Palacio donde se ubica el museo

Tervuren Genval y Waterloo

Tras visitar Bruselas, decidimos realizar una escapa de un día por los lugares más interesantes, y a la vez desconocidos, de sus alrededores. Los rincones elegidos fueron: Tervuren Genval y Waterloo.

En todos nuestros viajes, intentamos ir un poco más allá para descubrir o visitar lugares desconocidos, pero de notable interés por su historia, su naturaleza o simplemente por ser una recomendación local.

En los alrededores de Bruselas, disfrutamos un día de naturaleza, paisajes singulares, agua, relax e historia, mucha e interesante HISTORIA de Europa.

Divertida fuente que da entrada a los jardines de Tervuren
Divertida fuente que da entrada a los jardines de Tervuren

Tervuren

Localidad a 16 kilómetros de la capital. Sobresalen el AfricaMuseum y su afamado Arboretum Geográfico, dos lugares vinculados al oscuro pasado colonial de Bélgica.

El Museo es impresionante, ubicado en el antiguo palacio real de Leopoldo II, lugar construido para guardar y acumular lo “sustraído” del Congo durante el dominio colonial.

Actualmente, el museo y las colecciones intentan mitigar el dolor y la brutalidad de uno de los holocaustos más crueles de la historia europea.

Esta historia ha pasado desapercibido para muchos de nosotros o simplemente quedó en el olvido de nuestra memoria colectiva.

Palacio donde se ubica el museo
Palacio real de Tervuren, actual Museo de África

Os puedo asegurar que hemos sentido un profundo dolor en alguna de las estancias, sobre todo la relacionada con el pasado colonial belga. 

No obstante, el museo (renovado recientemente) realiza una fantástica labor de divulgación científica y de sensibilización sobre África.

DSCN8228
Colección sobre la fauna africana

El toque megalómano del rey Leopoldo II se aprecia en todo la localidad de Tervuren, elegida para construir su “jardín africano”.

La necesidad de apariencia se aprecia en el museo, en los jardines y esculturas del conjunto real.

AfricaMuseum en Tervuren

Recomendable la visita con audioguía, imprescindible para conocer los detalles de los objetos expuestos, de las colecciones y las historias.

La entrada al Museo se inicia en el enorme hall con cúpula parecida a la del Vaticano. La grandiosidad del museo se aprecia en cada una de sus salas.

La Gran Piragua, uno de los emblemas del museo. con 22 metros de larga y 3,5 toneladas de peso
La Gran Piragua, emblema del museo, 22 m de largo y 3,5 toneladas de peso

A parte del oscuro legado del rey Leopoldo II, el museo se ha convertido en un espacio de divulgación científica y de cooperación al desarrollo.

Las salas dedicadas al arte africano, los archivos del explorador Stanley, el famoso de la pregunta “¿El doctor Livingstone, supongo?“; los proyectos científicos, médicos y culturales son de notable interés en la visita. 

Sala dedicada al río Congo
Sala dedicada al río Congo

El museo se ubica en el antiguo dominio de caza del conde de Brabante, cercano a la Fôret de Soignes (en francés) o Zoniënwoud (en neerlandés), lugares naturales muy queridos por los locales y los bruselenses. Actualmente, es un parque público.

Los sobresalientes estanques situados frente al palacio forman parte del río Tervuren, quien da nombre a la localidad.

En algunos puntos del jardín tienes la sensación de caminar por Versalles.

Canales del Tervuren
Canales del Tervuren

Arboretum Geográfico de Tervuren

Dejamos atrás el museo para conocer otro de los impresionantes rincones de Tervuren, su impresionante Arboretum Geográfico. 

Se puede llegar a pie, en bici o a caballo hasta este precioso espacio natural, de peculiares características, para disfrutar de una inolvidable jornada en los alrededores de Bruselas.

Paseos infinitos a través de espectaculares arboledas
Paseos infinitos a través de espectaculares arboledas

¿Qué es un Arboretum? Un jardín de árboles o plantas leñosas para su estudio científico. 

El de Tervuren fue creado en 1902 en unos terrenos donados por el rey Leopoldo II.

Forma parte del Bosque de los Capuchinos, al norte del Bosque de Soignes, pulmón verde de la capital belga.

Coníferas americanas en el arboretum
Coníferas americanas en el Arboretum

Recomendaciones

Ven en transporte público. Desde Bruselas hay excelentes conexiones. 

En nuestro caso llegamos en coche ya que a lo largo del día visitamos otras localidades de difícil acceso en transporte público.

En los alrededores del bosque hay muchos aparcamientos gratuitos disuasorios. 

Aunque el día sea soleado, al entrar en el bosque la temperatura baja unos grados.

Ven con calzado adecuado para caminar, ropa de abrigo y un poco de avituallamiento.

Perdidos en medio del Arboretum
Perdidos en medio del Arboretum

Los caminos son asequibles para todo tipo de personas, algunos puntos son más abruptos, pero en general todas las sendas son muy transitables.

No os podéis ni imaginar la sensación que provoca ver especies de árboles típicas de Asia o Secuoyas americanas en Bélgica.

Las diferentes especies te hacen sentir en un viaje iniciático por todo el mundo, desde un punto de vista botánico. Incluso se pueden sentir los diferentes climas.

Después de días visitando ciudades, donde el ladrillo y el cemento imponen su ley, disfrutar de un rincón como este no tiene precio.

Además, el acceso es libre y gratuito. ¡Gracias!

Rarezas asiáticas - Pseudotsuga Menziesii
Rarezas asiáticas – Pseudotsuga Menziesii

Recorremos el arboretum de manera instintiva, las indicaciones solo están en neerlandés.

Como no llevamos mapa, hemos estado perdidos un buen rato por aquí. No nos ha importado en absoluto. La cara de felicidad al terminar la visita, compensa los kilómetros caminados a través del espeso bosque.

Al final, amplias avenidas donde el trasiego de personas, ciclistas y caballos nos han devuelto al punto de inicio de nuestro recorrido. 

Lago de Genval

El hambre hace acto de presencia. Abandonamos el paraíso arbóreo para dirigirnos a nuestro nuevo destino: el Lago de Genval, icono de ocio de los bruselenses, pero un gran desconocido para los turistas.

El lago se ubica a caballo de las localidades de Rixensart (Valonia) y Overijse (Flandes).

Las bellas estampas de casas estilo Belle Époque reflejadas sobre las aguas del lago enamoran.

Enseguida encontramos un hueco para hacer un picnic y disfrutar del relax transmitido por este lugar.

Un merecido descanso
Un merecido descanso

El lago ocupa 18 hectáreas. ¿Lo mejor? Dar un paseo y admirar sus diferentes orillas.

En una de ellas se pueden alquilar patinetes, otra es un agradable parque.

Pero la más impresionante es la orilla del elegante hotel Château du Lac junto a una sucesión de restaurantes asequibles a todo tipo de bolsillos y paladares.

Château du Lac
Château du Lac
Punto de alquiler de patinetes
Punto de alquiler de patinetes

Hemos contemplado escenas de todo tipo, pero por encima de todo, ¡Genval inspira a las almas románticas!

Estampas cotidianas, parejas de recién casados haciéndose fotos, incluso, la llegada de un helicóptero particular al helipuerto del hotel, ¡todo un revuelo al pensar que eran los reyes!

Eso si, nosotros tumbados en el cuidado césped de una de las orillas, presenciando el espectáculo de lo cotidiano, sin inmutarnos.

Deliciosas mansiones Belle Époque a las orillas del lago
Deliciosas mansiones Belle Époque a las orillas del lago

Waterloo, más allá de la famosa canción

Finalizamos este relajado día en otro de los puntos históricos de Bélgica.

La siguiente localidad es mundialmente conocida ¡por la inmortal canción del grupo Abba! ¡Waterloo!

Tras recorrer todas las rotondas del municipio y dar infinidad de vueltas, (el recinto museístico está muy mal señalizado), llegamos a uno de los puntos más famosos en la historia de Europa, la Colina del León y los campos de batalla de Waterloo.

Colina del León - Waterloo
Colina del León – Waterloo

Hemos llegado con el tiempo justo para subir la escalera al cielo de 226 peldaños.

El montículo, de cuarenta metros de altura, es símbolo de la victoria sobre Napoleón y emblema de la paz en el continente.

Arriba nos espera la magnífica escultura del león, realizada con el hierro fundido de los cañones tras la batalla.

DSCN8388
Subiendo los 226 escalones de la colina

Merece la pena llegar a última hora. No queda nadie por aquí. Paseamos con tranquilidad y en silencio por un lugar muy turístico, pero donde ahora reina la paz.

En lo alto de la colina sobresalen los paneles, perfectamente ubicados en puntos clave, para seguir la estrategia de cada uno de los bandos en la batalla.

Explicaciones de la batalla de Waterloo
Explicaciones de la batalla de Waterloo

La visita se complementa con el conjunto de museos donde se explica la historia de la batalla, de Napoleón y del lugar. ¡Fascinante!

El complejo museístico cuenta con todo tipo de servicios: restaurantes, lavabos, tiendas de souvenirs y aparcamientos.

Y así, a golpe de historia, dimos por finalizada nuestra ruta por Tervuren, Genval y Waterloo, localidades imprescindibles en los alrededores de Bruselas.

Vídeo de Tervuren Genval y Waterloo

Disfruta también del vídeo en nuestro canal 3D.

Si quiere ampliar información o añadir otros lugares de interés en los alrededores de Bruselas, puedes hacerlo dejando un comentario más abajo.   

Pin It on Pinterest