Muelle del Rosario

Consejos para visitar Brujas

Nuestro paso de dos días por la ciudad ha dado para mucho, pero sobre todo para caer en la cuenta de que para visitar Brujas se necesita, al menos, cuatro días si realmente quieres disfrutar de sus encantos y de su rico patrimonio.

Ahora, si lo único que te interesa de la ciudad es hacer las típicas fotos, correr como loco para llegar a sus infinitos museos, dar el paseo en barco y ver lo más básico de su casco antiguo (declarado Patrimonio de la Humanidad), con un día, hay más que suficiente.

Por ello, si dispones solo de un día para visitar Brujas, te recomendamos esta visita guiada

Pero…, Brujas hay que tomársela con tranquilidad ya que puede llegar a empachar.

Pintando en el Begijnhof
Pintando en el Begijnhof, momentos tranquilos para visitar Brujas

A nosotros, nos costó varios días digerir el impacto de la visita a Brujas. 

Cuando eres un viajero lento, ávido de sensaciones, cuando te gusta relacionarte con los lugareños y escapas de las hordas turísticas, Brujas no es la mejor de las recomendaciones.

Sobre todo si te presentas allí a finales de agosto, en días de calor asfixiante y con el cartel de completo en la ciudad.

Menos mal que la ciudad es sabia y acaba regalando su esplendor a aquellos que tienen paciencia y que, una vez comienza el atardecer y cerrados ya sus puntos turísticos, deciden darle el homenaje que se merece.

¡Brujas, es otra ciudad por la noche!

La sutileza de sus calles medievales, el esplendor de sus torres reflejadas como lienzos impresionistas sobre los canales, rincones mágicos sacados de cuentos de hadas.

Justo en el momento del ocaso, Brujas enamora, y lo hace sutilmente, envolviéndote en una atmósfera de romanticismo casi irrespirable.

La noche de Brujas se refleja en el Dijver y entonces, tu paso se hace lento y tu corazón se llena de alegría ante tanta belleza.

Hay dos Brujas, una de piedra y otra de agua
Hay dos Brujas, una de piedra y otra de agua

Es como si de repente una voz suave, susurrante, cantara una nana para que Brujas entre en un sueño agradable y la quietud reina por encima de todo.

Cae la noche y los amantes de la fotografía, las almas románticas, los viajeros solitarios y los visitantes pacientes recorremos cada uno de los puntos emblemáticos

Al cruzarnos, nos miramos con una sonrisa cómplice, sabedores de que somos unos privilegiados. Por momentos, solo se oyen los latidos emocionados del corazón.

Mientras el resto del mundo cena, bebe, descansa o simplemente duerme, la ciudad se convierte en un ser diferente, ya que Brujas son dos ciudades.

Trepidante por el día, donde todo va a golpe de reloj, donde tus ojos se mueven a una velocidad de vértigo para poder captar tanta belleza que puede agobiar. Y serena de noche, bella, reflejada en sus canales

Por ello, os dejamos una serie de consejos para visitar Brujas en función de las horas y así aprovechar al máximo la visita.

Dependiendo de la época del año, la ciudad tendrá más o menos horas de luz y los horarios de los monumentos, museos, tiendas, cambiarán.

En nuestro caso, viajamos hasta Brujas a principios de setiembre.

Recomendable comenzar a primera hora. La luz aún es baja y da destellos sutiles.

Se disfruta una Brujas tranquila que despierta de su letargo nocturno.

Las calles aún están vacías, los museos y monumentos van abriendo sus puertas. Los horarios, en general, van de 09:30 a 12:00 y de 14:00 a 18:00.

Qué ver y hacer en Brujas 

– Consejos para visitar Brujas por la mañana

1.  Minnewaterpark – Parque del Lago del amor

Es el mejor sitio para iniciar el recorrido por la ciudad, situado a pocos metros de la estación de tren. Es el acceso principal al Beguijnof o Beatario.

Justo en sus laterales descansan los coches de caballos quienes junto a los cisnes blancos le confieren la atmósfera romántica que le hace tan famoso.

También lo recomiendo por la tarde, a la caída del sol. Acceso libre y gratuito.

Lago del Amor - Minnewater
Lago del Amor – Minnewater

2. Beguijnhof – Beguinage – Beatario

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Una pequeña “ciudad” dentro de la ciudad.

Fundado en el S XII por la Condesa Margarita como residencia de mujeres que aceptaron el voto de pureza (beatas), pero no el de pobreza.

Se ganaban la vida con sus propios trabajos. Aún reside en el lugar alguna hermana de la Orden de San Benito.

Acompañan a las casas, un tranquilo parque, la delicada Iglesia y el museo “Begijnhuisje”, que nos muestra una casa de las hermanas por dentro.

El acceso al beaterio y a la iglesia es gratuito. El museo cuesta 2€. Las puertas se abren a las 06:30 y cierran a las 18:30, el museo abre de 10:00 a 17:00

Entrada al Begijnhof
Entrada al Begijnhof de Brujas

3. Catedral de San Salvador

Es el edificio religioso más antiguo de Brujas. A pesar de la sobriedad exterior, el interior está ricamente adornado de tapices flamencos.

Destacan las joyas y tumbas medievales. En el lateral se accede al Museo Catedralicio. Su magnífico campanario forma, junto a la torre de Nuestra Señora y el Belfort, el delicioso Skyline de Brujas.

Acceso libre y gratuito. Abierto de 10:00 a 13:00 y de las 14:00 a 17:30

Reliquias del Museo Catedralicio de San Salvador
Reliquias del Museo Catedralicio de San Salvador

4. Iglesia de Nuestra Señora

Su torre, con 122 metros de altura, es la tercera de ladrillo más alta del mundo y se ve desde kilómetros.

Su estructura gótica es impresionante, aunque a veces, al mirar su torre ¡parece un rascacielos de ladrillo! En su interior se encuentra la “Madona con niño” de Miguel Angel.

Acceso gratuito a excepción del museo, 2,5€. Horario de 09:30 a 12:30 y de 13:30 a 17:00, lunes cerrado.

Iglesia de Nuestra Señora
Iglesia de Nuestra Señora

5. Hospital de San Juan – Museo Hans Meling

El antiguo hospital de San Juan es actualmente un lugar de arte y cultura. Delicioso edificio gótico con increíbles estampas hacia los canales.

Destaca en su interior el Museo Hans Meling, donde encontraréis entre otras, las reliquias de Santa Úrsula, considerada como una de las siete maravillas de Bélgica.

Entrada: 8€. Abre de martes a domingo de 09:30 a 17:00

Hospital de San Juan
Hospital de San Juan

6. Brasserie De Halve Maan

La única fábrica de cerveza que queda en el casco antiguo. Tradición cervecera desde 1865.

Un alto en el camino para comer en su Brasserie y visitar el museo que incluye degustación de la célebre Brugse Zot, ¡los locos de Brujas!

Visita guiada de 45′. No recomendada para personas con problemas de movilidad, ancianos, niños pequeños. Hay más de doscientas escaleras para subir y el acceso se va estrechando más y más según se asciende.

La recompensa es una de las panorámicas más bonitas de la ciudad y por supuesto, ¡una fresca cerveza!

Precio museo:7,5€. Comida en la taberna: 45€ dos personas. Horario: 11:00 a 16:00

7. Capilla de la Santa Sangre – Holly Blood Chapel

Doble capilla que cuenta con una Iglesia románica dedicada a San Basilio y una Basílica neogótica en el primer piso.

Lo más importante es que en su interior se encuentran las reliquias de la Santa Sangre. Horario de 09:30 a 12:00 y de 14:00 a 17:00.

Acceso libre y gratuito a las dos capillas. Cámara del tesoro 2€.

Capilla de la Santa Sangre
Capilla de la Santa Sangre

8. AstridPark – Parque de Astrid

Delicioso parque, ideal para desconectar un rato. Si no te apetece comer en un restaurante puedes hacer un pic-nic aquí.

AstridPark
AstridPark – Brujas

Consejos para visitar Brujas por la tarde

1. ¡Caer en la tentación del chocolate!

Es difícil estar en Bélgica y no caer en la tentación, aunque nosotros, más que chocolate, hemos sucumbido ante unos refrescantes helados antes del paseo en barco por los canales.

Cualquiera de las tiendas de chocolate del casco antiguo tienen auténticas delicias para los paladares más “gourmandes”! 

2. Paseo en barco por los canales

Debido a sus canales, Brujas es conocida como “La Venecia del Norte”, salvando absurdas comparativas, la ciudad tiene uno de sus mayores atractivos en el agua.

Hay una Brujas de piedra y otra que se mece en el líquido fluido.

Os aconsejo recorrer la ciudad a pie, callejear, perderos sin sentido por sus recovecos y al final de la tarde hacer el paseo en barco por los canales.

Desde el agua se capta la auténtica magia de la ciudad. Hay momentos que los canales se introducen entre las casas y solo puedes ver ese magnífico espectáculo desde el barco.

El único “pero” que les pongo es la rapidez del paseo, la masificación de las barcas y la cantidad de información dada en poco tiempo, cuesta asimilarla.

Precio 7€. Duración: 30′. Horario 10:00 a 18:00

El puente de San Bonifacio desde el canal
El puente de San Bonifacio desde el canal

3. Plaza del Burg

La plaza más bella de Brujas, destaca por la colección de edificios que la rodean.

Si os queréis entretener o tenéis todo el tiempo del mundo visitar el Ayuntamiento gótico, el Palacio de Justicia de estilo renacentista, los museos de historia de la ciudad.

Aquí se sitúa la Capilla de la Santa Sangre¡Un imprescindible de la ciudad que realza su belleza por la noche!

4. Torre Campanario de las Hallen – La Belfort

En plena Grote Markt, en el delicioso edificio de las Halles, descubrimos la Torre campanario declara Patrimonio de la Humanidad desde 1999.

Icono de la ciudad con su excepcional mirador a 83 metros de altura. Si tienes buenas piernas puedes subir los 366 escalones a través de una escalera de caracol.

Exquisita construcción medieval del s XIV. El carillón tiene veintisiete campanas que pesan veintisiete toneladas.

Horario 09:30 a 17:00. Precio: 8€. Lugar para ver también por la noche

Torre campanario - La Belfort
Torre campanario – La Belfort

5. Callejear sin sentido

Perderse por las calles anónimas de Brujas. Olvidarte de los planos, de las guías, de los mapas y de las recomendaciones. ¡Ver un callejón, seguirlo, e ir de sorpresa en sorpresa!

Actividad ideal para realizar, de manera gratuita, una vez que los monumentos han cerrado. Os aseguro que se encuentran auténticas joyas.

Calles anónimas
Calles anónimas

6. Tomar una cerveza – Duvelorium Gran Beer Café

En el primer piso del moderno y alternativo Museo Historium, se encuentra una interesante cervecería con vistas a la Grote Markt.

Amplia carta de cervezas. Ideal para tomarse un respiro mientras disfrutas de su mirador gótico y de las envidiables vistas a la Gran Plaza.

Precio: ¡dependerá de las cervezas que te tomes! 

Gran Café Duvelorium
Gran Café Duvelorium

7. Paseo en coche de caballos

Otro de los grandes clásicos de esta ciudad, sus coches de caballos.

Hemos tirado la casa por la ventana y nos hemos subido a uno. Una grata experiencia. La mejor de las maneras para conocer y profundizar sobre la ciudad.

El cochero-guía explica todos los detalles de las calles por las que se pasa, anécdotas, curiosidades (inglés, francés o neerlandés). Vamos, un lujo al alcance de todos.

Personalmente, de lo que más me ha gustado. Nos ha servido para descansar un rato y ver la ciudad desde otra perspectiva.

Precio: 39€. Duración:45′ con parada en el Lago del Amor para descanso de los caballos.

La ruta ha servido para tomar nota de lugares pintorescos que no habíamos visto, entender un poco más la ciudad y charlar con un brugense, que hasta ese momento parecen “leyendas urbanas”, alguien habla de ellos, pero ¡no se les ve!

Recomendado, hacer el paseo a última hora para presenciar el encendido de las luces y el esplendor de los canales.

8. Últimas compras

¡Antes de que las tiendas cierren hay que comprar provisiones! A esta hora las tiendas tienen otro aire.

De un plumazo han desaparecido los turistas, los agobios, las colas.

Tiendas de Chocolate belga
Tiendas de Chocolate belga y sus especialidades

Consejos para visitar Brujas de noche

1. Cenar – L’Estaminet

Lugar recomendado en la guía “Use-it” realizada por jóvenes locales.

Un delicioso rincón apartado del centro turístico situado en una recoleta plaza junto al Parque de Astrid.

Acogedor, tibiamente iluminado con velas e ideal para comer bien y no gastar mucho. Nos ha encantado su comida. Abre todos los días.

Precio: 25€ dos personas.

Delciosa cena en L'Estaminet
Deliciosa cena en L’Estaminet – foto instagram

2. Hof Arents Park – Puente de San Bonifacio

Encantador parque donde se sitúa el Puente de San Bonifacio (Puente Viejo), otro de los puntos más fotografiados de Brujas.

Apodado como el “Puente de los Enamorados” por los brugenses ya que según una tradición, aquí se tiene que robar el primer beso y muchos “Romeos” piden la mano de sus “Julietas”. 

El parque es uno de los lugares más románticos y desconocidos. Ha sido maravilloso ver anochecer en este lugar. ¡El momento en que se encienden las luces es mágico!

Otro de los pasatiempos aquí es descubrir donde se encuentra la ventana gótica más pequeña del mundo

Acceso libre al parque hasta la hora del cierre, aproximadamente 22:00h.

Puente de los enamorados
Puente de los enamorados – Brujas

3. El muelle del Rosario – Rozenhoedkaai

Sus vistas activan el romanticismo, ¡da igual si crees en ello o no!

Hay que esperar a la noche para disfrutar de este lugar único. Uno de los rincones más buscados y fotografiados de Brujas, ¡y con razón! 

Se respira la magia y la ciudad parece de terciopelo.

La iluminación es perfecta y los juegos de naranjas y amarillos acrecientan la belleza del muelle.

Tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de esta postal que se queda para siempre en tu retina y que recompensa las colas, el calor y el síndrome de turista que hemos sentido a lo largo del día.

En este punto se condensa toda la Brujas que esperas encontrar. Y además, ¡es gratis!

Muelle del Rosario
Muelle del Rosario, la imagen más cautivadora de Brujas

4. Pasear

Finalizar el día paseando tranquilamente, emocionados por uno de los lugares más bellos e incluso inquietantes que puedas imaginar.

La fantasía y la imaginación se desbordan y es entonces cuando Brujas queda en tu corazón para siempre. Después, ¡toca descansar de tanta emoción contenida!

Brujas by night
Brujas by night

VIDEO Paseo por los canales y calles de Brujas – Flandes

Disfruta también de la experiencia en video 3D

Si tienes alguna duda o necesitas algún consejo más, no dudes en contactarnos o dejar un comentario.

Nota de autor:  Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados.  Gracias a este sistema, nos ayudas a seguir adelante con el mantenimiento del blog y con nuestro proyecto viajero.

Pin It on Pinterest