuando nuestro cuerpo nos pidió una dosis de naturaleza.

En general, las ciudades visitadas se rodean de parques, ríos, canales, pero nosotros anhelábamos grandes espacios, perdernos en la inmensidad de la natura. Así que, nos calzamos las botas, preparamos la mochila y nos fuimos en búsqueda de los espacios abiertos.

El lugar elegido para nuestra primera incursión en la Flandes verde fue la maravillosa Reserva Natural Flamenca de las Dunas y los Polders de Zwin, situada en los últimos confines de Bélgica justo en la frontera con Holanda, allá por el Mar del Norte y pegada a la Reserva Natural de Het Zwin.

Con más de 200 hectareas este peculiar zona de dunas Knokoisse, constituye una transición natural entre el Mar del Norte, las playas de Knokke Heist y los polders que, según te indican en la señalización de la reserva, es única en Bélgica.

Tras dejar el coche bien aparcado en una zona habilitada y sin ningún tipo de plano, ni apunte previo, nos introdujimos por los vastos arenales de Zwin.

Menos mal, que a lo largo de la Reserva encuentras paneles informativos en diferentes idiomas (neerlandés, francés e inglés) que nos indicaban las peculiaridades de la zona, nos señalaban rutas, zonas para el descanso, lugares para avistamiento de aves, etc.

Aún así, nos perdimos más de una vez por las dunas y polders de Zwin.

Señalización de las zonas protegidas.

Señalización de las zonas protegidas.

La reserva nos adentra en un espacio natural de pequeños y bellos contrastes. Primero una zona de marismas con un sendero realizado en madera para facilitar el tránsito.

Después, una pequeña zona boscosa, que en un día de calor como el que teníamos nos vino de maravilla.

Acceso principal a la Reserva desde Knokke Heist

Acceso principal a la Reserva de las dunas y polders de Zwin

Inevitablemente, nuestros pasos se desviaron a través de las dunas, hacia el mar. Por fin, el mar.¡Que tranquilo y pausado nos resultó el bravo Mar del Norte!

Una playa dorada, solitaria, infinita que nos dejó boquiabiertos.

Algunos bañistas, algunas parejas paseando pero de repente, una soledad inmensa nos acompañó a lo largo de nuestra jornada, cosa que agradecimos después de días visitando turísticas ciudades donde el silencio y la paz se encuentran en escuetos rincones.

Dunas "Knokoisse"

Dunas “Knokoisse”

La reserva de las dunas y polders de Zwin se sitúa en la localidad de Knokke Heist, centro destacado del turismo de playa belga. Knokke es una afamada y elegante localidad de la costa belga reconocida internacionalmente por sus balnearios y su atractivo casino.

No nos detuvimos a visitarla ya que decidimos ahondar en la belleza natural de sus alrededores.

En sus largas playas de suave y fina arena dorada se realizan frecuentes competiciones relacionadas con el viento: surf, vela, carreras de coche-vela.

Playa de Knokke Heist

Playa de Knokke Heist

Lo curioso que en el día que nosotros estuvimos, reinaba una increíble paz que nos recargó el espíritu. Que bien nos hemos sentido en esta playa.

El calor nos obligaba a refrescarnos, y aunque el Mar del Norte nos pareció, por su serenidad, el mismísimo Mediterráneo. No ha sido hasta que hemos metido los pies que hemos dicho, ¡ufff, síiiii, esto es el norte, que agua más fría!

El Mar del Norte

El Mar del Norte

Tras una merecida comida sentados entre las dunas, hemos retomado la senda de la reserva y nos adentramos en sus zonas más naturales.

Las dunas y polders de Zwin tienen una serie de peculiaridades en su flora y fauna relacionadas con su procedencia y evolución. Las plantas están todas adaptadas a la salinidad del Mar por lo que hay especies autóctonas que no se encuentran en ningún otro sitio.

Además, el lugar es frecuentado por la cigüeña blanca, símbolo de la reserva. A lo largo del camino te las encuentras paseando alegremente entre los visitantes y el resto de fauna.

Destacables son también, la vaca écossaise, el caballo Konik, el poney Setland y la curiosa “cabra de las dunas”.

Se van produciendo interesantes contrastes en el paisaje, sobre todo por la flora, ya que el terreno es completamente llano y no encontramos dificultad para caminar.

Recorridos prácticamente la mitad de los kilometros que rodean la reserva por uno de sus senderos, nos hemos topado con el Centro de Interpretación de la limítrofe Reserva Natural de Het Zwin, que se encuentra cerrada por recuperación.

Nuestra compañera de ruta :-) - La cigüeña blanca

Nuestra compañera de ruta, la cigüeña blanca

Aquí hay una zona de aparcamiento, picnic y atención al visitante. Nos ha hecho gracia ver como las cigüeñas están completamente habituadas a la presencia humana y pasean tranquilamente entre nosotros.

El resto de la Reserva nos muestra ahora unos inmensos prados salados, salpicados por pequeños estanques donde residen colonias de aves migratorias en perfecta comunidad con caballos, ponys, cabras y vacas.

Praderas de Zwin

Praderas de Zwin

Todo está pensando para que estos animales hagan una limpieza de manera natural a las praderas.

Las vacas écossaise fueron introducidas por su resistencia al frío y por su capacidad para vivir en libertad sin necesidad de cuidados.

Vaca Escocesa en Zwin

Vaca Escocesa en Zwin

A lo lago de las praderas hay senderos que llevan a observatorios construidos en madera desde donde atisbar a las aves sin molestar.

Unos paneles nos explican que esta lugar fue hasta no hace mucho un campo de aviación y que incluso, las tropas nazis lo utilizaron como almacén para sus aviones durante la Segunda Guerra Mundial.

Paisaje desde el observatorio

Paisaje desde el observatorio

Un agradable paseo por un sendero habilitado como carril bici nos ha devuelto al punto de partida. Hemos estado todo un día en contacto con la naturaleza.

Flandes tiene muchas ciudades de ensueño, pero no por ello debemos dejar de lado su espléndida belleza natural que compite sabia y ordenadamente en la atracción de visitantes.

Con las pilas recargadas y la cámara repleta de bonitas instantáneas regresamos a Dendermonde, la ciudad donde estamos alojados en couchsurfing. En nuestra cabeza ya se está fraguando la próxima escapada para descubrir las delicias de la costa belga.

Recomendaciones para visitar las Dunas y Polders de Zwin en verano

Podéis llegar hasta la reserva en transporte público. Si venís en coche hay aparcamiento disuasorio en los alrededores. Hay rutas para hacer en bici y senderos específicos para recorrer la reserva a caballo.

La Reserva de las dunas y polders de Zwin es de acceso libre y está perfectamente señalizada. Se pude comer en las zonas habilitadas como área de pic-nic.

Calzado cómodo y adaptable a las diferentes zonas por las que se pasa. Las más comunes, las arenosas.

No hay mucha zona de sombra, lo mejor, un buen sombrero para proteger del sol y crema protectora. En la zona de playas está permitido el baño a excepción de los roquedales.

A lo largo de la ruta no hemos encontrado wc, a excepción del centro de información.

Traeros vuestra comida ya que no hay ningún puesto, ni terraza, ni “chiringuito” donde comer. ¡Recordar que es una Zona Natural!

Y si os gusta la observación de aves, ¡traer prismáticos!

Vídeo de las Dunas y Polders de Zwin

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Desde octubre de 2018 me encontrarás también al frente de Penedes Lovers Enoturismo, una agencia receptiva especializada en la cultura del vino.

Artículos Relacionados

7 Respuestas

  1. Ful

    Contado así dan ganas de visitar !!
    Conozco bien Bélgica, y me encanta, pero me doy cuenta que aún tengo mucho que descubrir.

    Responder
    • Eva Puente

      Gracias Ful por tu comentario!. Pues ya sabes…, ¡toca viajar de nuevo por este bonito país!

      Responder
    • Eva Puente

      Hola Any, sí todo lo describo se encuentra en la reserva Natural de las Dunas de Zwin que fue la parte que recorrimos nosotros.

      Si necesitas alguna información, no dudes en preguntarnos.

      Saludos, Eva y Carmelo

      Responder
  2. Marina

    Hay alguna ruta para hacer por la reserva??voy a ir a Bélgica y quiero hacer un día ruta POR algún bosque o la reserva! Gracias

    Responder
    • Eva Puente

      Hola Marina, sí, la reserva tiene rutas señalizadas y muy cómodas que parten de la localidad de Knokke. No obstante si te apetece hacer una ruta por algún bosque, también puedes pasear por la localidad de Tervuren, encontrarás toda la información en la entrada: https://www.dondevamoseva.com/tervuren-genval-y-waterloo/. En Tervuren existe un Arboretum increíble donde puedes hacer una escapada fantástica en plena naturaleza y puedes llegar en transporte público hasta allí.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest