Diez razones más una para visitar Mons

Los circuitos de viajes que se realizan por Bélgica dejan en el olvido interesantes ciudades, pueblos e incluso regiones. Ocurre así que pocos son los viajeros que conocen la serena y sorprendente ciudad de Mons, una pequeña joya de la región belga de Valonia que toca descubrir por infinitos motivos. 

Mons, Capital Europea de la Cultura 2015

Mons fue Capital Europea de la Cultura en el año 2015

Llegar hasta la ciudad de Mons es fácil ya que la separan cuarenta y cinco kilómetros del cercano aeropuerto de Charleroi y unos setenta de Bruselas lo que la sitúa como una interesante opción para cualquier viajero que viene al país del chocolate, las patatas fritas, el cómic y como no, la cerveza.

¿Pero, hay algo más en Bélgica que estos típicos tópicos? Sí, y en ciudades como Mons se descubre una Bélgica desconocida que atrae desde el primer momento que la pisas.

El viejo Mons

El viejo Mons

Mons es una ciudad pequeña, hecha a escala humana. Sus edificios, museos y calles son de fácil acceso y de agradable trato con el visitante.

Su población ronda los 100.000 habitantes de los cuales una buena parte son jóvenes universitarios que llegan en busca de carreras tecnológicas, ya que Mons se ha convertido en el Silicon Valley europeo.

Joven universitario de Mons

Joven universitario de Mons

En la Grand Place y aledaños, uno tiene la sensación de haberse colado en una residencia de estudiantes. Es una de las dualidades a las que poco a poco te vas acostumbrando.

A pesar de lo antiguo de  sus edificios, de su gran pasado e historia, Mons es, sobretodo, una ciudad joven.

Jóvenes universitarios salpican el casco antiguo de Mons

Jóvenes universitarios salpican el casco antiguo de Mons

Existen muchas razones para visitar Mons, aquí van las nuestras

1. La Gran Place. Peatonal, espaciosa y repleta de terrazas, es el corazón de la ciudad donde destaca la sucesión de edificios que abarcan desde el siglo XV hasta la actualidad, la mayoría están declarados Patrimonio de la región de Valonia

La plaza es el mejor punto de partida para visitar el casco antiguo.

Gran Place de Mons

Gran Place de Mons

Este amplio espacio urbano es el epicentro del combate entre San Jorge y el Dragón durante las fiestas de la Trinidad, conocidas popularmente como Le Doudou

En la fachada del ayuntamiento, se encuentra el símbolo de la ciudad, una mona conocida como la Singe du Grand Garde. Según una tradición local, hay que acariciarle la cabeza con la mano izquierda para tener suerte. ¡Pues eso hemos hecho!

La Mona de Mons, símbolo de la ciudad

El símbolo de Mons

Pero el verdadero encanto de la Grand Place surge de noche cuando sus edificios están iluminados y Mons resulta, incluso, romántico.

La Grand Place de noche - Mons

La Grand Place de noche – Mons

2. Callejear por su casco antiguo. Si algo destaca en Mons es lo bien conservado que se encuentra su casco antiguo a pesar de las batallas y guerras que ha soportado la ciudad.

Es recomendable caminar sin sentido, dejándose llevar por un pasadizo, por la entrada de un portal que lleva a un jardín oculto. Le Vieux Mons atrapa enseguida al viajero curioso.

Casas Españolas - Mons

Casas Españolas – Mons

El casco antiguo de Mons resulta una admirable sucesión de estilos que nos hablan de la historia de la ciudad a golpe de arquitectura.

Sorpresas como Las Casas Españolas, construidas mientras reinaba Carlos I de España, de claro estilo “flamenco”.

En el casco antiguo de Mons no encontrarás una casa igual a otra.

En el casco antiguo de Mons es difícil encontrar una casa igual a otra

Es un placer deambular por calles casi desiertas, donde el sonido de los pasos sobre los sempiternos adoquines se mezcla con algún sonido que sale de las casas, de los colegios o de algún restaurante.

Lo más llamativo es la variedad de los edificios ya que no hay uno igual. Un pequeño  rincón, una nueva iglesia, una plaza o un jardín sorprende al visitante a cada paso.

Iglesia de los Capuchinos

Iglesia de los Capuchinos

3. Patrimonio de la Humanidad. Pocas ciudades de este tamaño pueden presumir de tener un patrimonio como el de Mons.

Campanario de Mons - Patrimonio Mundial

Campanario de Mons – Patrimonio Mundial

La ciudad y su comunidad cuenta con un buen número de lugares incluidos en la lista de la UNESCO como Patrimonio material e inmaterial: El Campanario, Le Doudou, Las minas de Silex’s, Mundeneum y el cercano Grand Hornu entre otros.

4. Oferta cultural y de ocio. Mons cuenta con una atractiva oferta cultural en los diferentes espacios que han sido reconvertido en salas de exposición, como por ejemplo, la Sala San Jorge junto al ayuntamiento o el antiguo matadero.

La Sala de Exposiciones de San Jorge, junto al ayuntamiento.

La Sala de Exposiciones de San Jorge, junto al ayuntamiento

Sus calles más céntricas contienen una buena cantidad de modernas tiendas y restaurantes que invitan a caminar y disfrutar de las amenas tardes de la ciudad.

Los espacios culturales se encuentran repartidos por todo Mons.

Interesantes restaurantes salpican el centro de Mons

Interesantes restaurantes salpican el centro de Mons

La oferta gastronómica es correcta, rica y variada. La mayor oferta de restaurantes se sitúa entre la Grand Place y  la zona del Marché aux Herbes.

Oferta gastronómica suficiente para el gusto de cualquier paladar - Mons

Deliciosos postres en la rica oferta gastronómica de la ciudad de Mons

Place Marché Aux Herbes

Plaza Marché Aux Herbes de Mons

5. “La Metamorfosis”, una excelente transformación urbana. Con motivo de la celebración de la Capital Europea 2015, la ciudad de Mons ha sufrido una interesante renovación que se aprecia en el Vieux Mons y se ha proyectado en otros barrios de la ciudad.

Les anciens Abattoirs (Mataderos) reconvertidos en lugar para la innovación

Les Anciens Abattoirs (Mataderos) reconvertidos en lugar para el arte

Allí donde se situaban las ruinas de un antiguo matadero se ha creado un espacio de exposiciones y de innovación artística.

Un antiguo cuartel sin uso ha dado paso a la Escuela de Bellas Artes.

Escuela de Bellas Artes

Escuela de Bellas Artes

En el edificio de un antiguo convento se disfruta actualmente de un moderno hotel, y así, vamos descubriendo la delicada metamorfosis que sitúa a Mons en una ciudad moderna, atrayente, que combina pasado y presente dejando atrás la etiqueta de “ciudad museo” que generalmente se otorga a las ciudades de rico patrimonio.

DSCN7021

Hotel Dream, antiguo convento remodelado

6. Colegiata de Saint Waudru y barrio de las “canónigas”. La sobriedad de su exterior no hace presagiar la belleza arquitectónica y escultura de su interior.

La Colegiata de Mons es una pieza imprescindible para entender la idiosincrasia de la ciudad y de su historia.

colegiata de Ainte Waudru - Mons

Colegiata de Sainte Waudru – Mons

Su interior guarda importantes tesoros como las reliquias de la patrona de la ciudad Sainte Waudru, el Carro de Oro o la caja dorada que forman parte de la fiesta de la Trinidad, más conocida como Le Doudou y que llenan Mons de pasión, alegría y emotividad. 

Destaca también el conjunto escultórico, realizado en alabastro, del maestro Jacques Du Broeucq y las exquisitas vidrieras del siglo XVI.

Carro de oro

Carro de oro de Le Doudou

En el entorno destaca el barrio de las “canónigas”, una importante comunidad de “beatas” con bastante poder en su tiempo que dieron un toque femenino a la Colegiata.

antiguo barrio de las "Canónigas" - Mons

Antiguo barrio de las “Canónigas” – Mons

7. Catiau y campanario. En el punto más alto de la ciudad se encontraba el Catiau (Castillo), actualmente es un precioso parque donde sobresalen la Capilla de San Calixto (monumento más antiguo de Mons) y la estrella de la ciudad, su Torre Campanario.

Una bella construcción barroca de ochenta y siete metros de altura, declara Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Campanario de Mons - Patrimonio Mundial.

Campanario de Mons en el Parque del Castillo “Catiau” – Patrimonio Mundial.

Su interior alberga el Museo de la Ciudad y un excepcional mirador. Es la única Beffroi barroca de Bélgica, y entre otras peculiaridades destacan sus cuarenta y nueve campanas. ¡Un lugar no apto para quien tiene vértigo!

8. Un ayuntamiento muy “abierto”. El edificio estrella de la Grand Place es un lugar muy asequible para el visitante.

Un precioso conjunto de mediados del siglo XV que no ha sufrido prácticamente ningún cambio. Sobresale el color negro de sus piedras y la balconada.

Jardines del Alcalde - Mons

Jardín del Mayeur – Mons

Sus salas son exquisitas, con elementos decorativos de la época, tapices, frescos y cuadros que hablan del pasado de la ciudad y del país.

Pero lo más interesante se encuentra tras pasar sus enormes puertas. Un jardín sale al paso del visitante invitándole a una parada tranquila y relajante.

En uno de sus laterales saluda otro personaje famoso de la ciudad, “El Pícaro”, una divertida estatua-fuente que hace las delicias de propios y extraños.

Le Ropieur hace sus trastadas en el Jardín del alcalde - Ayuntamiento de Mons

Le Ropieur hace sus trastadas en el Jardín del alcalde – Ayuntamiento de Mons

El jardín está rodeado de interesantes edificios administrativos y civiles, entre los que destacan el Museo Doudou. Mirando a algunos de ellos parece que el tiempo se detuvo en el siglo XVI.

9. Las huellas de una guerra Mundial. Una opción para conocer otras historias de la ciudad es seguir los pasos de la Batalla de Mons que tuvo lugar durante la Primera Guerra Mundial.

Cementerio Militar de Saint-Symphorien

Cementerio Militar de Saint-Symphorien en Mons

En Mons, todavía, está muy presente el recuerdo de una de las batallas más importantes del siglo XX y que llevó al primer enfrentamiento entre tropas británicas y alemanas. Existe una ruta señalizada que guía al viajero por diferentes puntos claves de la localidad.

10. Le Doudou y la fiesta de la Trinidad. Catalogada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO es la estrella absoluta de la ciudad. Para todos aquellos que no pueden disfrutar en directo de esta celebración, se ha creado el Museo Doudou que consigue emocionar de la misma manera que en directo.

Museo Le Doudou - Mons

Museo Le Doudou – Mons

El día de la Trinidad, desde hace más de 600 años se reproduce la bajada de las reliquias de Sainte Waudru, el paseo del Carro del Oro y la batalla ente San Jorge y el dragón.

Esta tradicional y emotiva celebración se conoce tradicionalmente como Le Doudou.

Museo Le Doudou de Mons

Museo Le Doudou de Mons

11. Más uno…, y es que Mons tiene un secreto bien guardado que es el rico patrimonio de sus alrededores.

Lugares UNESCO como Le Bois du Luc, Los ascensores gigantes Strépy-Thieu o la imprescindible visita a la Maison Van Gogh de Cuesmes, sin olvidarse de uno de los parques más bellos de Europa, El Jardín del Mundo, Pairi Daiza.

Mons

Maison Van Gogh – Cuesmes

Mons, es mucho Mons para ser una ciudad pequeña por lo que necesita, de al menos, tres días para disfrutar de sus diferentes ofertas y propuestas.

Una ciudad para visitar en familia, en pareja o con amigos. En Mons, siempre hay un lugar donde encajar. A todo ello, añadiría, el buen carácter de los habitantes de Mons, siempre dispuestos a una agradable conversación con el visitante.

Gracias a la Oficina de turismo de Bélgica: Bruselas – Valonia y la Oficina de Turismo de Mons, por el apoyo dado en esta visita, así como a la inestimable compañía de nuestros anfitriones de Couchsourfing Cédric y Silvie que nos han acogido durante tres días en su casa.

disfrutando de la oferta de Mons con nuestros anfitriones

Disfrutando de la oferta gastronómica de Mons con nuestros anfitriones

Vídeo de Mons

Vídeo versión 3D

Sobre El Autor

Viajera empedernida, me encanta descubrir historias, personas y lugares anónimos, curiosos, ocultos a los ojos. Un objetivo: la vuelta al mundo!

22 Respuestas

  1. Alicia (DinkyViajeros)

    Estamos barajando Bélgica como posible destino para un viaje de 10 días en Octubre. Sin dudas vuestras razones me han convencido para visitar Mons, si finalmente nos vamos al “país del chocolate”. 😉

    Responder
  2. Mauxi Leal

    Hola Eva! Muy buenos tips para conocer una ciudad como Mons! Últimamente he leído posts muy interesantes sobre Bélgica, y ciudades como esta, están luchando por colarse en mi lista de próximos destinos. 🙂 Bélgica está ganando muchos puntos y muy rápidamente!

    Responder
  3. Alejandro Martinez Notte

    Sin duda Mons parece una ciudad diseñada exclusivamente para el disfrute de sus habitantes y de aquellos que llegan a conocerla, y eso puede notarle en la calidad de sus espacios públicos. Gracias por compartir esta experiencia, ahora nos quedamos con ganas infinitas de conocerla.

    Saludos!

    Responder
    • Eva Puente

      Gracias a ti por pasarte por nuestro blog y repasar las recomendackiones d eMons :-).
      Carmelo y Eva

      Responder
  4. Hely

    Me ha gustado mucho el post. A los que nos gusta viajar y descubrir nuevos lugares, nos vienen bien todos los estos consejos. Las fotos están preciosas y retratan bien lo bonito que es el pueblo.
    ¡Enhorabuena, Eva! Gracias por compartirlo!

    Responder
    • Eva Puente

      Gracias a ti por comentar Helly y disculpa nuestro retraso en responder!!! Menuda sorpresa me he llevado al encontrar estos comentarios sin respuesta. Ahhhh!.

      Un abrazo,
      Eva y Carmelo

      Responder
  5. wircky

    Hola Eva!! Tienes toda la razón, yo también fui a las ciudades típicas y Mons ni se me pasó por la cabeza. Parte de la Grand Place me recuerda a la de Bruselas. Las fotos de la Colegiata te han quedado magníficas 🙂 Saludos viajeros!!

    Responder
    • Eva Puente

      Un saludo!!! disculpa por el retraso en la respuesta. Ocurra con muchos viajeros, Mons es la que se queda en el tintero :-).

      Responder
  6. Maruxaina Ysumochila

    Conocí Charleroi y Leuven el año pasado y me quedé con muchas ganas de volver a Bélgica.
    Me ha gustado mucho el paseo por Mons, no lo conozco así que tomo buena nota de vuestros consejos 🙂
    Saludos!!

    Responder
    • Eva Puente

      Muchas gracias Maru!!! Perdón por el retraso en la respuesta, pero parece ser que hemos tenido problemas para visualizar los comentarios de esta entrada!!.

      Un abrazo,
      Eva y Carmelo

      Responder
    • Eva Puente

      Un abrazo Dani, disculpa el retraso en la respuesta! ya le voy comentando al resto de personas que no sabemos lo que ha pasado con estos comentarios que no vimos hasta ahora!!!

      Espero que cuando vuelvas por Valonia, visites Mons!!
      Eva y Carmelo

      Responder
  7. Sandra

    Desde luego que con la cantidad de recomendaciones sobre Mons que leo últimamente, ni se me pasará por la cabeza saltármela cuando visite Bélgica. Pero es que además se ve una ciudad chulísima. Me ha gustado mucho tu vídeo!

    Responder
    • Eva Puente

      Perdona por el despiste en contestar!!! no sé porqué los comentarios los hemos visto con retraso!!! OMG!!!
      Muchas gracias por pasarte por nuestro paseo por Mons y espero que te inspire en tu viaje a bélgica!
      Eva y Carmelo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.